El Maldito II

Partida dirigida por Saratai.

Moderadores: Saratai, Moderadores

Cerrado
Avatar de Usuario
Saratai
Escuerzo Alado
Escuerzo Alado
Mensajes: 1232
Registrado: 23 Ago 2007, 18:34
Ubicación: En tu oreja, diciendote que quemes cocos

El Maldito II

Mensaje por Saratai » 25 Feb 2009, 18:32

Las lunas gemelas iluminaban los caminos que la noche intentaba ocultar sin éxito. El viento habia dejado paso a una calma fria, y una extraña sensación inundaba a Wolfrin. La piedra verde que los mutantes le habian dado votaba a cada paso del caballo blanco que le servia como montura, dentro de su bolsa protectora, que evitaba un escape de sus corruptas energias. Skorpio cabalgó solo durante horas, sin saber a dónde iba, pues los caminos le eran desconocidos.

Desde que llegara a Averland, su vida habia cambiado completamente. Antes, él era un joven patrullero, allá en Middenland; pero al llegar al Gran Ducado, prefirió abandonar sus quehaceres como servidor del orden, trabajando como un avaricioso mercenario, lo cual le llevó a luchar contra una enorme banda de mutantes. Viendo su vida peligrar, Wolfrin huyó, con la mala suerte de ser traicionado por sus antiguos compañeros que intentaron matarle, para quedarse ellos con todo el dinero del trabajo que tenian entre manos. Y Wolfrin vivió, con el inconveniente de que los mutantes con los que luchara antes encontraron su cuerpo en la nieve, tomandole como rehén. Sin embargo, lejos de sentirse mal por tal situación, Wolfrin aprovechó la oportunidad, buscando activamente convertirse en uno de ellos y asi adqurir más poder. Sus ansias eran enormes, pero también su miedo a morir. Por ello, cuando se labró un hueco entre los condenados mutantes, y éstos recibieron los ataques de los humanos, como de costumbre Wolfrin les traicionó para huir, para salvar de nuevo su vida.

Ahora solo le quedaba escoger su camino, mas estaba en una situación complicada. Desde donde se encontraba, una colina elevada cerca de la aldea de Ruhsgdorf encarada al Norte, podia vislumbrar el cauce de un río, y por aquella zona, bosques. También podia ir a Monheim, pues recordaba el camino. Otra opción era Sorghof, un lugar lleno de casas abandonadas y campesinos asustadizos. Y según parecia, el camino por el que los atacantes de su último grupo venian por Averheim, por lo que también conocia dicho camino.

En ese instante, un pinchazo en la espalda le hizo volver a la realidad. La heridas de ballesta que aun permanecian en su espalda le mantenian gravemente herido. Necesitaria atención médica si queria tornar a un buen estado de salud, pero con su cola no abundarian médicos que quisieran tratarle...


FDI: Tienes cuatro opciones. O ir Averheim, o dirigirte a los bosques, aparte de que puedes deambular por el páramo, o regresar a Monheim. Tu decides.
Última edición por Saratai el 04 Mar 2009, 10:45, editado 1 vez en total.

Avatar de Usuario
Nimref
Gor Acechante
Gor Acechante
Mensajes: 901
Registrado: 23 Nov 2008, 20:56
Ubicación: Logroño, La Rioja, España

Mensaje por Nimref » 26 Feb 2009, 21:08

Wolfrin Skorpio

En unas horas.... en unas pocas horas habia dejado de perseguir el mal en el Imperio para ser un mutante, fiel representante de la corrupcion humana en el mundo, contra la que una vez se opuso... Una vez se convirtio en mutante, cambio de un grupo "diplomatico" a uno completamente agresivo, donde las armas era lo mas importante, de hecho, todavia no era mutante cuando ocurrio, pero ya formaba parte de ellos... hacia poco tiempo, habia traicionado a ese ultimo grupo, y ahora era fugitivo de los humanos y de los mutantes...

Soy unicamente la nada.. ya ni siquiera existo a ojos del resto... o al menos eso creen...

Derepente, y con lo que empezo siendo un pensamiento derrotista, surgio una nueva idea de supervivencia, una nueva personalidad y un nuevo modo de vida... Ahora Skorpio solo necesitaba ropa, ocultar esa cola y aparentar ser una nueva persona... muy diferente a la anterior.

Skorpio alzo la vista, intentando divisar alguna luz, no vio nada, estaba el solo, con su nuevo caballo. En Monheim tenia otro, daba igual. Siguio oteando el horizonte en busca de una casa, no vio nada...

Debo encontrar a alguien... seguro que podre "convencerle" de que me ayude...

Alli mismo recargo su pistola, y despues siguio vagando por los campos, atento a cualquier peligro y, sobretodo atento a encontrar cualquier casa alejada de algun pueblo, donde una incauta familia le puediera dar lo que necesitaba...
You can take my mind and body, but you can´t take my pride

Avatar de Usuario
Saratai
Escuerzo Alado
Escuerzo Alado
Mensajes: 1232
Registrado: 23 Ago 2007, 18:34
Ubicación: En tu oreja, diciendote que quemes cocos

Mensaje por Saratai » 27 Feb 2009, 09:29

Mediodía frío del 29 de Ulricario de 2521. Angestag.

Horas y horas pasó deambulando por el páramo el mutante, encima de su caballo. Pronto, los rayos del sol provenientes del amanecer, que desde las montañas del Fin del Mundo se hacia presente, le hicieron entrar en calor. Apenas habia dormido nada, y tenia bastante hambre (por no hablar de la herida de la espalda, que no cicatrizaba), por lo que encontrar una casa era una prioridad.

Paciente, siguió buscando hasta que el sol comenzó a ocupar su posición predominante en el cielo, ocultando con su luz las malignas lunas que vigilaban al Viejo Mundo por la noche. En ese momento, a lo lejos, pudo ver una pequeña casa. Al acercarse más consiguió vislumbrar al lado de la casa un diminuto huerto, donde una madre labraba los cultivos con la ayuda de su hijo.

Era la oportunidad perfecta para conseguir comida y cobijo. La mujer y su hijo no tardaron en percibir al jinete mutante, pero aun no se habian percatado de su cola. Temerosos de que pudiera ser un bandido, ambos corrieron a la seguridad del hogar, dentro de la casa.

En aquellos tiempos, todos desconfiaban de todos, con buenas razones para ello.


FDI: Has cabalgado mucho y estás cansado y hecho polvo, pero por fin has encontrado una casa solitaria. Off Rol, ahora mismo estas en el páramo de Sorghof.

Avatar de Usuario
Nimref
Gor Acechante
Gor Acechante
Mensajes: 901
Registrado: 23 Nov 2008, 20:56
Ubicación: Logroño, La Rioja, España

Mensaje por Nimref » 27 Feb 2009, 17:23

Wolfrin Skorpio

Por fin vio una casa en el horizonte, una familia de campesinos, la oportunidad perfecta.

El primero en actuar fue Wolfrin, mientras que Skorpio quedo escondido en lo mas profundo del ser de aquel mutante a un paso de la locura.
Intentare ganarme su confianza...

¡HOLA! ¡DISCULPEN LAS MOLESTIAS, PERO NECESITO AYUDA!-grito Wolfrin, intentando que se le oyera perfectamente a pesar de la distancia. La espalda le dolia, y Wolfrin se la toco, entonces se dio cuenta de la cola.

Bajo del caballo y arrastro la cola, de modo que no se viera. Siguio avanzando con las riendas del caballo en la mano, alzando la otra y siguio hablando.

¡POR FAVOR! ¡SOLO NECESITO AYUDA, ESTOY HERIDO! ¡SOLO NECESITO UN POCO DE AYUDA CON LA HERIDA Y ROPA AMPLIA! ¡SOLO ESO...! ¡ME MARCHARE MAÑANA MISMO SI FUERAN TAN AMABLES DE DARME COBIJO, LES GARANTIZO NO HACERLES DAÑO Y DEFENDERLES EN CASO DE CUALQUIER TIPO DE INCIDENTE...!

Wolfrin vio a la madre y al niño asomarse a la ventana, vigilandolo, a el y a su forma de actuar. Cuando hubo llegado al borde del territorio de la casa, espero alli, con las riendas del caballo en una mano y la otra en la espalda, dolorido...

Por favor...

Por favor, aceptad... prometo guardaros el mejor de mis deseos y protegeros siempre que pueda si me ayudais... por favor..
You can take my mind and body, but you can´t take my pride

Avatar de Usuario
Saratai
Escuerzo Alado
Escuerzo Alado
Mensajes: 1232
Registrado: 23 Ago 2007, 18:34
Ubicación: En tu oreja, diciendote que quemes cocos

Mensaje por Saratai » 02 Mar 2009, 09:50

Mediodía frío del 29 de Ulricario de 2521. Angestag.

Desde una ventana podian verse a sus dueños, mirando a través del cristal al hombre que habia bajado del caballo. Iba solo, y no parecia amenazador, pero tampoco podian fiarse del primero que llegara pidiendo auxilio. Si tenia un caballo, bien podia cabalgar hasta un pueblo, pues ¿Qué demonios querria de una casa perdida? Aun asi, la hospitalidad era algo obligado, y no podian cerrar la puerta a un necesitado.

Poco a poco, la puerta de la casa se abrió, hasta que la madre comprobó que Wolfrin estaba solo. Sin percatarse de su cola, fue acercandose lentamente al mutante, hasta estar cerca. Su hijo la siguió, con un cuchillo en la mano. El niño habia crecido solo y sin padre, haciendose fuerte a base de hambre y calamidades, y no confiaba más que en su pequeña familia. Lejos, el sonido de las gallinas demandando comida se hacia presente.

Justo cuando la madre iba a hablar, diciendole que podria pasar un rato en la casa, se percató de la cola del Wolfrin, dificil de ocultar por su tamaño. Un grito se escapó de la boca de la mujer, haciendo eco en todo el páramo. El crio, asustado, permaneció alerta a lo que el monstruo pudiera hacer. Detrás, a unos viente metros, la casa quedaba con la puerta abierta, mientras poco a poco tanto la mujer como su hijo iban retrociendo, en silencio, ante lo que aquel ser pudiera hacerles, temerosos pero preparados para lo peor.

Avatar de Usuario
Nimref
Gor Acechante
Gor Acechante
Mensajes: 901
Registrado: 23 Nov 2008, 20:56
Ubicación: Logroño, La Rioja, España

Mensaje por Nimref » 02 Mar 2009, 15:08

Wolfrin Skorpio

Tranquilos... Wolfrin hablaba con verdadera sinceridad, no pretendia hacerles daño...

Os juro que solo necesito ayuda, no os hare daño... mañana mismo me marchare, si mis heridas han sido atendidas...

Les miro realmente suplicante, esperando su ayuda, no sabia como demostrarles que no les haria daño...

Os ayudare durante el tiempo que este aqui frente a cualquier problema que pudiera surgiros... solo pido ayuda! Ando un poco hacia ellos, sin llegar a acercarse del todo

Tengo otro caballo en Monheim, cerca de aqui, si me ayudais, volvere dentro de unos dias y os dare mi caballo... nunca os olvidare, y si preguntais por mi en cualquier lugar sereis los primeros en ser atendidos y ayudados... por favor...

Espero que sirva de algo...
You can take my mind and body, but you can´t take my pride

Avatar de Usuario
Saratai
Escuerzo Alado
Escuerzo Alado
Mensajes: 1232
Registrado: 23 Ago 2007, 18:34
Ubicación: En tu oreja, diciendote que quemes cocos

Mensaje por Saratai » 02 Mar 2009, 18:01

Hilen Wirgmin

-¡¡¡MONSTRUO, ALEJATE DE NOSOTROS!!!


Tanto la mujer como el niño volvieron corriendo a la casa, cerrandola de par en par. Mientras corrian, Skorpio pudo discernir en sus ojos un odio y un desprecio sin igual, y a buen seguro de tener armas, las habrian usado contra él.

Los mutantes no eran bien recibidos en ningún lugar. Ahora Wolfrin comprendia el grave error que habia cometido. Nunca debió tomar la piedra voluntariamente, y de tomarla, tampoco traicionar a sus compañeros, pues ellos eran su única esperanza de supervivencia, su única compañia.

El mutante comprendia su situación, pues ningún humano le ayudaria voluntariamente. Se veria forzado a vagar, sin poder entrar a ningun reducto de civilización, por miedo a que le descubrieran y le quemaran vivo. Habia sucumbido a la tentación de tener poder, pero el precio a pagar por éste era muy alto, más de lo que jamas habria imaginado.

A su lado, el caballo relinchó. Curiosamente, el animal no sentia rechazo por el mutante. El corcel no tenia prejuicios sociales ni religiosos, solo sentia hambre y ganas de cuidados. Mientras éste relinchaba intranquilo por los gritos de la mujer, Wolfrin Skorpio quedaba solo en el páramo, mirando la casa en la que la mujer y el niño se escondian de él. De vez en cuando podia verlos asomarse por la venta, pero estaba claro que no iban a salir voluntariamente.

Avatar de Usuario
Nimref
Gor Acechante
Gor Acechante
Mensajes: 901
Registrado: 23 Nov 2008, 20:56
Ubicación: Logroño, La Rioja, España

Mensaje por Nimref » 02 Mar 2009, 20:52

Wolfrin Skorpio

Necesito curar mi herida... y no me van a ayudar... ee???

Asi que... no me vais a ayudar... Las palabras de Wolfrin se iban transformando en susurros de pura maldad, al tiempo que su voz se tornaba mas rasposa y grave...

Al menos voluntariamente...

Skorpio empezo a reir maleficamente mientras se miraba las manos, despues a los campesinos en la ventana y alargando la cola, situo el aguijon delante de su cara. Al menos voluntariamente...

Sin previo aviso, Skorpio corrio desde su posicion hacia la puerta de la casa mientras desenfundaba sus dos pistolas cargadas y a punto. Se detuvo a escasos metros de la puerta mientras apuntaba al pomo con una de sus pistolas, para hacerlo volar y poder entrar libremente en la casa, mientras la otra la dejo cargada, esperando por si alguien salia del interior de la casa a atacarle.

Me habeis hecho enfadar... Muajajaja!!! :twisted:
You can take my mind and body, but you can´t take my pride

Avatar de Usuario
Saratai
Escuerzo Alado
Escuerzo Alado
Mensajes: 1232
Registrado: 23 Ago 2007, 18:34
Ubicación: En tu oreja, diciendote que quemes cocos

Mensaje por Saratai » 03 Mar 2009, 09:52

El mutante corrió hacia la puerta, emitiendo crueldad a cada paso. Detrás de la puerta, parapetados para que el monstruo no pudiera pasar, la madre con su hijo se encontraban sentados, aterrorizados. Las risas de aquel ser horrorizaron a los dos, y cuando el pomo de la puerta reventó por el disparo, la madre empujó a su hijo detrás, para protegerlo con su vida si hacia falta.

La puerta se abrió brutalmente, apareciendo la figua de Skorpio tras ella. Su cola se movia nerviosa de un lado a otro, ansiosa por inocular su ruin veneno. En su bolsa aun se movia el fragmento con el que convirtiera a los granjero, y en cada mano portaba una pistola cuyo fin era acabar con seres como él. Detrás, en el corral, las gallinas cacareaban ignorantes a la tragedia que alli iba a ocurrir. La mujer se lanzó contra el mutante, cuchillo en mano. A punto estuvo de acabar con la vida de Skorpio, pero éste fue rápido, y disparó contra la mujer, que cayó sobre la mesa del comedor, tirando la paupérrima comida que alli se iba a tomar. El niño, abosrto, observó como la sangre de su madre iba llenando el suelo hasta llegar a sus pies. Durante unos isntantes, el cerebro del pequeño muchacho barajó instintivamente sus posibilidades. El instinto más básico fue huir por el miedo, pero el amor por su madre y el odio a aquel monstruo le imbuia a atacarle con la diminuta navaja. Su cuerpo quedó paralizado, sin saber que hacer. Aun no le cabia en la cabeza por que, de todas las gentes que vivian en la provincia, le habia tenido que tocar a él.

En la habitación, carente de todo mueble excepto unas camas de paja, dos sillas y la mesa donde la mujer se muere, la luz apenas pasa por los gruesos cristales opacos de la ventana. Solo consta de una gran habitación, donde se cocina, se come y se duerme. Detrás, se encuentra el corral y el trastero, y más alla el huerto.

FDI: El crio evita mirarte, pero no sabes como va a reaccionar. La mujer se está desangrando, y de no recibir atención médica urgente, morirá desangrada.

Avatar de Usuario
Nimref
Gor Acechante
Gor Acechante
Mensajes: 901
Registrado: 23 Nov 2008, 20:56
Ubicación: Logroño, La Rioja, España

Mensaje por Nimref » 03 Mar 2009, 14:31

Wolfrin Skorpio

Viendo la sangre derramada, Skorpio se paso la lengua por los labios...

Muajajaja!!! Ahora tendran que acceder...

Niño, curame y no os hare nada, ni a ti ni a tu asquerosa madre, ¿de acuerdo? Digo mientras le acerco el aguijon a su madre.

Espero que acepte, o me descontrolare...
You can take my mind and body, but you can´t take my pride

Avatar de Usuario
Saratai
Escuerzo Alado
Escuerzo Alado
Mensajes: 1232
Registrado: 23 Ago 2007, 18:34
Ubicación: En tu oreja, diciendote que quemes cocos

Mensaje por Saratai » 04 Mar 2009, 11:22

29 de Ulricario de 2521. Páramo de Sorghof, Angestag.

Lentamente, el terrible ser se acercó a la madre del pequeño, a la que poco a poco le abandonaba la vida. El niño agarró con fuerza su navaja, respondiendo con ira a la provocación de aquel monstruo mutado. La mujer, que aun tenia el plomo en su corazón, se incorporó al presentir lo que ocurrira si su hijo atacaba al mutante. Con sus últimos esfuerzos, e ignorando al asesino que iba a producir su final, miró a su hijo dándole un postrero consejo.

Hilen Wirgmin

-Ferdinand, sé fuerte amor mio. Crece sano, honra tu trabajo y sigue el sendero del Heldenhammer. Ahora vete, porque por mi ya nadie puede hacer nada.


Era una mujer fuerte, capaz de soportar el dolor sin gritar para no traumatizar a su hijo. Éste, a pesar del odio que sentia por el asesino de su madre, fue obediente, y en lugar de correr hacia Wolfrin, se abalanzó sobre la puerta para huir de la casa. La campesina susurró entre sangre unas palabras que sólo Skorpio pudo oir, ya con las pupilas dilatadas y media alma en el reino de Morr.

-Estoy orgullosa de ti, hijo.

Sin más, se desvaneció, perdiendo el conocimiento. Todo quedó en silencio, de no ser por las rápidas pisadas de un niño que, por los campos, corria para salvar su vida.

Avatar de Usuario
Nimref
Gor Acechante
Gor Acechante
Mensajes: 901
Registrado: 23 Nov 2008, 20:56
Ubicación: Logroño, La Rioja, España

Mensaje por Nimref » 04 Mar 2009, 17:58

Wolfrin Skorpio

Skorpio noto como su respiracion aceleraba y un extraño placer se cobijo en su ser mientras veia la patetica escena entre madre e hijo. Por un momento penso que el niño se avalanzaria sobre el (cosa q le gusto) pero despues, al oir a su madre, se dio cuenta de que huiria...

¡Vuelve aqui, rata huidiza! Skorpio se giro para perseguir al muchacho, cuando se dio cuenta de la moribunda mujer...

...orgullosa de ti, hijo...

Skorpio la miro con cara de asco y le escupio

¡Esto es lo que pienso de Heldenhammer, tu ridiculo dios, patetica furcia!

Acto seguido, corrio fuera de la casa, persiguiendo al niño, hasta que se dio cuenta de que no lo alcanzaria... monto en el cabello y penso un nuevo movimiento a seguir...

Ya se lo que debo hacer... pero antes he de recuperarme...

Skorpio miro al horizonte mientras se montaba en su ya fiel corcel

Si no recuerdo mal, en las montañas del fin del mundo habia grupos de mutantes...

El humor de Skorpio iba empeorando poco a poco, debido a su herida y sus adversidades, y los males y iba a provocar aun estaban por llegar... Y con un proyecto en mente, se dirigio allí, pensando en recuperarse de su herida y labrarse un nombre...
You can take my mind and body, but you can´t take my pride

Avatar de Usuario
Saratai
Escuerzo Alado
Escuerzo Alado
Mensajes: 1232
Registrado: 23 Ago 2007, 18:34
Ubicación: En tu oreja, diciendote que quemes cocos

Mensaje por Saratai » 04 Mar 2009, 20:15

6 de Antebrujo de 2521. Valle del fin del mundo, Wellentag.

Frio, muerte y desesperación.

Skorpio estaba harto de ese aburrido de Wolfrin. Durente diez días habia tenido que soportar al llorica Middenlandés, pero hoy cogeria él las riendas de Sabhasa. Bajo el monstruso mutante, el ser que hacia unos dias habia sido un bello caballo ahora era una sanguniaria bestia, de incipiente cornamenta caprina y espeso pelamen.

Habia perdido la cuenta de cuantos dias llevaban cabalgando. Durante dias se habian alimentado de la carne de campesinos solitarios, durmiendo en las casas de sus víctimas. Su cerebro se habia llenado de maldades, y para soportar tanta muerte y crueldad habia dividido sus personalidades en Skorpio y en Wolfrin. Mientras Wolfrin era triste, y estaba siempre arrepentido de sus crimenes, Skorpio era sanguinario y buscaba carne humana para alimentarse.

El tiempo dejó de transcurrir con normalidad, y poco a poco notó como su corrupción aumentaba dentro de su corazón. Los campesinos de Averland no tardaron en correr el rumor de un mutante que acababa con todo aquel indefenso que durante la noche paseara por los pastos. Y falta no le faltaba razón al rumor, pues eso era lo que hacia Skorpio, para mayor malestar de Wolfrin.

Conforme avanzaba hacia las Montañas del Fin del Mundo, en busca de gente como él, el camino se iba volviendo más y más tortuoso. Cada vez habian menos vacas y menos campesinos de los que alimentarse, y el terreno se volvia más y más escarpado. Finalmente, cuando pensaba que jamás encontraria nada, llego a los valles precedentes a la montaña. Por el camino no habia encontrado ningún peligro de los que tanto hablaban sus víctimas, pero seguramente a partir de ahora empezarian los problemas.

Tras unos momentos de relajación, vislumbró una nueva ruta. Mientras que la ruta que él llevaba seguia hacia las negras montañas, plagadas de seres mutados, pieles verdes y bandidos, otra se dirigia al Sur, hacia Wissenland. Skorpio recordó lo que un mutante le dijo una vez: ''El resto irán a Wissenland''. Ahora quedaba decidir cuál era la mejor opción para cumplir sus expectativas en la vida.

FDI: Tú diras para donde tiras. Ahora mismo, Skorpio tiene el control, lo que te da un +10 a Agilidad, pero un -10 a Inteligencia y a Voluntad.

Avatar de Usuario
Nimref
Gor Acechante
Gor Acechante
Mensajes: 901
Registrado: 23 Nov 2008, 20:56
Ubicación: Logroño, La Rioja, España

Mensaje por Nimref » 05 Mar 2009, 00:22

Wolfrin Skorpio

Miro ambos senderos realmente indeciso. Wissenland, donde estaba seguro encontraria mutantes como el y a los que ya conocia. Por el otro lado, un futuro mas brutal, mas de Skorpio, capaz de labrarse un futuro y una reputacion entre los mutantes...

Lo siento Wolfrin, ese patetico grupo no nos dejaba avanzar... ¡de hecho, de ser por mi te habrias ido con ellos y ahora estaria YO SOLO! Skorpio estaba realmente enfadado y escupio al suelo repetidas veces durante su discurso, mientras señalaba al frente como hablando con un fantasma...

Vete a Wissenland y dejame en paz, ¡desgraciado! Solo eres un puto humano, ¡no mereces mi compañia! Skorpio se fue ofuscando mas y mas, hasta que finalmente espoleo a su fiel corcel hacia las montañas...

No me detendras inutil... yo me voy hacia aqui.. no me sigas, no quiero tu compañia... es hora de demostrar quien soy... Skorpio...
You can take my mind and body, but you can´t take my pride

Avatar de Usuario
Saratai
Escuerzo Alado
Escuerzo Alado
Mensajes: 1232
Registrado: 23 Ago 2007, 18:34
Ubicación: En tu oreja, diciendote que quemes cocos

Mensaje por Saratai » 06 Mar 2009, 10:34

5 de Sigmario de 2522. Cercanias de Karak Azgal, Marktag.

El humo de la pipa salió lento y denso por los tupidos bigotes del Khazalid. Le dolia mucho la espalda, y pronto ya no estaria para esos trotes. Por eso le debia enseñar al barbilampiño enano que tenia por aprendiz todos los pormenores de la superficie, como era tradición entre los montaraces.

Grangi Ilikisson

-Hace un buen día muchacho. Bueno para nuestro clan, bueno para la tierra. Los gobri han desaparecido de nuestras tierras, de momento, y por un tiempo tenemos algo de paz. ¿Qué? Ah, si, eso...

El enano se acercó a su mochila, sacando de ella una cazuela y grasa de jabalí. Sin prisa, pero sin pausa, cogió unas ramas secas, apiñándolas en un hueco del monte, donde con la yesca prenderian la mar de bien.

-...Ehr, ¿por dónde iba? Ah, ya, si. Me habias preguntado por los humanos malditos. ¡Escoria! Nunca verás a uno de nuestra sangre corromperse de esa manera. Y no, esos no son de nuestra raza.


-Bien. La primera vez que vi al maldito, que trajo tantos y tantos problemas, pense que era un humano normal y corriente, algún descarriado que se habria perdido por las montañas, y que estaria muerto de hambre. Me acerqué a él, pero cual fue mi sorpresa al reconocer en su espalda una deforme cola de monstruo Anakdri. Puaj. Cargué la ballesta, pero el muy cobarde, en vez de hacer frente, salió huyendo nada más verme. Eso fue hace cuarenta y siete días y ocho horas. Por supuesto, harás bien en contar el tiempo, yo siempre calculo la hora a la que estamos por la posición del Sol, eso me ayuda a tener la cabeza despejada y saber si voy a poder regresar al Karak antes de la noche. Siempre, muchacho, y digo siempre, calcula la hora y el dia en el que estés, por muy lejos que te encuentres de casa.


-Ah si, el maldito. Asco me da hablarte de él, pero si vas a caminar estas zonas tienes que conocer como se comporta. Es un ser huidizo, y jamás ataca de cara. Siempre te disparará, a ser posible por la espalda, para luego salir con su monstruosa montura medio bestia medio caballo. Pues si, tiene punteria el corrupto ser. Y dos pistolas, que habra robado a algún buen enano, pues cuando las oigo disparar, sé que son de manufactura enana. La mayor parte del tiempo va sólo, renqueando, pero a veces se le ha visto en compañia de otros seres como él, que se juntan en grupos para defenderse de los grobi y las criaturas de la montaña.

-Pero, muchacho, debes estar contento de una cosa. Al contrario que los de piel verde, la amenaza que estos mutados suponen no es tan peligrosa. Y te diré por qué. Según los rastros que he seguido, y los mutantes que he visto muertos, estos seres tienen tendencia a matarse entre sí. He desarrollado una teoria, y es que cada vez que el maldito, a los que los humanos del Paso del Fuego Negro llaman Skorpio( o el comeovejas, por motivos que ya te imaginarás), se une a un grupo, en éste ocurren luchas intestinas. Es como si ese maldito, cuando se une a otros mutantes, siembra cizaña entre sus lideres, y fomenta luchas internas para hacerse con el control, lo cual repercute en más mutantes muertos, y menos problemas para los ubri y para nosotros.

El fuego ya estaba listo para colocar encima la sartén, y cocinar las tiras de canre doradas a la mantequilla. El viejo enano se relamió los labios, mientras recolocaba su larga barba, recogida en cinco trenzas anilladas.

-Deberia decirte cómo és, por si te lo encuentras. En principio, parece un humano normal y corriente, delgaducho y alto, con los ojos marrones y el pelo del mismo color. Va vestido con sucios harapos y trozos de armadura que habrá encontrado por ahi, y monta a una bestia horrible, con enormes cuernos y grueso pelaje, que vagamente recuerda a un caballo humano. Dos de mis compañeros lo vieron desde lejos, dirigiéndose al Paso del Fuego Negro, junto con cinco mutantes más. Imagino que irán a hacer sus fechorias alli abajo, pero seguro que el maldito volverá. Siempre huye, siempre vuelve a por más...

Cerrado

Volver a “Prisión de almas”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado