A continuación os incluimos la traducción de la entrada publicada por Cubicle 7 (en ingles) sobre el arquetipo de los Idoneth Deepkin, el emisario Akheliano.

Bienvenidos a otra entrada de los Lunes en los Reinos mortales. A medida que preparamos el lanzamiento de Warhammer Age of Sigmar: Soulbound, queríamos compartir el último arquetipo para los Idoneth Deepkin — ¡el orgulloso e implacable emisario Akheliano!

Guerrero de élite

Eres un parangón en las artes aelven del liderazgo y la guerra.

Los Akhelianos son la casta de guerreros de los Idoneth Deepkin. Cada uno de ellos es un guerrero consumado, la aptitud de sus almas para las artes militares es seleccionada por los Isharann a una edad temprana, y son educados implacablemente en el dominio de las espadas en el asydrazor — una escuela Idoneth dedicada a perfeccionar las habilidades y el liderazgo militar. Desde el desgraciado nacimiento de la raza en los profundos océanos de la Era de los Mitos, los Idoneth han buscado la seguridad a través del aislamiento, pero las sacudidas del Necroquake y la estimulación de su nemesis ancestral, Slaanesh, han obligado a muchos Akhelianos de asydrazor a reconsiderar cuanto enfatizar una habilidad hasta ahora no valorada — la diplomacia.

Llevando talismanes de valor incalculable que les hacen brillar dentro de una capa marina etérea que les permite a ellos y a las monturas que les acompañan moverse y respirar libremente en tierra, los emisarios Akhelianos son la voz de los Deepkin en las Ciudades Libres de Sigmar. Para muchos, esto es visto como un castigo, y como que los comandantes Akhelianos se han librado de estas molestias convirtiéndolos en emisarios. Sin embargo, otros, especialmente cuyos enclaves han sufrido bajo los crecientes peligros de esta nueva e incierta épica, tratan la elección de emisarios con una seriedad mortal, seleccionando sólo a los más virtuosos de los aleven para representar sus intereses en el extranjero.

Quizás impartidos por recuerdos brillantes de la gente perdida de Teclis, los Akhelianos son de los pocos lo suficientemente valientes para ir a la batalla encima de algunas de las poderosas monturas que los Idoneth han atado para ellos. Dominados por los Idoneth, estas poderosas criaturas marinas son cegadas por un casco y controladas mágicamente para hacerlas más manejables. Los Fangmora, depredadores serpentinos rápidos y mortales del tamaño de caballos, son la montura preferida de los Akhelianos. Algunos aspiran a dominar un día una Pesadilla de las profundidades como  el legendario Alto Rey Volturnos, pero esas bestias monstruosas de escamas no se controlan tan fácilmente.

‘¡Juro que es cierto! Una niebla marina llena de fantasmas y bestias salvajes azotó nuestra aldea. Cuando remitió, sólo quedaban cuerpos — ¡Cascarones huecos sin nada dentro!

Gassan, último residente superviviente de Farwind antes de ser llevado a la horca

Un emisario Akheliano existe en una posición única y peligrosa, sólo en un entorno hostil, con poca esperanza de ver como su alma regresa al chorrileum de su enclave en caso de su desaparición. Convertirse en un Soulbound garantiza la libertad de su alma de las depredadoras garras de Slaanesh. Y puesto que el Príncipe Oscuro siempre está hambriento de sus almas, la promesa de una violenta disolución tras su muerte no es trato injusto. En consecuencia, a pesar de la escasez de los Deepkin, los emisarios Akhelianos se pueden encontrar entre los Soulbound.

Ilustración de Runesael Flynn

FECHA mayo 7, 2020 7:56 am

PUBLICADO POR igest

Otros artículos relacionados

Colabora con IGARol

Si quieres colaborar con esta comunidad puedes realizar una pequeña donación con la cual ayudarás a que podamos sufragar el mantenimiento de la web y trabajar en futuros proyectos.

A continuación encontrarás un botón para realizar la donación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.