El Maldito I

Partida dirigida por Saratai.

Moderadores: Saratai, Moderadores

Avatar de Usuario
Nimref
Gor Acechante
Gor Acechante
Mensajes: 901
Registrado: 23 Nov 2008, 20:56
Ubicación: Logroño, La Rioja, España

Mensaje por Nimref » 10 Feb 2009, 17:19

Wolfrin Skorpio

Skorpio se paso la lengua por los labios.... Ñam-ñam...

Con un rugido, agito su nueva cola, y sus compañeros lo miraron por un momento, creyendo que se abalanzaria sobre el caballo y su jinete, pero cogio la pistola, apunto y simplemente dijo....

Pum! Muajaja!!! Y con una fanatica risa disparo su pistola, al tiempo que seguia moviendo nerviosamente su cola.

Accion: apunto con la pistola y hago un "ataque" normal, de disparo.
You can take my mind and body, but you can´t take my pride

Avatar de Usuario
Saratai
Escuerzo Alado
Escuerzo Alado
Mensajes: 1232
Registrado: 23 Ago 2007, 18:34
Ubicación: En tu oreja, diciendote que quemes cocos

Mensaje por Saratai » 11 Feb 2009, 10:11

La desesperación del cazador de brujas se hizo presente. ¿Iba a ser éste su final, tras tantos años de trabajo? ¿Ahora que estaba tan cerca de encontrar a aquellos hombres, unos simples malformados iban a terminar con él sin que pudiera defenderse? Al menos uno de sus hombres se habia retrasado, y aun existia la esperanza de que todo su trabajo continuase, a través de él. Una pequeña oración, una letania en su mente, para que su último superviviente se retrasara un poco más.

Sigmar, ayudalo a sobrevivir a él, pues yo moriré aquí por ti. Aguardame en tu palacio de los cielos y dejame un lugar cerca de tu trono.

Y aunque en su cabeza todo se hubiera parado, a su alrededor la masacre continuaba. No habian podido hacer nada. Atrás, Fredd habia engullido con facilidad a la muchacha, mientras el resto despedazaban los miembros del hombre con el saco, desgarrando sus extremidades en cuestión de segundos. Era algo demasiado salvaje, más aun que en la cueva. Unos metros más adelante, las balas resonaban fuertes. Skorpio y Manocangrejo dispararon sus armas contra el cazador, las cuales dieron en el caballo y lo mataron al instante. Sylen volvió a dispararle, clavando su flecha en su fiel corazón, para que después Dragón le prendiera fuego.

Ahora el inquisidor comprendia el dolor que sentian sus victimas cuando las enviaba a la hoguera. Envuelto en impias llamas, soltó su espada, quitandose las incendiadas ropas. Block y Urchaven corrieron para apagar las llamas del hombre, pues nada les complaceria más que corromper a quien se creia incorruptible. Pero no seria a aquel hombre. Mientras ardia, gritó ante los transmutados en un último lamento.

Inquisidor Raztfon Delvermann


-¡Escuchad! Vosotros sois los perdidos, vosotros sois los condenados. Pero yo soy Raztfon Delvermann, y ya estoy salvado.


Tras decir esto, dejó su mandibula bien abierta. Con unas lágrimas que no apagarian el fuego que lo consumia, cerró sus ojos, y apretó entre los dedos de su mano derecha la culata de su pistola. Elevó su brazo y colocó la pistola que su mango agarraba a la altura de la cara. Introdujó el cañón bien dentro de su abierta boca, y pulsó el gatillo. Un último disparo se oyó en la colina, pintando las verdes hierbas de aquel prado.

El cadaver tenia los ojos grises. Seguramente no habria muerto por el fuego, pero nadie podria decir jamás que a un Inquisidor de la Orden de Templarios de la Santa Sangre de Sigmar que unos mutantes lo habian matado. No, el habia muerto, pero no habia perdido. Un concepto que a aquellas personas, a aquella banda de mutantes, era incocebible. Ellos solo pensaban en sobrevivir, de la manera que fuera. Por eso Barret estalló en risas, colocandose el sombrero medio chamuscado del cazador en su cabeza.

Al final habia sido una buena idea disparar. De haber atacado en cuerpo a cuerpo, las cosas habrian sido diferentes. Ahora, dos caballos, uno blanco con una flecha clavada en una pata, y otro negro y nervioso, quedaban listos para que los mutantes se hicieran con ellos. Además, los mutantes ya se estaban repartiendo las armas de los vencidos. Muerte en los Caminos se hizo con el mayal del fanático, Urchaven miraba el libro y las ropas de la mujer, y Bel-Hanaret se quedó con la espada del cazador. Aun quedaban los guantes del cazador, su pistola, tres dagas y una bolsa con 20 balas y 15 coronas. Los mutantes habian vencido sin sufrir daño alguno, y a cada victoria su armamento mejoraba.

Era el momento de probar las piedras de energia con los pueblos.

FDI: Wolfrin, el combate ha sido rapidisimo. Puedes intentar convencer a los demás para hacerte con algún caballo, arma o dinero, pero siendo de los nuevos tendrás que usar buenos argumentos. En poco tiempo, os pondreis de nuevo en marcha para comenzar a convertir a las casas de Sorghof y a sus habitantes.

Avatar de Usuario
Nimref
Gor Acechante
Gor Acechante
Mensajes: 901
Registrado: 23 Nov 2008, 20:56
Ubicación: Logroño, La Rioja, España

Mensaje por Nimref » 11 Feb 2009, 20:51

Wolfrin Skorpio

Skorpio rugio en señal de victoria

De nada te sirven tu fe y tus creencias ahora, humano...

En lo mas profundo de su alma, esa ultima palabra le resulto extraña, y familiar, pero desecho rapidamente la idea... Observo la pistola y la bolsa con las balas... Mm... me sera util...

Se fue acercando poco a poco al resto de mutantes

Buena victoria hermanos!!!!!!!! Mientras andaba hacia ellos escupio al cuerpo del cazador de brujas, mientras se agachaba hasta coger la pistola y la bolsa con las balas y mantenerlo en alto Hermanos... alguien precisa de este material? Yo ciertamente lo sabre utilizar con toda la habilidad de la que soy capaz... y creo que me sera muy util... claro que... si alguno de vosotros lo necesitara mas...

Espero que no pretendais arrebatarme lo que es mio... Si mientras ese pensamiento recorria su mente alguien pudiera haberle mirado a los ojos y verlos con claridad, podria habr visto una maldad mas alla de toda razon en ellos...
You can take my mind and body, but you can´t take my pride

Avatar de Usuario
Saratai
Escuerzo Alado
Escuerzo Alado
Mensajes: 1232
Registrado: 23 Ago 2007, 18:34
Ubicación: En tu oreja, diciendote que quemes cocos

Mensaje por Saratai » 12 Feb 2009, 10:07

Los mutantes estaban felices. Gritos de jolgorio, abrazos y victoria se respiraban a cada paso. A una milla de distancia, fuera de la vista de aquellos monstruos salvajes, más parecidos a una manada de lobos que a una sociedad constituida, un hombre lloraba sobre su caballo, consciente de la masacre y de la muerte de sus amigos y de su señor. El hombre no lloraba lágrimas de tristeza, si no de rabia y furia. Si él hubiera estado alli, si hubiera sido más rápido. No valia la pena hecharle la culpa al minero con el que habia hablado, Lars Fegder era el único culpable. Un latigazo cruzó su espalda, y otro, y otro más. Se castigaria a si mismo por tal falta. Dió media vuelta a su caballo, y dejó la venganza para otro momento. Pero se juró mataria a los culpables, aunque le costara su propia vida en el proceso.

Al tiempo, Barret agarraba los dos caballos. Servirian para transportar a los rehenes hasta el momento de su intercambio. El dinero se lo quedó todo él, pero dejó la pistola a Wolfrin, además de las balas. No era cuestión de quitarselo todo al novato.

Barret Manocangrejo

-Qué va Skorpio, quedatelo tú todo, y recuerda de mantener cargadas siempre las dos pistolas, para cualquier emergencia. Nos vendrá bien un buen pistolero en el grupo, proque yo no tengo tantas manos como Urchaven, jejeje.

Blok, Revkha y Urchaven se rieron. Dragón, Sylen y Bel, callaron como de costumbre. Y Muerte en los caminos no comprendió la broma. Mientras terminaban de rapiñar lo que les faltaba, el grupo se dirigió a una granja cercana al punto de intercambio. No querian que se les hiciera muy tarde, era más divertido ver las caras de la gente cuando estaban a punto de acostarse. Hoy, la vida de una familia cambiaria por completo. Y tendrian que ser Revkha y Skorpio quienes la cambiaran. Según Barret, si estaban listos para convertir a otros en mutantes, incluso a niños pequeños, entonces estarian listos para llevar a cabo la transmutación de los pueblos de Averland.

Al llegar a la granja, unas tenues luces salian de su interior. Muerte en los caminos le entregó tanto a Revkha como a Wolfrin unos pequeños troxos de piedra de disformidad, envueltos en extrañas telas.

Muerte en los Caminos

-Vosotros ir dentro y convertir a gente de granja. Vosotros no abrir bolsas y no tocar piedras, tocarlas solo las gentes de granja. Id.


Tras este claro mensaje, Muerte en los caminos indicó a los dos novatos que entraran en la casa. Sin lugar a dudas, los exterminios de mutantes y las huidas de algunos grupos obligaban al horroroso lider a convertir a cuanta gente pudiera. Y si con ello podia provar la lealtad de sus nuevos hombres, mejor que mejor.

FDI: Antes, has fallado la tirada de percepción y no has podido ver al fanático que os observaba en la distancia. Ahora, Muerte en los caminos os obliga a ti y a Revkha a ir solos dentro de la casa, para convertir en mutantes a todos los que estén dentro.

Avatar de Usuario
Nimref
Gor Acechante
Gor Acechante
Mensajes: 901
Registrado: 23 Nov 2008, 20:56
Ubicación: Logroño, La Rioja, España

Mensaje por Nimref » 12 Feb 2009, 20:12

Wolfrin Skorpio

Gracias hermano!!! Rugio, y no puedo hacer otra cosa sino abrazarlo...

Realmente ahora somos hermanos... Penso mientras miraba al resto de mutantes...

Avanzaban hacia la casa al tiempo que recargaba ambas pistolas (la recien obtenida y la antigua) Ciertamente me sera util...

Al llegar a la granja, cuando Muerte en los caminos le comunico su mision, Wolfrin sufria en el interior de su cuerpo, pero la unica parte que salio a la luz fue Skorpio...

Si, señor... Dijo mientras se pasaba la lengua por los labios y su pelo le tapaba la cara, de modo que parecia emanar maldad... Cogio la bolsa y se dirigio hacia la casa...

Tocaran la piedra... quieran o no... Dijo mientras agito la cola y cogio con la mano libre una pistola, cargando el arma... Quieran o no... Repitio, como escupiendo las palabras, con pura maldad...
You can take my mind and body, but you can´t take my pride

Avatar de Usuario
Saratai
Escuerzo Alado
Escuerzo Alado
Mensajes: 1232
Registrado: 23 Ago 2007, 18:34
Ubicación: En tu oreja, diciendote que quemes cocos

Mensaje por Saratai » 13 Feb 2009, 14:45

La puerta de la casa donde la familia de granjeros vivia se abrió destrozandose en el proceso. Revkha la habia tirado al suelo a base de hachazos, como si de un árbol se tratara. A su espalda colgaba el saco que llevaba sus trozos de piedra, reobtando con su metálica piel, que parecia inmune a cualquier astilla de madera que saltase por los aires. El viejo leñador estaba empezando a sufrir cambios más profundos que los visibles. Su mente se volvia obsesiva e iracunda a cada hora que pasaba. Apretaba los puños con fiereza por el mango de su enorme hacha de leñador, moviendola violentamente a cada ocasión que tenia. Y ahora, delante de los granjeros, iba a tener una gran oportunidad.

Los dos mutantes entraron en la casucha, Skorpio agitando la letal cola y armado con su par de pistolas, y Revkha delante, moviendo el arma horzontalmente. No tardaron en despertar a los habitantes de la casa: Un hombre con su esposa y sus cinco hijos, tres niñas y dos niños, de entre dos y nueve años. Al ver a las dos imponentes figuras, de monstruosas apariencias, sus gritos llenaron el ambiente. Gritos, llantos y rezos por doquier, el miedo inundaba la estancia y llenaba los crueles corazones de los asaltantes, animandoles a continuar con su macabra labor. Sus oscuras siluetas representaban el terror a lo prohibido, el miedo a la maldad pura. Revkha, viendo gatear a uno de los niños pequeños hacia su madre, no dudó en patearlo, lanzandolo de un golpe contra una fea mesa hecha con viejos tablones de madera. La mujer y el hombre pidieron piedad para con sus hijos, con furia y terror en los ojos, pero solo recibirian a cambio dolor y sufrimiento. No importaba que apelaran a ningún dios, su destino ya estaba sellado.

Cuando Piel de Cobre abrió su saco, el pobre cabeza de familia cogió un mayal para arar el trigo, pues no dejaria que aquellos seres hicieran daño a su familia sin luchar primero.

FDI: Recuerda que tus malformaciones te hacen amenazador, y que los campesinos están muy asustados. Hay más de una manera de extender las mutaciones, aunque todas resultarán crueles y sádicas.

Avatar de Usuario
Nimref
Gor Acechante
Gor Acechante
Mensajes: 901
Registrado: 23 Nov 2008, 20:56
Ubicación: Logroño, La Rioja, España

Mensaje por Nimref » 13 Feb 2009, 17:15

Wolfrin Skorpio

Ver a tantos humanos en una situacion tan vergonzosa para ellos le produjo risa, una cruel risa...

Alzo su pistola apuntando al padre, al tiempo q alzaba la bolsa y la mantenia en alto...

Mira mendrugo... te lo dire facil y rapidamente... el "dios" al que tanto rezas y pides que proteja a tu familia... mm... como decirlo... NO EXISTE! crees que si existiera permitiria que fieles devotos como vosotros estuvierais aqui? ahora? Miro a Revhka y ambos nos reimos estruendosamente... Y no preocupes humano... ninguno de ELLOS sufrira daños.. muajaja!!!! tu estas pagando demasiado cara tu osadia...

Skorpio se fue acercando a los campesinos poco a poco, tendiendo el saco hacia los niños, mientras apuntaba a la cara del padre...
Vamos muchachos... no querreis quedaros sin vuestra razon de magia.. Dijo poniendo una mirada de complicidad a los niños... Os hara realmente poderosos... os lo prometo... ni el mismisimo Sigmar soñaria con tener estos poderes..

Mas vale que no hagas nada raro, mamon... Venga muchachos... venid... Digo y pienso mientras miro a los niños y luego al padre...

Miro a la madre algo extrañado de que no haya intentado proteger a sus vastagos... pero me mantengo alerta ante cualquier movimiento de la familia...
You can take my mind and body, but you can´t take my pride

Avatar de Usuario
Saratai
Escuerzo Alado
Escuerzo Alado
Mensajes: 1232
Registrado: 23 Ago 2007, 18:34
Ubicación: En tu oreja, diciendote que quemes cocos

Mensaje por Saratai » 16 Feb 2009, 10:52

El padre de los niños se mantuvo firme, pero al ver la pistola del mutante sopesó sus posibilidades de salir vivo de alli en caso de combate: Ninguna. Soltó el mayal, y de rodillas imploró perdón, preguntado que qué demonios estaban haciendo. más ya estaba bien claro.

Skorpio tendió el saco hacia los crios. Los pequeños, asustados, se refugiaron todos con su madre, la cual estaba muerta de miedo, paralizada de terror ante los monstruosos asaltantes. Las piedras del saco de Revkha salieron al exterior, lanzadas por éste en dirección al padre de la familia. Libres de las telas que las protegian del aire exterior, la corrompida energia de aquellas rocas comenzó a extenderse, contaminando a los presentes. Sin duda, aquellas piedras eran mucho más fuertes que las de la anterior casa, pues solo con estar cerca ya propagaban su poder. Tanto el padre como Revkha empezaron a retorcerse en el suelo al entrar la energia de disformidad en sus débiles cuerpos. Y no sólo ellos. Los niños y su madre también sufrieron espasmos, siendo victimas de dolores indescriptibles. El único que no sufrió percance alguno en su cuerpo fue Skorpio. De nuevo, una vez más, demostró una gran resistencia al cambio. No era la primera vez que ignoraba los efectos de la piedra, y viendo el sufrimiento que padecian los campesinos y Revkha al entrar en contacto con las energias de los fragmentos, pudo sentirse aliviado.

Tras unos minutos de gritos y agonias, los presentes dejaron de retorcerse. Ahora, los niños y su madre habian intercambiado miembros en una transmutación horripilante y malsana, que hasta hizo que Wolfrin retrocediera asustado de ver lo que habia ayudado a crear. Algunas cabezas, manos y pies se manifestaban en el mutado cuerpo de la madre, mientas que cada niño tenia un excedente de carne en sus pequeños y monstruosos cuerpos. Los chiquillos intentaban caminar, pero sus extremidades habian quedado inutilizadas en el poderoso cambio. Mientras tanto, el padre y Revkha habian experimentado el mismo cabmio. Sendas protuberancias se hacian patentes en el cuerpo de los dos. Cuchillas afiladas salian de la cabeza y del cuello de Piel de cobre, mientras que el campesino obtenia dedos en los lugares en los que Revkha tenia hierro. Era, sencillamente, espeluznante.

En las mutaciones de aquella gente no habia nada de poder, solo maldición. De nada les servia haber perdido piernas y ganado dedos, sólo habian empeorado su ya de por si mala situacion. Sin duda, no podia existir ningún Sigmar que permitiera que sus fieles acabaran asi.

Con tales pensamientos en mente, la puerta de la casa se abrió una vez más. Por ella apareció Barret, asombrado del resultado que el cometido de los dos novatos habia tenido. Nadie esperaba que la piedra fuera tan efectiva, pues sin duda sus efectos eran devastadores. Con cuidado, Manocangrejo recogió los fragmentos y los volvió a meter en la bolsa, ayudando a Revkha a incorporarse. Los tres mutantes salieron de la casa, dejando un pequeño fragmento dentro para conmoción de los malditos campesinos.

Sin tiempo que perder, todo el grupo de mutantes, orgullosos de los dos novatos, se dirigieron al punto de intercambio con el ayudante del brujo. En poco tiempo llegaron a una casa abandonada, en un cruce de caminos en dirección a Tannfeld. Alli quedó el grupo, comentando los milagrosos efectos que la piedra habia tenido en los granjeros.

FDI: Ahora estais en el punto de intercambio en el que se cambiaran los tres rehenes por más piedra verde. Todos estais reunidos cerca, pero Muerte en los Caminos y Sylen hablan a parte del resto. Urchaven y Barret también tienen su conversación en un rincón. Tienes tiempo para informarte de los planes, ir haciendo aliados y amistades más fuertes en el grupo, etc. A partir de ahora eres un miembro más. De ti depende adquirir más responsabilidades, subir en su escalafón social y hacerte más importante entre ellos.

Avatar de Usuario
Nimref
Gor Acechante
Gor Acechante
Mensajes: 901
Registrado: 23 Nov 2008, 20:56
Ubicación: Logroño, La Rioja, España

Mensaje por Nimref » 16 Feb 2009, 22:47

Wolfrin Skorpio

Viendo que los miembros mas "reconocidos" del grupo se hallaban fuera de escena, Skorpio surgio a la luz, intentando hacerse un hueco entre el grupo de mutantes...

Q os ha parecido??? Esos humanos no se lo esperaban... muajaja!!! Miro enorgullecido al resto de mutantes, mientras señalaba a Revhka y proseguia Pero este hombreton tambien me ha ayudado, ha estado realmente amenzador hoy, no creeis?

Dicho esto, le palmeo el hombro a Revhka

Pero no solo el, o yo... TODOS! todos nosotros somos lo q hace q este grupo sobreviva, y si nos apoyamos los unos en los otros... no habra qien nos derrote! merecemos una vida normal! qeremos una vida normal! solo debemos consegirla... qien esta conmigo?

Mientras hablaba miraba la cara de estupefaccion del resto de mutantes...

No... esto no es ningun motin... valoro a muerte en los caminos, Sylen y los demas como el q mas... pero creo q debemos enfatizar en la idea... somos un grupo, y debemos dejar de serlo para ser... hermanos, un verdadero grupo de hermanos, q lo dan todo por los otros... no creeis, hermanos?

Espero que esteis conmigo...
You can take my mind and body, but you can´t take my pride

Avatar de Usuario
Saratai
Escuerzo Alado
Escuerzo Alado
Mensajes: 1232
Registrado: 23 Ago 2007, 18:34
Ubicación: En tu oreja, diciendote que quemes cocos

Mensaje por Saratai » 17 Feb 2009, 10:44

Manocangrejo y Urchaven llevaron a sus rehenes al interior de la pequeña casa, para confinarlos alli. No los entregarian hasta que vieran la piedra, pues un brujo que puede levantar a los muertos no es un buen rival y puede engañar fácilmente. Sylen y Muerte en los Caminos preparaban las rutas de escape, para evitar que el nigromante cojiera a los rehenes y huyera con ellos.

Y en el quicio de la puerta, Skorpio alentaba a sus compañeros. Junto a él, Revkha, Blok, Dragón, y Bel. Blok mantenia las riendas de los dos corceles, mientras Dragón y Revkha oian el discurso del malformado middenlandés. Sin duda, Wolfrin era un buen agitador de masas además de un tipo práctico, y Skorpio era alguien ambicioso que buscaba la cima. La unión de estas dos actitudes hacian del mutante alguien a tener en cuenta. Cuando Blok terminó sus quehaceres, se unió a la escucha de las palabras del miembro más joven. Bel, sin embargo, permaneció ajeno. Skorpio aun no habia oido hablar a aquel ser, pero su comportamiento era distante y extraño, aunque no cabian dudas de su fidelidad al grupo.

Cuando Skorpio termino su discurso, fue Dragón quien tomó la palabra.

''Dragón''

-Muchacho, tienes toda la razón del mundo. Yo siempre he pensado como tú, y creo que estás en lo cierto. Si hemos sobrevivido hasta ahora es gracias a nuestra cohesión. No debemos despreciar a nadie que pueda ser uno de los nuestros, pues tu mismo fuiste antes prisionero nuestro. Mmm, yo hasta optaria por matar al tipo que va a venir al intercambio, quedarnos su piedra y que los tres rehenes que tenemos se pasen a nuestro bando. Cuantos más, mejor.

En ese momento, Blok interrumpió

-No estoy deacuerdo con esa idea. El que esté en nuestra hermandad, que sea por voluntad propia. Pero si es cierto que, si como dice Skorpio, somos hermanos, debemos contarnos todo lo que sepamos entre nosotros. Skorpio, Revkha, escuchad con atención, porque lo que os voy a contar es importante.

-Nosotros no vivimos del aire. El armamento lo conseguimos de nuestras victimas, eso ya lo sabes. Y como ya te dije, hemos negociado más de una vez con sectarios, en especial Urchaven, que es quien más tratos ha tenido con esa gente. Nos proveemos de piedra bruja y comida, que esos locos fanáticos nos dan por hacerles ciertos trabajillos. Antes trabajabamos cuatro grupos en esta provincia. Estabamos nosotros, con Muerte en los Caminos. También estaban Jaff Hartrer, el lider que te apresó a ti. Otro grupo, que se escondia en los bosques pero ahora se dirije a Wissenland, junto a Jaff, bajo el mando de Oprtekl ''el Renacido'', un cambiapieles bastante inteligente. Oh, perdona, tu no lo sabes. Nosotros llamamos cambiapieles a aquel que nace humano y se convierte en bestia con el paso de los años, de manera natural (es un fenómeno raro, pero ocurre cada vez con más frecuencia). Por último, Nartos Wingdenmann, conocido lider de la secta con la que tratabamos, que abusó de la piedra de disformidad y ahora ayuda a sus dioses en la guerra del norte de los bárbaros.

-Cada uno de los grupos tenia sus tareas. Jaff era el lider que más gente tenia a su cargo, casi trescientas personas repartidas por toda la zona. Se dedicaba a reunir información, y ayudar al resto de grupos. Muerte en los Caminos era quien acabó con la vida de los patrulleros y cazadores, matandolos a todos y dejando los senderos libres. Wingdenmann extendió su culto hasta cotas insospechadas, llevandolo hasta casi todas las aglomeraciones urbanas. Y por último estaba ''el Renacido''. Gracias a él tuvimos el apoyo de los seres mitad hombre mitad bestia que habitan por los bosques y cerca de los rios. Atacaron a los pueblos por orden de la secta para hacer cundir el pánico y debilitar a las ciudades y pueblos, perimitendo asi que Wingdenmann y sus sectarios, conocidos como la serpiente púrpura se intrdujera aun más en la sociedad, ocupando cargos públicos y prometiendo ayudas en estos tiempos aciagos. Pero las relaciones se rompieron. La serpiente púrpura ahora tiene fuerza de sobra, y no necesita a los mutantes para llevar a cabo sus siguientes planes. Por eso, Jaff y ''el Renacido'' se van a Wissenland, para buscar otros destinos. Nartos Wingdenmann, directamente, se ha vuelto loco. Pero nosotros no nos vamos a ir de nuestro hogar. No necesitamos a la secta para progresar, siempre y cuando tengamos piedra verde. Es por ello que hacemos tratos con quien sea para obtenerla. No nos llevamos mal con la serpiente púrpura, pero tampoco le somos muy leales. Su número rondará las cuatrocientas personas por toda la provincia, y dicen que es originaria de Reikland y que se extendió por Agbeiten primero. Eso no lo sé, pero estoy seguro de que se harán con el control de la capital muy pronto. Su actual lider, no se dónde estará, pero si sé donde se encuentran sus dos miembros más poderosos. Uno de ellos fue maestro de Urchaven, y ahora vaga por los túneles inferiores. El otro tiene su hogar establecido en Eining, una aldea a unos 65 kilómetros de aqui.

-Revkha, Skorpio, recordad ésto, pues si alguna vez necesitais ayuda, ellos pueden darosla... A cambio de algo, por supuesto.


Blok habia hablado hasta hartarse, revelando los secretos de los mutantes a Rekha y Skorpio, lo que daba a entender que contaban con la confianza del grupo. Cuando terminó, Dragón le rebatio algunos detalles, pero sin demasiada convicción. Por último, volvieron a discutir, acerca de si era mejor obligar a extaraños a unirse al grupo, o si era preferible que los nuevos miembros llegaran por propia voluntad.

FDI: Puedes participar en el debate, o sacar otros temas de conversación. Tu discurso ha sido apreciado y valorado, y empiezas a caer bien.

Avatar de Usuario
Nimref
Gor Acechante
Gor Acechante
Mensajes: 901
Registrado: 23 Nov 2008, 20:56
Ubicación: Logroño, La Rioja, España

Mensaje por Nimref » 17 Feb 2009, 21:57

Wolfrin Skorpio

Escucho todo lo que Blok le dijo...

Creo q esa secta no nos es leal... del mismo modo q nosotros no le somos completamente leales, ella a nosotros tampoco... y creo q los mutantes deberiamos estar representados en ella... mostrar q los tenemos vigilados, q se nos ha de tener en cuenta... somos una nueva sociedad emergente... y se nos ha de tener en cuenta...

De pronto los mutantes se giraron... Wolfrin (o tal vez Skorpio?) tenia su atencion, no pensaba desaprovexarla...

Perfecto...

Hermanos, yo creo q los mutantes debemos formar una sociedad formada por TODOS, qieran o no... ciertamente solo unos pocos, q lo hayan elegido voluntariamente, podremos desempeñar la ardua tarea de mostrar al resto como somos y como deben ser ellos realmente...

En este punto del discurso se detuvo... ahora, cuando hablaba de una sociedad de todos, con armonia... era Wolfrin, no Skorpio... no pretendia ensalzar la violencia ni los derexos de los "hermanos" a tener el poder...

Es mas... nosotros, hermanos, tenemos la obligacion de defender los intereses de todos los mutantes... nosotros, hermanos, somos los paladines... es mas, los representantes de esta nueva y evolucionada sociedad... nosotros somos la nueva sociedad... y hemos de demostrar al resto q forman parte de ella... hemos de mostrarles las ventajas, y desvelarles el secreto de q sus "dioses" no existen...

Wolfrin realmente decia lo q pensaba, pensaba lo q decia.. parecia demagogia... en cierto modo lo era, Wolfrin siempre fue un militar, pero es posible q en su carrera hubiera llegado a ser un buen sargento q arenga a las tropas antes de una batalla y sabe como ensalzarlas...

Claro q ellos no son humanos... Penso... Ni yo tampoco! Skorpio salio por un instante, mirando a Muerte en los caminos... Solo tu eres el obstaculo en esta nueva sociedad de mutantes... tu y tu estupido sistema ofensivo...

Wolfrin de nuevo salio a la luz, controlandose poco a poco y prosigiendo con el discurso...

Es por ello q debemos cargar la responsabilidad a nuestros hombros y crear e impulsar esta nueva sociedad... este nuevo sistema... lejos de dioses y supersticiones... lejos de peligros, de diferencias... la sociedad de nuestra raza, hermanos.. de la evolucion! Qien esta conmigo?
You can take my mind and body, but you can´t take my pride

Avatar de Usuario
Saratai
Escuerzo Alado
Escuerzo Alado
Mensajes: 1232
Registrado: 23 Ago 2007, 18:34
Ubicación: En tu oreja, diciendote que quemes cocos

Mensaje por Saratai » 18 Feb 2009, 11:06

Esta vez el mutante Bel si prestó atención a las palabras de Skorpio, aunque permaneció en silencio, como era habitual. El debate empezaba a ser interesante

Revkha ''Piel de Cobre''

-Yo estoy contigo Wolfrin. Ahora somos lo que somos, y cuanta más gente se nos una, mejor para todos. Si lo que quieres es reunir más mutantes y hablar con esas sectas, estoy contigo, te ayudaré.

Dragón

-Es bien cierto. Esa maldita secta tiene mucha fuerza, y nos vendria muy bien algo de su poder para nuestros intereses. Podeis contar con mi apoyo para trabajar en esa dirección.

Bel dió su apoyo, asintiendo con la cabeza. Eran tres los mutantes que estaban deacuerdo con el parecer de Skorpio, y teniendo en cuenta que eran nueve mutantes, ellos cuatro eran casi la mitad. No eran los más fuertes del grupo, pero ahora su opinión era digna de ser oida. Blok sin embargo, estaba en contra de esos argumentos.

Blok

-Si convertimos a muchos nuevos en la hermandad, no tendremos control sobre ellos. Y si malmetemos a los sectarios en nuestros asuntos, interferirán en ellos y perderemos la unidad de la que ahora presumimos. Pensad bien lo que haceis, hermanos. Recordad que estamos vivos por apoyarnos los unos a los otros.


Mientras las posturas iban tomando forma, unos metros más alejados, Muerte en los Caminos se impacientaba con Sylen.

-Yo estar harto de esperar. ¿Y si nigromante no acudir a su cita? Ya es tarde. Nosotros no esperar mucho tiempo más.


Sylen intentaba calmar a la gigantesca masa de músculos, pero el enfado de ésta iba en aumento. La reunión se habia acordado hacia 24 horas y un minuto, y a Wrak no le gustaba nada esperar. Si el trato no le agradaba lo suficiente se cobraria cada segundo de retraso con aquel individuo de negro, y si no llegaba a acudir a su cita, más le valdria no volver a encontrarselo nunca.

Avatar de Usuario
Nimref
Gor Acechante
Gor Acechante
Mensajes: 901
Registrado: 23 Nov 2008, 20:56
Ubicación: Logroño, La Rioja, España

Mensaje por Nimref » 18 Feb 2009, 23:19

Wolfrin Skorpio

Wolfrin se sentia alegrado por aqella situacion... Revhka le daba la razon, Dragon le apollaba practicamente sin reservas, incluso Bel le prestaba atencion y estaba de acuerdo. El unico q no se mostraba de acuerdo era Blok...

Cuando Blok le llevo la contraria, todo ese furor freno derepente, y la ira de Skorpio en los ojos de Wolfrin se noto por un momento. Skorpio miro a Blok, pero antes de q este se diera cuenta, era de nuevo Wolfrin qien tomaba la palabra:

Blok... Blok... los humanos se mostraran tan atemorizador al entender la palabra pogreso y ver q sus antiguos camaradas se vuelen contra ellos, q solo qerran apoyarnos... ¿no crees? Se giro completamente hacia Blok. Ahora mismo, Wolfrin era el centro del circulo formado por los otros cuatro mutantes.

El resto de mutantes miro tambien a Blok, esperando una respuesta por su parte.

Lo unico q puede hacer peligrar nuestra nueva sociedad no es el numero de integrantes-miro al resto de mutantes-no-no hermanos, no es el numero... ¡sino una politica incorrecta! El resto de la sociedad debe ver un lider carismatico, no un fanatico -dijo mientras señalaba al horizonte, como intentando señalar al lider de la secta- ni tampoco un hombre debil y sin principios, como tantos abundan en los altos cargos imperiales...-dijo, casi escupiendo la ultima palabra-...ni, en cierto modo... un monstruo, alguien q mate con la misma facilidad q come y rastrea...

Se qedo callado mirando al suelo, el resto de mutantes esperaban el fin de su discurso. En ese momento se oyo a Muerte en los caminos murmurar en voz tal vez mas alta de la q el creia "...estar harto... no esperar mucho mas...

En ese momento Wolfrin lo miro, y despues al resto de mutantes...

No digo q no sea la politica correcta en este comienzo, es la unica posible... Dijo volviendo a la carga y mirando a los cuatro mutantes uno a uno Pero en un futuro, en un futuro no muy lejano... no sera la correcta...

Dicho esto escupio al suelo, se volvio a los mutantes saliendo del circulo y volviendo a su posicion original y dijo: ¿Q opinais, hermanos?

Vamos muchachos... lo pienso de verdad, pero yo solo no puedo llevarlo a cabo...
You can take my mind and body, but you can´t take my pride

Avatar de Usuario
Saratai
Escuerzo Alado
Escuerzo Alado
Mensajes: 1232
Registrado: 23 Ago 2007, 18:34
Ubicación: En tu oreja, diciendote que quemes cocos

Mensaje por Saratai » 19 Feb 2009, 12:01

En esta ocasión, fue ''Dragón'' quien tomó la palabra.

Dragón

-Skorpio, ¿no estarás intentando insinuar que necesitamos otro lider? Los métodos de Muerte en los Caminos nos han protegido de todo mal. Es cierto- dijo en voz baja - que es muy rudo y tiene un comportamiento incivilizado. Pero nosotros estamos muy lejos de ser algo parecido a civilizados. Con lo que dices, tus intenciones no me parecen claras. ¿Qué buscas Skorpio? ¿Qué quieres decir? Insinuas que tenemos que cambiar nuestros métodos, y puede que estés en lo cierto, pero eso no nos llevaria más que problemas y divisiones. A cada dia que pasa nuestro número aumenta, solo hoy ya hemos convertido a unas quince personas, pero eso es por que no hemos encontrado oposición alguna del ejército averlandes, tan solo unos cuantos patrulleros. ¿Te imaginas los problemas que tendriamos, si el ejército ganara la guerra del Norte? Si pierden la batalla, podremos seguir como hasta ahora, pero si los soldados regresan, acabaran con todos nosotros, tenlo en mente.

-A veces, pienso que debí irme con Jaff a Wissenland. No confio en que las cosas vayan a ir siempre bien.


Los demás miraron preocupados a Dragón. Lo que decia era cierto, y si no conseguian sus propósitos a tiempo, las cosas podian ir muy mal en un futuro no muy lejano.

Mientras el grupo meditaba acerca de las palabras de Skorpio y de Dragón, Muerte en los Caminos y Sylen se acercaron al grupo. Wrak habló una vez más:

-Yo estar harto de esperar. Cuando venga nigromante, yo comer sus entrañas y robarle la piedra. Que los rehenes se unan al grupo. Skorpio, Blok, entrad dentro de la caseta y avisad a Urchaven y a Manocangrejo de que traer a los rehenes aqui. Mañana nosotros empezar con la conversión de pueblos. Primer pueblo, nosotros atacar Bieswang, cincuenta y cuatro kilómetros de aqui. ¡Rápido, traed rehenes!

Blok le hizo un gesto de complicidad a Skorpio. Estaba claro que Muerte en los Caminos no podria liderar a un grupo en tiempos de paz, pero en situaciones de peligro era un gran lider, despiadado con sus enemigos y firme con sus aliados. Skorpio no le habia visto en acción, pero por el respeto que inspiraba a todos debia ser terrible.

Dentro de la caseta, Urchaven y Manocangrejo aguardaban, manteniendo maniatados y amordazados a los ahora mutantes rehenes.

Avatar de Usuario
Nimref
Gor Acechante
Gor Acechante
Mensajes: 901
Registrado: 23 Nov 2008, 20:56
Ubicación: Logroño, La Rioja, España

Mensaje por Nimref » 19 Feb 2009, 15:18

Wolfrin Skorpio

Como suponia no me han entendido... su politica no nos llevara a ninguna parte en un futuro no muy lejano, cierto q ahora es el unico lider posible, pero en poco tiempo no nos sera util...

Al oir las palabras de Muerte en los caminos, miro a Blok, y cuando vio q le miraba y como lo hacia, se dirigio hacia la caseta junto con el.

Q ocurre?-le dijo en un susurro Wolfrin.

Espero una respuesta de Blok junto a la entrada de la casa

Mm... dimelo luego, ¿de acuerdo?-Wolfrin miro fijamente a Blok, y acto seguido, entro en la cabaña.

Vio a Urchaven y a Barret, señalo a los rehenes, en una esqina y dijo

Muerte en los caminos qiere q los lleveis ante el... Se qedo mirandolos Dice q deprisa...

Wolfrin permanecio en la puerta, esperando a q se movieran
You can take my mind and body, but you can´t take my pride

Cerrado

Volver a “Prisión de almas”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado