El Maldito I

Partida dirigida por Saratai.

Moderadores: Saratai, Moderadores

Avatar de Usuario
Saratai
Escuerzo Alado
Escuerzo Alado
Mensajes: 1232
Registrado: 23 Ago 2007, 18:34
Ubicación: En tu oreja, diciendote que quemes cocos

Mensaje por Saratai » 20 Feb 2009, 13:51

Lentamente, Blok y Skorpio bajaron las escaleras que llevaban al interior de la casa. Los rehenes estaban tirados en el suelo, con las mordazas puestas. Cuando Skorpio avisó a los dos mutantes, ambos cogieron a los prisioneros para llevarlos fuera. Los pobres, asustados, lloraban presos del miedo. Sin embargo, antes de que cruzaran la puerta, Urchaven retrocedió. Las sorpresas que aquella mujer daba cada poco tiempo eran habituales para todos, pero Skorpio aun no estaba acostumbrado. Esta vez no fueron brazos lo que salieron de su cuerpo, sino saliva verde desde el cerrado yelmo.

No tardo la mujer en quitarse el casco, dejando ver un rostro más hermoso que el que Wolfrin habria podido imaginar. Su piel tenia una tonalidad pálida, casi morada, y sus bellos y siniestros labios negros rezumaban un olor embriagador. Por no hablar de los ojos, de un color carmesí y una forma tan antinatural que resultaba perfecta, al menos para los ojos de un perdido. En su cuello podian apreciarse tatuajes y marcas paganas, las mismas que seguian aquellos que en esos instantes, cientos de kilómetros más lejos, arrasaban las tierras de los padres y abuelos de Wolfrin. Aun colgaba hilos de saliva desde su boca mientras apretabas sus sienes con fuerza. Al parecer estaba teniendo una visión.

Innes Urchaven

-Mi cabeza... Otra vez estoy viendo mi muerte... Los estoy viendo a ellos, a mis asesinos... ¿Diez, veinte, treinta?... Oigo el relinchar de caballos... No se si son soldados o no. Barret, da la alarma, tenemos que estar preparados para otro ataque.


Barret no dudó ni un segundo. Innes ya habia tenido muchisimas premoniciones de su propia muerte. Sin duda estaba bendecida con visiones por algún ente sobrenatural, aunque ella no lo demostrase abiertamente. Fuera como fuera, ése era el secreto de Muerte en los Caminos. Gracias a las visiones de Urchaven habian predecido el ataque de varios cazadores de brujas, y con el de esa misma tarde ya eran ocho con los que el grupo habia acabado. Si a eso se le añadia la malsana brujeria que Innes practicaba, ella era, indudablemente, uno de los miembros más utiles de aquellas parodias de vida llamadas mutantes.

Blok y Skorpio ayudaron a Urchaven a salir, llevando a los rehenes fuera. Para cuando salieron al exterior de la casa, Barret ya habia avisado a los demás y todos estaban con las armas listas, preparados para planear una táctica. Lo malo de las visiones de Urchaven eran que, aunque ciertas, nunca eran muy exactas, y eran incapaces de predecir cosas como el número de los asaltantes, la dirección o el momento exacto del ataque. Mientras Sylen y Muerte en los Caminos pensaban una manera de defenderse, Blok le quito a los rehenes las cuerdas y empezó a explicarles que iban a atacarles, que ellos ahora eran monstruos y que tenian dos opciones, o morir o ayudar. Ante un ataque inminente, cualquier aliado era bueno.

Ahora, bajo la luz de las lunas, los efectos de la piedra en los rehenes era patente. El hombre al que le faltaba la lengua habia desarrollado unas piernas largas y sin rodillas. La pobre muchacha tenia ahora el cuerpo repleto de ojos. Y en cuanto al tercer tipejo, el mellado, su piel estaba llena de manchas azules, que recordaban a la de una serpiente venenosa. Ahora ellos también compartian la desgracia y el horror de la tranformación, aunque su débil estado de saludo tampoco les permitia comprobarlo.

Pero no solo ellos habian cambiado. Tras un buen rato en esa zona, las piedras estaban creando ciertos efectos secundarios en las plantas y matojos cercanos. Skorpio pudo percibir como algunas ramas del suelo empezaban a moverse, como si de pronto hubieran cobrado movilidad. Al tiempo de todos estos cambios, cada mutante iba colocandose en posiciónes distintas, discutiendo frenéticamente acerca de que estrategia seguir ante el ataque que seguramente, pronto tendria lugar...

Avatar de Usuario
Nimref
Gor Acechante
Gor Acechante
Mensajes: 901
Registrado: 23 Nov 2008, 20:56
Ubicación: Logroño, La Rioja, España

Mensaje por Nimref » 20 Feb 2009, 15:28

Wolfrin Skorpio

Wolfrin se qedo algo asustado al ver todas esas ramas moverse por el suelo... pero pronto, Skorpio tomo posesion del cuerpo, y tomando una de las pistolas, pregunto en voz alta:

¿Por donde esta la ciudad mas cercana? Skorpio se dirigio al grupo de mutantes en general, esperando una respuesta rapida, q diera pie a su propia estrategia...

¿Donde esta la ciudad mas cercana? Debemos vigilar la ruta de la ciudad en esta direccion, y observar cualqier movimiento para poder estar prevenidos y q no nos pillen por sorpresa... El grupo de "exploracion" debe estar compuesto por 3 personas, q deben vigilar, y en cuanto vean el menor atisbo de movimiento y puedan certificar q es un grupo, q se dirija uno de los 3 hombres al resto de mutantes, aqi localizados. Los otros dos seguiran vigilando al grupo, conociendo su numero y armamento, para estar finalmente mas prevenidos...

Skorpio miro a Sylen y Muerte en los caminos q estaban pensando una buena estrategia...

Q os parece? Pregunto, realmente interesado

Es la unica estrategia posible, y lo sabeis... no podemos escapar en esta llanura...
You can take my mind and body, but you can´t take my pride

Avatar de Usuario
Saratai
Escuerzo Alado
Escuerzo Alado
Mensajes: 1232
Registrado: 23 Ago 2007, 18:34
Ubicación: En tu oreja, diciendote que quemes cocos

Mensaje por Saratai » 23 Feb 2009, 11:51

Madrugada del 29 de Ulricario.

Sylen y Muerte en los caminos atendieron a las palabras de Wolfrin, bastante interesados.

Muerte en los Caminos

-Si, yo estar pensando eso. Yo calcular tiempo de llegada. Para Averheim, a pie doce horas. A Rughsdorf, a pie, dos. A Tannfeld, seis o siete. Monheim, cuatro. A Sorghof, yo creer que la última vez, a pie, unas tres horas. La mitad de tiempo en caballo. Desde más lejos, mucho tiempo.


El mutante siguió expresandose, con difultad, pero con conocimiento de causa. A sus pies, el horripilante monstruo Fredd regurgitaba comida y restos de ropa.

-Tú hablas bien, tu conoces como piensa un patrullero. Pero tu no sabes contar bien. No poder enviar tres personas a cada punto. Nosotros mandar tres para toda rutas. Sylen, tu ir por las rutas de Tannfeld, Sorghof y Rughsdorf. Rutas cercanas, ser fácil ir de una a otra. Barret, tu coger caballo negro e ir por la ruta de Averheim. Y tú, Skorpio, tu coger otro caballo, caballo blanco, e ir a ruta de Monheim. Yo querer que vosotros ir al punto más alto de cada ruta para ver a lo lejos, y volver en media hora aqui. Nostros esconder la mitad en dentro de casa, y otros fuera. Cuando ataquen, ellos llevar mala sorpresa.

No hubo duda alguna. Todos hicieron su parte sin rechistar. Muerte en los caminos se quedó fuera de la casa, junto a Dragón y a Urchaven. Dentro de la casa permanecerian Revkha, Bel y Blok, listos para salir en cuanto se hiciera una señal. Cada uno hizo su parte.

Wolfrin, cuando vas a la ruta de Monheim cabalgaste durante media hora, hasta encontrar un buen monticulo. Al cabalgar recordaste lo importante que era montar un buen caballo cuando se trabajaba protegiendo caminos. Tras hechar un vistazo a toda la extensión de terreno que se alargaba durante millas desde el monticulo, no conseguiste ver nada.

De regresar al punto de reunión, verás fuera de la casa a Muerte en los Caminos, junto a Dragón y a Urchaven. Poco después, llegaria Sylen sin noticias nuevas desde sus rutas. Y por último, Barret, cabalgando y agitando su malformada mano desde lejos. Estaba claro por dónde venian.

Avatar de Usuario
Nimref
Gor Acechante
Gor Acechante
Mensajes: 901
Registrado: 23 Nov 2008, 20:56
Ubicación: Logroño, La Rioja, España

Mensaje por Nimref » 23 Feb 2009, 12:47

Wolfrin Skorpio

Estaba claro por donde venian, y ahora las estrategias podian ser mas concretas...

Si vienen por alli podemos plantarles cara o emboscarlos... Wolfrin se dirigia sobretodo a Muerte en los caminos y Sylen, que sabia que podrian valorar mejor su estrategia...

Podríamos orquestar dos ataques, mas la pelea final aqui... tenemos dos caballos, y Sylen es rapido, si les atacamos una o dos veces antes de que lleguen, estaran mas cansados, y aunque precavidos, casi derrotados, ademas podriamos comprobar su equipacion y pensar una pequeña estrategia antes de la pelea final... y... por cierto, si tenemos piedra bruja, creo que podriamos usarla contra ellos... :twisted: la enterramos en la direccion que traen hacia aqui a poca distancia de la superficie, lo justo para que pase desapercibida... y los cambios que les produzca los descolocara... q os parece?

Muerte en los caminos parecia sopesar su idea.. Por fin podre probar mi nueva cola... Penso Skorpio...


FDI del Master: La historia continua en Muerte y Renacer
You can take my mind and body, but you can´t take my pride

Cerrado

Volver a “Prisión de almas”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado