Viajero Stirlandés IV: Terrores Nocturnos

Partida dirigida por Saratai.

Moderadores: Saratai, Moderadores

Avatar de Usuario
Van Hoffman
Escuerzo Alado
Escuerzo Alado
Mensajes: 1131
Registrado: 25 Ago 2007, 15:37
Ubicación: Entre las sombras
Contactar:

Re: Viajero Stirlandés IV: Terrores Nocturnos

Mensaje por Van Hoffman » 13 Jul 2010, 21:51

Franz Miller

Aquello era increíble. Su plan había funcionado, más o menos, y se había librado de los soldados. Bueno, no del todo, ya que uno de ellos pretendía negociar a cambio de la muchacha. ¿Por quien le había tomado? Miller no era un bandido ni un sucio mercenario, hacía mucho que había dejado esa vida. Aunque era bien cierto que el dinero extra no le vendría nada mal... Entonces tuvo la idea.

- ¿Que te parece si, en vez de eso -Miller se iba acercando poco a poco, paso a paso, al guardia, mientras le seguía apuntando con la alabarda- me das todo el dinero que tengas, y me quedo a la chica? Al fin y al cabo, soy yo el que tiene la alabarda. Vamos, no hagas tonterías. Deja el dinero ahí delante y marchate. Si lo haces, no te delataré.

El stirlandés rezó para que aquel hombre, ya armado, cediese sin hacer ninguna tontería. No le importaba matarlo, pero Miller estaba demasiado herido y cansado para otra lucha inútil.


FDI: Me acerco al tipo mientras hablo, a la espera de que acepte. A las malas, tendré que luchar contra él...
Van Hoffman, pastor de garrapatos por gloria y gracia de Igarol

Nuevos cometidos:
Sacar a pasear al garrapato, limpiar caca de garrapato, cepillar al garrapato, limpiarle las muelas por dentro al garrapato...

Avatar de Usuario
Saratai
Escuerzo Alado
Escuerzo Alado
Mensajes: 1232
Registrado: 23 Ago 2007, 18:34
Ubicación: En tu oreja, diciendote que quemes cocos

Re: Viajero Stirlandés IV: Terrores Nocturnos

Mensaje por Saratai » 14 Jul 2010, 14:36

El stirlandés fue avanzando poco a poco ante el asustado soldado, que no sabia que hacer en tal situación. No queria ser atravesado por aquel indecente, pero tampoco podia acceder a su petición. Ademas, bien poco importaba que el no le delatara, si la muchacha salia viva de alli, se lo contaria a los del pueblo y sus dias estarian contados.

Soldado Carroburgués Müller

-Escucha, por favor, entregame a la muchacha, por favor, no avances más... De poco me sirve que no me delates tú si lo va a hacer ella en cuanto llegue al pueblo, en serio, no avances más, no me apuntes con eso, por favor...


El soldado estaba sudando a chorro. De estar disfrutando de la niña, y bebiendo tranquilamente, ahora estaba jugando por su vida. Y encima su compañero le habia dejado en la estacada.

Mierda, solo queria negociar, pero no deja de avanzar. Este tipo solo quiere cortarme la garganta, pero no se lo voy a permitir. Sigo siendo un miembro del mejor ejercito de este mundo, no voy a dejar que me mate sin luchar, no señor.


La espada del soldado se balanceaba inquieta en las manos del carroburgués. Éste no queria ningun enfrentamiento, pero su instinto le instaba a atacar a alguien tan amenazante. De golpe, con una rapidez que Miller no pudo preveer, el soldado acortó la distancia que les separaba, y lanzo un embite contra el viajero stirlandés, clavando en el cazavampiros la espada corta debajo de las costillas, como si de una lanzada se tratara. El cazavampiros intentó maniobrar, esquivar el golpe, pero no lo consiguió, y parecia ser que la fortuna no le daria otra oportunidad.

Cuano el soldado sacó el hierro de entre las tripas del cazavampiros, todos los presentes sabian que el golpe habia sido fatal. Los pajaros que se encontraban por los alrededores alzaron el vuelo de subito, y la niña grito al ver a su salvador ser atravesado por la espalda, y abrir los ojos de par en par. El soldado carroburgués, de uniforme rojo y negro dio un paso hacia atrás, más tranquilo al ver que el cazavampiros no volveria a dar un paso más hacia él.

-Lo siento muchacho, no pretendia que esto acabara asi
,- se excusó mientra Miller se desangraba en el suelo -no me has dejado opción, si tan solo te hubieras llevado a la chica sin presionarme, nada de esto habria pasado. Estoy apenado por ti, para una persona que va a hacer una buena acción, y acaba asi. Ojala hubieran mas como tu y menos como yo, pero cuando vi a la niña tuve una presión en los pantalones que no pude reprimir, jejeje. Tu nunca tendras de eso, ya no...

El soldado se puso de rodillas cerca de Miller, oyendo como su respiración se acortaba. En ese momento reparó en la niña, que estaba paralizada por el miedo, y el carroburgués entendio a su pesar que tenia que acabar la faena si queria que nadie se enterara de lo sucedido. Lentamente se incorporó, y se preparó para robar de un golpe la vida a la pequeña niña, pero ésta se percató y corrió.

El destino, sin embargo, es travieso, y mientras el soldado perseguia a la muchacha, un par de granjeros aparecieron por el camino cargados de lechuga. Al ver la situación, ambos dejaron las verduras, y corrieron en auxilio de la niña. El soldado, herido aun como estaba, y previendo el problema, huyo hacia los bosques, mientras la niña tomaba resguardo entre los granjeros, amigos de su familia.

Miller oyó gritos y sollozos, pero sus ojos se cerraron. Notó como su cuerpo se elevaba, como la vida se le escapaba de entre las tripas, hasta que todo cayo bajo un velo negro.



21 von Brauzeit 2527. Tandern.

En el pueblo habia mucho alboroto, mientras las familias despedian a los muchachos, que habian salido a cazar gentuza antes de partir a Loningbruck. Habian atrapado a los captores de Ninna, y les harian pagar en las afueras de la aldea, para no ensuciar el pueblo con la sangre de los crueles soldados.

Campesina Ninna

-¿Estas bien, puedes oirme?-
preguntó la niña de cabellos rubios, que hubiera salvado Miller dos dias antes. A su lado, un viejo sonriente y tisico quitaba trapos frios de la cabeza del cazavampiros, para que le bajara la fiebre.

-Has tenido sueños muy malos estos dias, no parabas de gritar, y farfullar. Pero al final te has salvado. Mi abuelo Shorwz dice que eres un tipo muy fuerte, que tardaste mucho en abandonar la consciencia incluso despues de haber perdido muchisima sangre.

Ninna sonreia alegremente. Habia estado a punto de perder su honra con aquellos tipos, pero aquel viajero loco la habia salvado, y ella y todo el pueblo estaban mas que agradecidos. Le llevaron a uno de los establos, y le alimentaron durante dos dias, en los que Miller estuvo a medio camino entre la vida y la muerte. Pero los sabios cuidados del viejo Shorwz acabaron por vencer las heridas, y el cazavampiros por fin habia vuelto, aunque debilmente, a retomar la consciencia entre el olor de asnos y puercos del establo (que le transportaron a su tierna infancia).


FDI: Al final te han rajado, con lo facil que habria sido dejar el mundo correr xD. Pierdes un PD, sigues a 0 heridas y ganas otro PL. A cambio, ganas una buena amistad en el pueblo de Tandern, donde te recordaran por mucho tiempo, y la gratitud de Ninna y de su abuelo.

El soldado sacó un 49 haciendo un ataque total. Fallaste la esquiva con un 57, y el tipo te hico 10 puntos de daño en el torso, quedandose en un critico con +5. En la tirada de critico, salio 7, y acabaste desangrandote de camino al pueblo, pero la sabiduria del viejo Shorwz y el gasto de un PD te hicieron quedarte en este mundo un poco más.

Por cierto, durante este dia tampoco sufriras los efectos de la locura, y podras actuar normalmente.

Avatar de Usuario
Van Hoffman
Escuerzo Alado
Escuerzo Alado
Mensajes: 1131
Registrado: 25 Ago 2007, 15:37
Ubicación: Entre las sombras
Contactar:

Re: Viajero Stirlandés IV: Terrores Nocturnos

Mensaje por Van Hoffman » 15 Jul 2010, 11:03

Franz Miller

Oscuridad.

Franz Miller abrió los ojos. Sintió la frente húmeda, y dolor, mucho dolor, en el abdómen. Estaba tumbado, así que trató de incorporarse, pero el dolor era tan intenso que desistió. Oía unas voces, y le llegó el inconfundible olor a cuadra.

- ¿Dónde estoy? -dijo con dificultad, mirando a la chica y a su abuelo- ¿Quienes sois vosotros?
Van Hoffman, pastor de garrapatos por gloria y gracia de Igarol

Nuevos cometidos:
Sacar a pasear al garrapato, limpiar caca de garrapato, cepillar al garrapato, limpiarle las muelas por dentro al garrapato...

Avatar de Usuario
Saratai
Escuerzo Alado
Escuerzo Alado
Mensajes: 1232
Registrado: 23 Ago 2007, 18:34
Ubicación: En tu oreja, diciendote que quemes cocos

Re: Viajero Stirlandés IV: Terrores Nocturnos

Mensaje por Saratai » 15 Jul 2010, 15:26

21 de Destilario (Brauzeit) de 2527. Tandern.

Campesina Ninna

La niña de rubios cabellos sonrió feliz al ver a su salvador consciente y relativamente vivo. Lo ayudó a incorporarse, y le quitó el resto de vendas y hojas machacadas que le habian aplicado donde la espada atravesó la carne. Miller pudo comprobar como una enorme cicatriz le recorria el abdomen, y como habian cosido la carne para que el contenido de las tripas no se moviera. Era curiosa la manera de ejercitar la medicina de los campesinos, tan vulgar y practica al mismo tiempo.

-Estás en Tandern, una aldea cercana a Loningbruck. Yo soy Ninna, y el hombre que te ha salvado es Shorwz, mi abuelo. Le he contado a todo el pueblo la historia de como me salvaste a pesar de estar herido, y todos estan muy alegres de tenerte aqui.

El viejo se levantó poco a poco, con ayuda de su nieta. Una vez que el viejo se fue, Ninna abrio de par en par las puertas del establo, para que entrara la luz. Varias mujeres, algo viejas la mayoria, se asomaron para ver al heroe de Tandern, y chismorrear acerca de lo feo y valiente que era. La muchacha siguió hablando con el cazavampiros, para ver si respondia o comentaba algo acerca de si mismo.

-Puedes quedarte aqui el tiempo que quieras y necesites, aunque mi abuelo dice que en una semana, con su ayuda, te habras recuperado de la herida de la cabeza y del tajo del estomago. No nos sobra la comida, pero en el rio se pueden pescar muchos peces en esta época del año. El pueblo es muy pequeño, pero muy acogedor, seguro que te gusta. Ahora se han ido muchos hombres a la ciudad, y esto estara mas muerto que de costumbre, pero es temporal.


La niña hablaba muy rapido, pero era alegre e hiperactiva y animaba en momentos de gran dolor, como los que estaba teniendo Miller. Aunque para su sorpresa, las hierbas y medicinas naturales del viejo habian sido de lo más útiles, y tenia movilidad en el cuerpo. Al menos Miller podria andar un poco y comer algo para recuperar fuerzas.


FDI: Las pocimas del viejo te curan un punto de herida, puedes ir mirando en la ficha del personaje como vas de equipo, heridas y demás.

Avatar de Usuario
Van Hoffman
Escuerzo Alado
Escuerzo Alado
Mensajes: 1131
Registrado: 25 Ago 2007, 15:37
Ubicación: Entre las sombras
Contactar:

Re: Viajero Stirlandés IV: Terrores Nocturnos

Mensaje por Van Hoffman » 26 Jul 2010, 11:21

Franz Miller

El stirlandés se incorporó con dificultad y se miró la herida. Era una cosa muy fea, y daba gracias a los dioses por haber sobrevivido. Sin duda, Miller era un tipo afortunado. Después de todo lo que había pasado, y aún seguía con vida. Y en aquel momento no pudo evitar pensar en su amigo Fonseca, lo que le hizo apretar el puño y murmurar una maldición.

Entonces la niña que había salvado se puso a hablar muy rápido. Bueno, al parecer, la muchacha le había devuelto el favor, y por lo que decía, ahora Miller se había convertido en una suerte de héroe del pueblo. No pudo evitar sonreir desconcertadamente a las viejas cotillas que se asomaban en la puerta del establo mientras se iba poniendo lentamente en pie.

- ¿Una semana? Oh, mierda... No tengo ese tiempo... -con ayuda de Ninna, Miller caminó hasta salir del establo y contemplar el pueblo- Os agradezco todo lo que habeis hecho por mi, pero no tengo mucho dinero y me sabría mal comer y dormir sin daros nada a cambio. ¿Dices que los hombres de pueblo se han marchado? ¿Cómo es eso? Quizá podría ayudaros mientras no están y no me sentiría tan inútil.
Van Hoffman, pastor de garrapatos por gloria y gracia de Igarol

Nuevos cometidos:
Sacar a pasear al garrapato, limpiar caca de garrapato, cepillar al garrapato, limpiarle las muelas por dentro al garrapato...

Avatar de Usuario
Saratai
Escuerzo Alado
Escuerzo Alado
Mensajes: 1232
Registrado: 23 Ago 2007, 18:34
Ubicación: En tu oreja, diciendote que quemes cocos

Re: Viajero Stirlandés IV: Terrores Nocturnos

Mensaje por Saratai » 26 Jul 2010, 17:42

21 de Destilario (Brauzeit) de 2527. Tandern.

El cazavampiros pudo obersvar la extensión de la aldea, y la gran cantidad de cultivos y ganado que esta poseia. Mientras caminaba, lentamente y con la ayuda de Ninna, le hablo acerca de su intención de ayudar.

Campesina Ninna

-Oh, claro, faltaria más. Nos vendria bien la ayuda de un hombre fuerte como tú para labrar. Aunque será mejor que no empieces hoy o tus heridas podrian abrirse-
explicó la muchacha de dorados cabellos.

-Lo que no sabemos es como te llamas, ni de donde vienes...

No tardaron en acudir más niños, haciendole preguntas al stirlandés, y explicandole como se ordeñaba, como se limpiaban los animales y donde dejar el estiercol para abonar los campos. Todo el dia fue tranquilo hasta que la tarde comenzó a tornar a su fin.

Fue entonces cuando vieron a una mujer mayor que llevaba una carreta pequeña. Dentro, una oveja aplastada y medio devorada se encontraba encajada, para disgusto de niñas y curiosidad de crios, que le preguntaban a la anciana si el caballoraña se habia comido las galletas del lindero.

Avatar de Usuario
Van Hoffman
Escuerzo Alado
Escuerzo Alado
Mensajes: 1131
Registrado: 25 Ago 2007, 15:37
Ubicación: Entre las sombras
Contactar:

Re: Viajero Stirlandés IV: Terrores Nocturnos

Mensaje por Van Hoffman » 30 Jul 2010, 17:29

Franz Miller

El herido stirlandés paseó un rato por la pequeña aldea, acompañado de la joven Ninna.

-Lo que no sabemos es como te llamas, ni de donde vienes...

Miller se enrojeció un poco. La chica tenía toda la razón del mundo. Aquellos campesinos lo habían salvado y cuidado durante un par de días, y sin saber de quien se trataba. Sin duda, se trataba de muy buena gente, y Miller no pretendía ser maleducado con ellos.

- Tienes razón, perdona mi mala educación. Me llamo Franz Miller y soy de Stirland. Pero hace muchos años que no piso mi tierra natal. Viajo mucho, y no suelo quedarme en un mismo sitio mucho tiempo.

Miller le dedicó una sincera sonrisa a la muchacha, que pareció contenta con la respuesta y siguieron paseando. Al rato, un montón de crios corrieron junto a Miller y le empezaron a hacer preguntas y a explicarle cosas sobre labrar y criar animales. Miller sonrió, y unos recuerdos muy interiorizados en su agitada memoria empezaron a florecer. Recordó su pueblo natal, a sus padres, a sus hermanos; recordó los cultivos y las gallinas de la familia. Miller se vio transportado a su infancia, feliz y tranquila en un pequeño pueblecito del interior de Stirland. Durante un segundo, Miller deseo volver a aquella época de felicidad, e incluso una lágrima asomó, amenazante. Sin embargo, todos los recuerdos y la paz del momento se esfumaron cuando vieron llegar a la anciana con la oveja muerta.

Miller se acercó a la anciana, cojeando y con la mano en el vientre y ayudado por Ninna.

- ¿Qué ha pasado? ¿Qué cosa ha podido hacer algo así?
Van Hoffman, pastor de garrapatos por gloria y gracia de Igarol

Nuevos cometidos:
Sacar a pasear al garrapato, limpiar caca de garrapato, cepillar al garrapato, limpiarle las muelas por dentro al garrapato...

Avatar de Usuario
Saratai
Escuerzo Alado
Escuerzo Alado
Mensajes: 1232
Registrado: 23 Ago 2007, 18:34
Ubicación: En tu oreja, diciendote que quemes cocos

Re: Viajero Stirlandés IV: Terrores Nocturnos

Mensaje por Saratai » 31 Jul 2010, 15:23

21 de Destilario (Brauzeit) de 2527. Tandern.

La anciana, al ver a Miller acercarse curioso por lo ocurrido, siguió adelante por su camino con un ''nada, nada, no te preocupes muchacho''. Al parecer, aunque el pueblo tenia gratitud con el cazavampiros, seguia siendo un forastero, y no veian conveniente airear los trapos sucios con el delante. Sin embargo, los niños no opinaban lo mismo, y comenzaron a contar historias de un ser que devoraba a los animales de las granjas si no se le ponian galletas con leche y sangre en el lindero del bosque.

Ninna rió ante tales cuentos de crios, pero cuando Miller y ella volvieron a estar solos, la joven muchacha se sinceró con su salvador.

Campesina Ninna

-No deberias saber esto, pero los niños tienen razón en parte. Hay algo por los bosques que devora animales de granja cada cierto tiempo. No le hemos visto, pero sabemos que debe tener varias patas, viendo las huellas que deja cerca de los animales destrozados que deja como sobrante. Pero preferimos no hablar del tema, nunca sabemos que loco cazador de brujas podria venir al pueblo para acabar con el ser, y acusarnos a nosotros de haberlo alimentado. Ya ocurrio algo parecido en Zang hace unos años, y no queremos que se repita por aqui de nuevo, no despues de lo ocurrido.


Ninna y Miller siguieron caminando, y cuando ya estaba toda la aldea vista, volvieron a la casa del viejo Shorwz, el cual estaba cocinando algun extraño plato tipico de la zona, de un raro olor a azucar quemado y un extravagante color azul verdoso, en una cacerola. Mientras lo cocia todo entonaba unos extraños canticos, seguramente una oración a Rhya en un idioma antiguo. Miller aun no conocia bien a los averlandeses, y nunca habia sido una persona muy culta en folklore regional. Aunque tras un segundo vistazo, pudo ver ingredientes nada normales en el potaje del abuelo, lo cual le causo algo de rechazo.

Mientras tanto, Ninna sacó una hogaza de pan y algo de agua, ofreciendole al viajero stirlandés. Le explicó que la aldea tenia problemas con una panda de bandidos de rio, que atacaban las caravanas de barcas que pasaban por el Reik, impidiendo que los marineros pasaran por la aldea y gastaran algo de dinero (algo que tampoco molestaria mucho a los celosos maridos). Tras un rato más de charla, el abuelo colocó la comida, lista para ser servida, más Miller se dio cuenta de que no era el mismo plato que habia cocinado antes.


FDI: Chico listo, sacas un 01 en Percepción y te quedas con todos los detalles de la escena.

Avatar de Usuario
Saratai
Escuerzo Alado
Escuerzo Alado
Mensajes: 1232
Registrado: 23 Ago 2007, 18:34
Ubicación: En tu oreja, diciendote que quemes cocos

Re: Viajero Stirlandés IV: Terrores Nocturnos

Mensaje por Saratai » 13 Ago 2010, 03:11

21 de Destilario (Brauzeit) de 2527. Tandern.

La cena transcurrió sin ninguna pregunta por parte del salvador de Ninna, por lo que la muchacha cesó de continuar importunando al cansado cazador de vampiros. El abuelo, consciente del hecho, se acercó a Miller cuando Ninna salió a tomar el fresco antes de ir a dormir.

Viejo Shorwz


-Jejejeje, he conocido a muchos como tú, si, jejeje.

La risa del viejo era macabra y desdentada, y hasta al más valiente habria puesto los pelos de la nuca como escarpias tan solo de oirle reir a mandibula batiente. Más aun cuando la risa no tenia motivo aparente.

-Noto que Ninna tiene sentimientos hacia ti, y no se lo reprocho, jejeje. En la aldea solo hay paletos que no han salido de aqui mas que un par de veces en toda su vida, y la mayoria son rastreros y cobardes, campesinos asustadizos que solo sirven en numero. No te aburrire con mis historias de como llegué aqui, pero si te diré que este lugar tal vez no este hecho para ti.

El viejo tomó algo del potaje hecho, y expulsó algún gas, para disgusto de Miller.

-Jejeje, perdón, la edad, la edad que no perdona, jejeje. ¿Por donde iba? ¡A si! Tu eres diferente a los habitantes del pueblo, e incluso arriesgaste tu vida por una desconocida. Ninna va a ser entregada en matrimonio en un mes y no con alguien apuesto precisamente, y eso la ha hecho estar alterada y meterse en lios más que de costumbre, jejeje. Por todo ellos, creo que ha visto en ti su principe azul, quien podria salvarla de toda esta miseria. Pero como decia, la aldea tiene problemas serios, y tu, aunque los solucionases, no recibirias nada a cambio, ni dinero, ni gloria, ni fama. Asi es Tandern. Por eso te diré, si no quieres despedirte de Ninna en peores circustancias, que mañana como todas las semanas, antes de que el gallo cante, un cochero para por aqui en dirección a Loningbruck, donde te puede dejar por menos de un chelin en apenas un par de horas, para abrebar las monturas.

El viejo dejó un frasco frente a Miller, como regalo.

-Si decides irte, hazlo ahora antes de que mi nieta te coja algún aprecio- finalizó el viejo, esta vez con expresión muy seria - Sabes que aqui tienes tu casa y que nunca te faltará mi apoyo tras lo que hiciste, pero atente a las consecuencias de lo que puede acarrear si te quedas.


FDI: El viejo es un tipo extraño xD.

En fin, como ya han pasado dos semanas sin post, te actualizo el hilo. Los habitantes se irán a dormir, y tras las atenciones sanitarias del curandero mañana tendrás una herida más. Si pasas otras dos semanas sin actualizar, haré lo mismo y dejaré el hilo en suspensión hasta tener noticias.

Avatar de Usuario
Van Hoffman
Escuerzo Alado
Escuerzo Alado
Mensajes: 1131
Registrado: 25 Ago 2007, 15:37
Ubicación: Entre las sombras
Contactar:

Re: Viajero Stirlandés IV: Terrores Nocturnos

Mensaje por Van Hoffman » 13 Ago 2010, 14:42

Franz Miller

El stirlandés se limitó a disfrutar de la frugal cena. No había comido así de bien en semanas, y a pesar de que Ninna le caía bien, no tenía ganas de charlar. No obstante, si notó que el plato que le sirvió el viejo Shorwz no era el mismo que el que había preparado, aquel tan raro de color azul. Bueno, tampoco debía importar mucho...

Una vez la joven y locuaz Ninna se marchó, el anciano empezó a hablar con Miller. Al errante stirlandés le dio algo de grima aquel viejo. Era extraño a niveles preocupantes. Sin embargo, tenía razón en todo lo que decía. Ni Tander era lugar para Miller, ni recibiría nada, ni podía quedarse.

- Tiene usted razón, no puedo quedarme. Sería doloroso para Ninna, y nunca me acostumbraría. Y aunque me gustaría ayudarles en sus problemas, necesito dinero. He perdido algo que me era muy preciado, y parte de mi equipo, en mi último viaje, y necesito dinero para recuperarlo. Iré a Loningbruck mañana. Pero no se preocupe. Volveré a verles, se lo prometo.

Miller miró entonces el frasco que el anciano había dejado frente a él.

- ¿Qué es? Si es agua, ya tengo mi odre...
Van Hoffman, pastor de garrapatos por gloria y gracia de Igarol

Nuevos cometidos:
Sacar a pasear al garrapato, limpiar caca de garrapato, cepillar al garrapato, limpiarle las muelas por dentro al garrapato...

Avatar de Usuario
Saratai
Escuerzo Alado
Escuerzo Alado
Mensajes: 1232
Registrado: 23 Ago 2007, 18:34
Ubicación: En tu oreja, diciendote que quemes cocos

Re: Viajero Stirlandés IV: Terrores Nocturnos

Mensaje por Saratai » 14 Ago 2010, 16:55

21 de Destilario (Brauzeit) de 2527. Tandern.

El curandero de Tandern respondió a la pregunta acerca del frasco con franqueza, pues era mucho más que simple agua.

Viejo Shorwz

-Jejejeje, tu tomalo cuando consideres oportuno, te ayudará a recuperarte de la herida de la cabeza. Si no llegas a vestir cuero en ella, ahora no tendrias mas que una pulpa irreconocible en su lugar, jejejeje.


Dicho esto, el viejo Shorwz se fue a dormir. Miller tenia dos opciones, o dormir en su chabola o dormir en el suelo de la calle, pues estaria mal visto que fuera a casa de una mujer sola, y ya se le habia advierto claramente acerca de esto.

De madrugada, unos toques con un bastón le despertaron. Era el viejo otra vez, avisandole de que el cochero estaba ya alli y que no tardaria en descargar. Esta era su oportunidad de largarse de alli sin hacer ruido y evitando los problemas de los caminos, que en su estado de salud serian letales para el cazavampiros. El cochero era un hombre de mediana edad, algo flacucho. Cuando vió a Miller, exigió algo más de lo que el viejo habia dicho: Ni más ni menos que dos coronas. Y negociar con aquel hombre seria dificil, se le veia con prisa y con pocas ganas de llevar acompañante. Aun asi, ir a Loningbruck era la única opcion de salir de alli, e ir a pie era poco más que una locura.


22 de Destilario (Brauzeit) de 2527. Loningbruck.

Al llegar a la ciudad el cochero despidió al stirlandés con un escueto adiós, sin siquiera haberse presentado. En parte era normal, estaba amaneciendo y no era hora de encontrarse muy despierto y hablador. Ahora Miller tenia la ciudad a su disposición, y seria cosa suya ir o venir por donde quisiera. Sin embargo, se percató rapidamente de un hecho, mientras el cochero se largaba del lugar siguiendo su ruta.

Un enorme grupo de hombres, más de cincuenta, marchaba fuera de la ciudad, comandados por un hombre alto a caballo y otros cuatro jinetes. Todos parecian dispuestos a combatir, con armas desenfundadas, y aquello descolocó al stirlandés por completo. Más aun cuando, entre los jinentes del principio de la columna reconoció una cara conocida de un hombre moreno de pelo corto. Cuando éste paso cerca suya, se quedó mirandolo, y tras unos instantes paró un segundo con el persimo de Alex Pillher, el lider de todos aquellos hombres.

Franz

-Tu... No puede ser...


Miller miró a aquel hombre, cuyo rostro le resultaba tan familiar. De pronto, por su cabeza paso la imagen del horrible combate del páramo de Sorghof contra los asqeurosos mutantes rechazados por la sociedad, de Migolver Bacher luchando contra aquella bestia de pesadilla; de Pieter Azhelhof y de Liszt, paralizados por el horror; de Valentino llorando por Gertrude; de los especialistas Alptraum y los horribles seres poseidos por el averno; del ayudante del fiscal Heinrich y de un soldado contratado para acabar con los asesinos de patrulleros y ayudar con el caso de Eva Fahen.

Recordó a Franz, el mismo que ahora se encontraba frente a él, portando una brillante armadura y un estandarte con colores rojos, negros y amarillos rodeando el simbolo de una lanza cruzada sobre un escudo redondo, tal como el que portaba el mismo Franz colgado a la espalda.


FDI: La primera tirada de Inteligencia la has fallado con un 69, pero Franz la ha acertado con 23 y te ha reconocido, y tras hablarte has comenzado a recordar los hechos pasados. Franz lucho contigo en Sorghof, contra Muerte en los Caminos, hace ya cinco años.

Este dia sacas una tirada de voluntad de 31, con lo que la locura no te afecta de momento.

Tambien comentarte que es cosa tuya coger el frasco del viejo Shorwz, pues tal vez no te fies de beber lo que te haya preparado (yo no me fiaria mucho, por si acaso, pero es cosa tuya)

Avatar de Usuario
Van Hoffman
Escuerzo Alado
Escuerzo Alado
Mensajes: 1131
Registrado: 25 Ago 2007, 15:37
Ubicación: Entre las sombras
Contactar:

Re: Viajero Stirlandés IV: Terrores Nocturnos

Mensaje por Van Hoffman » 24 Ago 2010, 16:00

Franz Miller

Miller cogió con una sonrisa de agradecimiento el frasco que le ofreció el anciano y se lo guardó en uno de los bolsillos de la chaqueta. El stirlandés acabó de cenar y se dirigió al establo donde había dormido las noches anteriores. Considerando que se había pasado gran parte de los últimos cinco años durmiendo al raso, un poco de paja en un establo era para Miller como dormir en un palacio.

A la mañana siguiente, antes de que saliese el sol, el anciano le despertó. Allí estaba el cochero, tal y como le había dicho. El hombre receló un poco cuando vio a Miller, pero finalmente accedió a llevarlo por dos chelines, precio muy superior al que le dijo el anciano la noche anterior. Sin embargo, Miller no tenía intención de perder tiempo con tonterías, así que pagó sin rechistar.

Por un momento, Miller quiso preguntarle al viejo Shorwz dónde estaba Ninna para despedirse de ella, pero pensó que lo mejor sería dejar el pueblo sin que nadie se diese cuenta. Finalmente, se despidió del anciano con un apretón de manos y subió al carro.

El viaje transcurrió tranquilo y en silencio. Ni el cochero ni Miller tenían ganas de charlar, así que a penas si se dirigieron palabra. Cuando llegaron a la ciudad, se despidieron y el stirlandés bajó de un salto del carro. Ante él se presentaba Loningbruck, junto con nuevas oportunidades. Lo primero que tenía que hacer era conseguir dinero para reequiparse. En eso estaba Miller pensando cuando encontró a aquel monton de campesinos marchando tras un grupo de individuos a caballo.

"¿Pero qué demo...?"

-Tu... No puede ser...

Miller miró al tipo que se le acercó y le habló. El caso es que su cara le resultaba familiar. Le vinieron a la mente el frio invierno del 21, un páramo helado, criaturas horripilantes, una brutal batalla. Recordó Sorghof. Sus ojos se abrieron de par en par. ¡Aquel hombre había estado allí, con él! Era uno de los hombres del chupatintas ayudante del fiscal de cuyo nombre se había olvidado. Miller no daba crédito.

- ¡Te recuerdo! Luchamos juntos en Sorghof. ¿Qué es todo este jaleo si puede saberse?
Van Hoffman, pastor de garrapatos por gloria y gracia de Igarol

Nuevos cometidos:
Sacar a pasear al garrapato, limpiar caca de garrapato, cepillar al garrapato, limpiarle las muelas por dentro al garrapato...

Avatar de Usuario
Saratai
Escuerzo Alado
Escuerzo Alado
Mensajes: 1232
Registrado: 23 Ago 2007, 18:34
Ubicación: En tu oreja, diciendote que quemes cocos

Re: Viajero Stirlandés IV: Terrores Nocturnos

Mensaje por Saratai » 25 Ago 2010, 19:40

22 de Destilario (Brauzeit) de 2527. Loningbruck.

El engalanado Franz desmontó del caballo, y explicó al lider de la formación, un hombre de fino bigote apellidado Pillher, que se retrasaria unos minutos, pues habia encontrado a un viejo compañero que tal vez se interesaria por unirse a ellos. Este le dió permiso, y la columna siguió su camino en dirección a Heideck, donde continuarian con su reclutamiento. Miller le preguntó a Franz que qué estaba ocurriendo, y el buen soldado se lo explicó, como si un profesor de historia se tratase.

Franz

-Es increible encontrarte aqui, y más en estas circustancias. Aun recuerdo las malas experiencias que vivimos en aquel páramo. Creo recordar que solias viajar fuera de Averland y no se si conocerás la situación actual en la que vivimos, pero intentaré resumirtelo lo más brevemente posible, pues el tiempo apremia.


El soldado de los Mahiven descorchó una cantimplora y hechó un trago, ofreciendole a Miller también, para comenzar su subjetiva explicación de los hechos, omitiendo ciertos detalles por supuesto sin importancia.

-Cuando vivias aqui, deberás recordar que unos políticos, asociados a la familia Alptraum, consiguieron obtener mediante una amañada votación el control de los poderes públicos. Pues bien, cada año hasta ahora, esos corruptos funcionarios han enseñado su cara real, subido impuestos para enriquecerse, y creando hambrunas en cientos de aldeas que no han tenido más remedio que revelarse y dejar de pagar tales desorbitadas tasas. Yo mismo, que trabajaba para ese gobierno de funcionarios, vi como se aprovechaban de las gentes de Averland, y me despedi de aquel vil trabajo para unirme a la resistencia de los campesinos, que está apoyada por los Leitdorf y varias casas nobles leales a la provincia, legitimos gobernantes de Averland por linea sucesoria directa.

El hombre, convencido de la legitimiad de la revuelta, concluyó con una propuesta para el stirlandés, que escuchaba sus palabras.

-Ha llegado el momento de cambiar las tornas, y ahora, desde cada punto de la provincia, se reunen levas de buenos hombres para dirigirse a la capital y tomarla en nombre de Markus Leitdorf, el futuro Conde Elector de Averland. Doy por supuesto que querrás colaborar con nosotros, pues cada hombre capaz en cada aldea lo hace. Nosotros marchamos ya, pero también hay un grupo de hombres que partirán esta noche, seis camaradas que tienen unos asuntos pendientes aqui y que se reunirán con nosotros más tarde.

Franz se acercó a Miller, y poniendole la mano, le hablo seriamente.

-Arriesgamos nuestras vidas juntos, y si dices que no, no te lo tomaré a mal. Pero piensa que si rechazas ayudarnos, la proxima vez que nos veamos no me quedará más remedio que considerarte enemigo, dado que en esta contienda no hay nadie ajeno, ni siquera los extranjeros, y no podria arriesgarme a que llegaras a trabajar para esos corruptos. En la columna en la que voy tenemos viveres y carros en los que podrás descansar, y no pasarás hambre alguna. Si realmente no pudieras tomar una decisión de sopetón, piensatelo y cuando decidas ayudarnos, dirigete a esa posada de alli-
dijo Franz señalando una calle, donde se encontraba una taberna de arquitectura khazalid -y pregunta por Mannricht Boleslav, o Alan Friedsgoth. Ambos son buenos camaradas, hombres de bien, que se reunirán con nuestro bando más adelante en Streissen, y que trabajan con tres hombres más, también buenos averlandeses.

Aquello habia caido como un jarro de agua fria, pues lo último que esperaba el derrotado cazavampiros era encontrarse en una situación como aquella. Al parecer, una contienda civil convulsionaba las entrañas de la provincia, y ser ajeno a ella por mucho tiempo acabaria siendo casi imposible. Ahora solo el stirlandés sabia que camino escoger, si unirse a Franz directamente, esperar unas horas e ir a buscar a aquellos hombres, o huir de nuevo de aquella situación y dejar que los averlandeses se mataran entre ellos. En ese instante pudo,tristemente, comprobar que la vida era más sencilla cuando Fonseca viajaba con él.

Avatar de Usuario
Van Hoffman
Escuerzo Alado
Escuerzo Alado
Mensajes: 1131
Registrado: 25 Ago 2007, 15:37
Ubicación: Entre las sombras
Contactar:

Re: Viajero Stirlandés IV: Terrores Nocturnos

Mensaje por Van Hoffman » 27 Ago 2010, 15:26

Franz Miller

El stirlandés escuchó atónito la explicación del viejo conocido. Recordó a los Bacher, más concretamente al petimetre que les acompañó a Sorghof. Recordó a Oliver Saford, el administrador que le propuso liquidar a unos muchachos a cambio de oro. Recordó también que fue aquel el momento en el que decidió dejar atrás su vida de mercenario y concentrarse en su tarea. Fue allí cuando empezó su viaje con Valentino.

Franz le contó que finalmente, Saford había conseguido lo que planeaba y se habían hecho con el control de la provincia. Y luego le contó que entonces empezaron los problemas. Que si hambrunas, que si impuestos, que si no se qué, que si no se cuantos. No era algo que importase un carajo a Miller. Entonces, Franz le propuso unirse a ellos en la revolución contra el gobierno provincial. Vamos, lo que le faltaba.

- Mira Franz... No quiero parecer desagradable ni manchar los actos y circunstancias en que nos conocimos, pero a mi todo este rollo vuestro de revolucionarios me importa tres pimientos. Ahora mismo solo me importa conseguir dinero y equipo (y comida, ya puestos) Así que si me ofreceis algo a cambio...

Pero fue entonces cuando Franz mencionó algo que le hizo cambiar de idea. Mencionó que seis hombres, conocidos suyos, iban a hacer no se qué historias, pero fue la mención de sus nombres la que hizo revivir los recuerdos del stirlandés. Alan Friedsgoth y Mannricht Boleslav. Alan, el sargento de la guardia de Averheim para el que estuvo trabajando junto con aquel agente tan estirado, y Mannricht, el patrullero con el que estuvo a punto de pelearse. Todo aquello fue antes de la batalla de Sorghof. Aquellos nombres le hicieron decidirse.

- ¿Alan está aquí? ¡Por los dientes de Taal! Muchas gracias por todo Franz, no olvidaré tu propuesta, pero ahora debo ir corriendo a buscarle. ¡Hasta pronto y suerte!

Miller salió corriendo en dirección a la posada, con la esperanza de encontrar allí a los viejos conocidos. Si no era posible, preguntaría al posadero o a quien fuese para averiguar donde diantres estaban.



FDI: Antes de salir del pueblo intentaré conseguir un lazo y alguna arma de filo que pueda permitirme. Para ello emplearé todo mi (poco) dinero y si es menester, los frascos de aceites sagrados y agua bendita que me quedan.



EDIT DEL HERMOSO SARATAI: La historia de Miller continua en Mannricht III: ¡Revolución!
Van Hoffman, pastor de garrapatos por gloria y gracia de Igarol

Nuevos cometidos:
Sacar a pasear al garrapato, limpiar caca de garrapato, cepillar al garrapato, limpiarle las muelas por dentro al garrapato...

Cerrado

Volver a “Prisión de almas”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado