Adelfbert I: Cazador de Monstruos

Partida dirigida por Saratai.

Moderadores: Saratai, Moderadores

Avatar de Usuario
Saratai
Escuerzo Alado
Escuerzo Alado
Mensajes: 1232
Registrado: 23 Ago 2007, 18:34
Ubicación: En tu oreja, diciendote que quemes cocos

Adelfbert I: Cazador de Monstruos

Mensaje por Saratai » 18 Mar 2010, 15:40

18 von Brauzeit, 2527. Konistag, Averheim.

Las llamas se iban apagando lentamente en la pira funeraria. El Gran Maestre, un hombre mayor pero vigoroso, cuya espalda estaba repleta de cicatrices producidas por el último aniversario de la Orden, se levantó con dificultad. Hans Gutterford era su amigo, y le dolia mucho no haberse despedido de él cuando aun estaba a tiempo. Tomar unas cervezas, unas cartas y pelearse entre ellos o con cualquiera del bar.

Hans, ahora te necesitaba más que nunca

Hacia muchos años que Hans, valeroso miembro de la Orden del Oso Negro, una belicosa (y alcohólica) orden de expertos combatienes de Averland hubiera partido a conocer el mundo y a si mismo, en un viaje espiritual. Bueno, de espiritual tenia poco, pues lo único que hizo Hans fue emborracharse en todas las tabernas, probar todos los prostibulos, y desafiar a todos los caballeros de otras ordenes que encontró en su camino. Sin embargo, no todo fue festejos, diversión y sangre en su viaje. Hans defendió un pueblo valerosamente, salvando a su gente y ayudandoles en su camino. Para su sorpresa, encontró en el pueblo a un hombre algo entrado en años, que peleaba bien para ser un campesino. Ese hombre, solo y abandonado, que no contaba con familia alguna, tenia madera para el combate, asi que Hans le nombró su escudero. Lo hizo para poder fanfarronear con alguien de sus historias, pero también para transimitir sus conocimientos. Con el tiempo, el granjero aprendió a montar, a esgrimir variedad de armamento y a defenderse. Hans le proporcionó medios, y le convirtió en un aspirante a la Orden del Oso Negro. Cuando Hans regresó con su escudero, nadie podia creerse que éste fuera tan viejo. Sin embargo, no dió mucho tiempo a que el escudero se integrara. En una de las fiestas de Hans, este se encontró a alguien o algo que acabó con su vida. El cuerpo del viejo caballero estaba mutilado, supurantes las heridas y oxidada la armadura. ¿Magia, mutantes, o asesinos muy inteligentes? Fuera como fuera, y por el motivo que fuese, su escudero, Adelfber, se habia quedado si valedor. El 18 de Brauzeit se celebró el funeral, y las cenizas del caballero se esparecieron por el cuartel de la orden que se localizaba bien cerca de Averheim.

El Maestre, Manuel Vod, se acercó al viejo Adelfber.

Manuel Vod

-Señor, parece ser que usted fue un buen amigo de Hans hasta sus últimos días. La muerte es algo natural, pero los que la causan deben ser ajusticiados para que el mundo en el que vivimos sea más placentero, y por ello Sigmar nos ha colocado aqui. Aceptaré la petición de Hans, y haré una excecpción con usted para que pueda entrar a nuestra Orden a pesar de su edad, pero a cambio deberá encontrar la causa de la muerte de su maestro.


El portón principal volvió a sonar. Todas las familias nobles querian llevarse bien con el Maestre dada la inestabilidad política entre casas, por lo que dia si y dia tambien, Manuel tenia que sufrir el acoso de administradores y charlatanes.

-El cuerpo de Hans fue encontrado en el cruce de tres pueblos, Agbeiten, Loningbruck y Bernloch, cerca de una zona boscosa. He de advertirle, herr Adelfber, que la zona está plagada de seres que bien deberian estar muertos. Es el lugar menos seguro de toda la provincia, asi que le recomiendo que pase por la capilla.

Adelfber, de espesa barba y claros ojos azules, escuchó atento las palabras de Manuel. Los Osos Negros solian hacer su vida con la cofia y la camisa de mallas puesta, por lo que no se veia su pelo. Su caballo, un regalo de Hans, aun estaba en los establos en los cuales era alimentado (por un criado que poco a poco iba desarrollando una conexión especial con el abono) mientras su dueño se encontrara de visita por el cuartel. Mientras meditaba acerca de las palabras del Maestre, éste abrió una botella de caro whisky para brindar por el caballero caido. Otros siete caballeros se unieron a su brindis:

¡SALVE HANS! ¡CON SANGRE EN VIDA, CON PUTAS EN LA MUERTE!

FDI: Esta es tu introducción, Adelfber. Contesta si quieres, o ponte en marcha hacia el pueblo que gustes. Mira el apartado de Trasfondo de Averland, un 07 en Sabiduria Popular te permite conocer lo que se describe acerca de los pueblos cercanos al rio.

Avatar de Usuario
Nirkhuz
Gor Acechante
Gor Acechante
Mensajes: 851
Registrado: 06 Sep 2009, 13:30
Ubicación: En lo mas profundo de los Salones enanos.
Contactar:

Re: Cazador de Monstruos

Mensaje por Nirkhuz » 18 Mar 2010, 17:13

El escudero pensó lentamente. Hans, asesinado. Hans, su amigo. Hans, su maestro. Aun no lo podia creer. Él le sacó de su pueblo, él le salvó, él le entrenó. El maestre Vod decia que tenia que encontrar al asesino para entrar en la orden. Perfecto, ya que no queria hacer nada más. Encontraria a ese asesino. A ese hijo de la mayor perra del Imperio. Le encontraria, pero no sabía donde. Necesitaba toda la ayuda posible. Esperó a que los caballeros dejaran de beber. Esperó durante un buen rato. Cuando los animos estaban más tranquilos habló con el maestre.

Adelfbert

-Señor...¿Debo traer vivo al asesino? ¿O me puedo tomar ciertas...libertades con ese hijo de perra?
El caballero esperó la respuesta. Y, si no es mucha indiscreción, mi señor...¿Sabe usted algun motivo para que Herr Gutterford se encontrara por esa zona? Podria ser de gran ayuda para encontrar al culpable.

Cuando el maestre respondió, Adelfbert comenzó a preguntara los demás caballeros si sabian por que Hans estaba por esa zona, sin decirle nada a su escudero. Todas las pistas eran necesarias. Tenia intención de ir primero a Loningbruck, ya que el gran culto a Verena tendria a su disposición a algunos escribas y seguidores de la justicia, que le podrian informar, e incluso ayudar, a encontrar al culpable. Pero antes, hablaria con los demás caballeros. Y después, iria a la capilla. Quizás alguien supiera algo. Todas las pistas eran necesarias, todas.


FDI:Basicamente, el escudero espera a la espuesta del maestre, y despues, pregunta a los caballeros. Segun las respuestas que reciba de esos 8 guerreros (contamos al maestre), Adelfbert hará unas cosas u otras.
Con D de Dados: Rol, wargames y demás chorradas.

Avatar de Usuario
Saratai
Escuerzo Alado
Escuerzo Alado
Mensajes: 1232
Registrado: 23 Ago 2007, 18:34
Ubicación: En tu oreja, diciendote que quemes cocos

Re: Cazador de Monstruos

Mensaje por Saratai » 22 Mar 2010, 17:18

Adelfbert se dedicó a hacer algunas preguntas, para recabar algo de información. Sus preguntas no fueron muy claras, pero le valieron para sacar algunas ideas previas. Ante la pregunta acerca del asesino, Manuel fue claro.

Manuel Vod

-¿Vivo?-
Una risa amarga cruzó la cara del Maestre. Esa pregunta no necesita contestación. Tu sólo asegurate de que es él, y de que traes el cuerpo aqui, pues tenemos una vieja costumbre de traer las cabezas de los que acaban con uno de nosotros. No por presumir, sólo para recordar.

Tras esta afirmación, Adelfbert preguntó al resto de caballeros. Tres de ellos contestaron afirmativamente.

Blaim Ferteg, Lomias Oplit y Ugbert Reh

-Se conoce que Hans tenia una amante en una aldea cercana a Agbeiten. Además, hay buenos prostíbulos por la zona de Loningbruck, asi que tenia razones de sobra para estar allí, jajajaja


Otro caballero fue de gran utilidad, un gran hombre de pelo anaranjado y mirada severa. Fue escueto tanto en su presentación como en la conversación.

Nasder Brikmal

-Saludos, me llamo Nasder. Si, el placer es mio. Mira, Hans me dijo antes de irse que queria arreglar su espada. Hay un gran herrero en Bernloch, asi que puedes probar alli.


El resto de caballeros fueron de poca utilidad, comentando que poco sabian de los quehaceres de Hans, y que más deberias saber tú siendo el escudero.


FDI: Eso es lo que recibes, tras sacar un 46 en Cotilleo. Tu dirás a donde vas, pues tienes varias opciones.

Avatar de Usuario
Nirkhuz
Gor Acechante
Gor Acechante
Mensajes: 851
Registrado: 06 Sep 2009, 13:30
Ubicación: En lo mas profundo de los Salones enanos.
Contactar:

Re: Cazador de Monstruos

Mensaje por Nirkhuz » 23 Mar 2010, 20:51

El caballero meditó. Le esperaba un largo viaje, pero más largos habia hecho. La información de sus superiores le serviría. Pensaba bajar de Averheim por el camino hacia Bernloch, ahí recabar toda la información posible, y seguir bajando hasta Agbeiten, buscando entre todos los pueblos de por en medio. Finalmente, iría a Loningbruck, donde los seguidores de Verena. Quizás, con las pruebas y demás puediera sacar algo en claro. Pero antes de nada tenía que hacer planes para YA. Se despidió cortesmente de los caballeros, y marchó a la capilla. Tenia que encomendarse en cuerpo y alma a esta busqueda. Necesitaba el apoyo de todos los dioses que se lo quisieran dar... Sigmar, Verena, Myrmidia...pero sobre todo de Ulric. Había protegido a Hans durante muchos años. Quizás protegiera tambien al escudero.

Aunque llevaba varios años en la ciudad, seguía perdido. Era enorme, y siempre cambiante. Quizás por pena, quizás por cansancio, no conseguía recordar el lugar donde Hans se reunia con los seguidores del Dios Lobo. Preguntaría por ahí....¿alguien tendría que saberlo, no?
Con D de Dados: Rol, wargames y demás chorradas.

Avatar de Usuario
Saratai
Escuerzo Alado
Escuerzo Alado
Mensajes: 1232
Registrado: 23 Ago 2007, 18:34
Ubicación: En tu oreja, diciendote que quemes cocos

Re: Cazador de Monstruos

Mensaje por Saratai » 24 Mar 2010, 16:40

El anciano escudero habia recibido algo de información, información util para comenzar la que se mostraba como una de las tareas más arduas que hubiera tenido que llevar a cabo en su vida. Montó su caballo, tan antiguo como él mismo, y se ajustó el equipo.

Antes de recorrer los seguros caminos de Averland, paró a visitar una estatuilla dedicada al dios del invierno, Ulric. La estatuilla estaba situada en la Mataperras, uno de los barrios más pobres y destartalados de la ciudad, y no destacaba por su cuidado o belleza. Realmente, pocos devotos ulricanos podrian encontrarse en la actualidad de Averland, y las pocas señales urlicanas que podian encontrarse eran antiguas y destartaladas. Mucho menos pensar en encontrar un templo o iglesia, al menos en los caros terrenos de la capital.

Tras dedicar las plegarias que Adelfber consideró adecuadas lanzar al feroz dios de los lobos, éste partió hacia Bernloch. Tal vez el dios le hubiera escuchado, pues un frio viento sopló con fuerza desde el Norte, acompañando al escudero en su camino como hiciera Hans años atrás. Era triste caminar solo por tales caminos, pues dejaban al hombre solo con sus pensamientos. Sin embargo, era a la par reconfortante trotar a solas con la naturaleza. No habia duda de que Taal estaba presente en el camino del Sur de Averland.

Adelfbert cruzó ingentes llanuras, divisó a lo lejos pequeñas aldeas y granjas e incluso pudo saludar a algún que otro pastor de caballos, que tan buena fama tenian en la región. Tras varias horas de camino, el caballo del escudero fue cansandose. Ya se estaba haciendo de noche, y no habia ningun lugar donde pudiera alojarse. Fue entonces cuando afortunadamente encontró a dos patrulleros de caminos que se dirgian hacia Heideck para relevar a unos soldados que se habian encargado de la seguridad por los alrededores. Amistosamente, éstos acamparon junto a Adelfbert y compartieron su comida y bebida con él. Sin embargo, el escudero no estaba muy acostumbrado a dormir al raso, por lo que no paso una buena noche. A la mañana siguiente, el rehuma le empezó a molestar y sentía escalofrios por todo el cuerpo.

19 von Brauzeit, 2527. Angestag, Bernloch.


A las pocas horas del fresco amanecer, los patrulleros se despidieron de Adelfbert. Mark y Humel, que asi se llamaban los dos, le desearon buena suerte al escudero, y siguieron su camino a Heideck. El viejo jinete continuó su marcha, divisando a la tercera hora de marcha una pequeña aldea que se cruzaba en el camino. La aldea, Jehldfeld, estaba coronada por un manantial de agua pura, en la que el caballo y su dueño pudieron paliar la sed. Sin embargo, los pobladores de la aldea que éste divisó no parecian tan amigables como los patrulleros. Miradas furibundas se sucedian a cada pueblerino que se cruzaba. Tras salir de la aldea, Adelfbert divisó al fin Bernloch, un pueblo relativamente grande y que se encontraba en plena expansión. Extraños milateres con uniformes rojos y negros guardaban la entrada del poblado, en el que el emblema de la casa Alder hondeaba por doquier, al tiempo que viejas gritaban los precios de su ganado. En el centro de la plaza, una tienda de telas, una herreria y un peletero era cuanto podia encontrarse, además de algún que otro soldado patrullando.

FDI: Fallas la tirada de Supervivencia, con un 39. Tienes mucha hambre, pues apenas has comido en todo el dia, y el sol ya se acerca a la mitad del cielo.

Avatar de Usuario
Nirkhuz
Gor Acechante
Gor Acechante
Mensajes: 851
Registrado: 06 Sep 2009, 13:30
Ubicación: En lo mas profundo de los Salones enanos.
Contactar:

Re: Cazador de Monstruos

Mensaje por Nirkhuz » 24 Mar 2010, 19:09

El escudero estaba hambriento. Habia sido una jornada muy dura, y apenas comió las migas de pan del día anterior, y poco más. Las tripas le hacían un rugido característico, pero nada agradable. Necesitaba comer. Y pronto. Se encaminó a uno de los soldados:

Adelfbert

-Buenos Días, soldado. Siento perturbar tu patrulla, pero, ¿podrías hacerle un favor a un hambriento? ¿Podrías indicarme algun sitio donde comer algo? No necesito nada de calidad, ya sabes que el dinero no abunda por esta época...
-bromeó, algo que siempre ayudaba a romper el hielo-Solo necesito algo que llevarme a la boca.

Mientras hablaba con el soldado, se fijó en la herreria. El caballero Nasder Brikmal le habia comentado algo sobre el herrero de ese pueblo, y de la espada de Hans. Debería volver depués de saciar su apetito. Pero no podría seguir mucho más en ese estado...
Con D de Dados: Rol, wargames y demás chorradas.

Avatar de Usuario
Saratai
Escuerzo Alado
Escuerzo Alado
Mensajes: 1232
Registrado: 23 Ago 2007, 18:34
Ubicación: En tu oreja, diciendote que quemes cocos

Re: Cazador de Monstruos

Mensaje por Saratai » 26 Mar 2010, 02:20

El soldado se paró ante el escudero, curioso por su edad y equipamiento. A su alrededor, el barullo se acrecentaba conforme el sol seguia su camino en el firmamento al tiempo que los demás guardias se sentaban en un puesto a charlar animadamente.

Adelfbert no se percató, pero aquel soldado era bastante extraño. Su uniforme, lejos de ser el tipico averlandés, se encontraba arrugado y muy usado, lleno de collares y amuletos que distaban de la disciplina imperial. Simbolos que no eran comunes entre las tropas regulares colgaban de sus ornamentas mientras que su rostro vacilaba al hablar, como si sufriera algún tipo de ensoñación.

-Buenos días forastero... pues para comer a mi me gusta mucho... si, la comida del puesto de Hertrude- comentó señalando a una mujer oronda que vendia pavo y empanadas en la plaza -Valen dos peniques la empanada, y bien lo valen... muy buenas si...

Adelfbert sació su hambre bajo las excelentes empanadas de Hertrude, que estaban para chuparse los dedos. La mujer le entregó además una saludable sonrisa maternal, que reconfortó el espiritú del escudero. Tras esto, el averlandés se dirigió a la herrería, donde un menestral calvo y narigudo regentaba el local.

Menestral Bieg

-Saludos, noble caballero. Es un placer tener a alguien como usted en mi humilde morada. Digame, ¿que puedo hacer por usted?


Detrás del herrero, una serie de piezas de armaduras se disponian en hilera, listas para ser adquiridas. Las acompañaban bardas de acero, simples y sin ornamentaciones, pero de buen acabado y pulido brillo.

Avatar de Usuario
Nirkhuz
Gor Acechante
Gor Acechante
Mensajes: 851
Registrado: 06 Sep 2009, 13:30
Ubicación: En lo mas profundo de los Salones enanos.
Contactar:

Re: Cazador de Monstruos

Mensaje por Nirkhuz » 26 Mar 2010, 15:38

Adelfbert estaba bien saciado, aunque algo extrañado. El soldado parecia medio dormido. Una jornada dura, posiblemente. Pero ese uniforme era algo raro....bah,seguramente seria cosa de allí. Lo importante era hablar con el herrero. Ese herrero de gran nariz.

Adelfbert
No hace falta que me trate así, buen hombre. Aun no soy caballero, y nací en un sitio mucho más humilde que este. Esto es un palacio comparado con mi antigua casa.-una vez tenia captada la atención del tal Bieg, y trás algo de conversación casual sobre el tiempo y demás temas vanales, Adelfbert pasó a lo importante. - Bueno, tengo entendido que un conocido mio tenia la intención de pasar por aqui. Un tal Hans Gutterford, caballero del Oso Negro. Creo que queria tratar algo sobre su espada, pero desconozco mucho sobre el tema. ¿Podría indicarme si Herr Gutterford pasó por aquí?

El escudero rezaba por haber escojido bien las palabras. Esto podía ser un paso clave en la busqueda del culpable.
Con D de Dados: Rol, wargames y demás chorradas.

Avatar de Usuario
Saratai
Escuerzo Alado
Escuerzo Alado
Mensajes: 1232
Registrado: 23 Ago 2007, 18:34
Ubicación: En tu oreja, diciendote que quemes cocos

Re: Cazador de Monstruos

Mensaje por Saratai » 29 Mar 2010, 19:36

Menestral Bieg

El herrero se rasco la nariz mientras el escudero hablaba. Cuando el nombre de Hans salio a resurgir, los ojos del herrero se entrecerraron levemente.

-Asi que Hans es conocido tuyo... Generalmente no doy información acerca de mis clientes, pero estoy bastante disgustado con ese tal Hans, asi que si le buscas te diré lo que.

Lentamente, el herrero se agachó, para agarrar una vaina. Desenfundó una espada preciosa, de vivos y brillantes colores en pomo y encaje. En la empuñadura, una zarpa de oso en bronce y oro colmaba el mango, y en la hoja, el lema de los osos negros se veia claramente: ''Salve los osos negros, con sangre en la vida, con putas en la muerte''. El herrero rió a carcajadas el releer su obra:

-Amigo mio, este es el grito de batalla más estúpido que me han mandado forjar nunca, pero supongo que cada orden tendrá sus más y sus menos. Sea como sea, ese Hans me mandó reforjar su espada, y darle un toque más acorde con su organización. Esto fue hace bastante tiempo, pero el muy maleducado no pasó a recogerla, y yo perdi mi tiempo y dinero en una espada que nadie querrá comprar jamás. Si le ves, dile que o me paga con intereses, o que mejor no vuelva a cruzar la puerta de mi taller. Al marcharse del pueblo tomó el camino de Agbeiten, por si quieres preguntar por él.


FDI: 75 en Cotilleo, el herrero no se ha mostrado muy comunicativo, más que para expresar su malestar.

Avatar de Usuario
Nirkhuz
Gor Acechante
Gor Acechante
Mensajes: 851
Registrado: 06 Sep 2009, 13:30
Ubicación: En lo mas profundo de los Salones enanos.
Contactar:

Re: Cazador de Monstruos

Mensaje por Nirkhuz » 29 Mar 2010, 20:34

Uum....Hacia Agbeiten. Al menos era una pista. Pero no podía dejar al herrero ahí, creyendo que Hans era un idiota irresponsable.

Adelfbert


-Amigo, no se como decirselo pero Hans...Hans murió. Le encontramos muerto hace unos dias. Creemos que fué asesinado. Estoy buscando al responsable. Y no pienso detenerme. Muchas gracias por la información. El escudero iba a marcharse al escuchar la respuesta del menestral cuando le vino una idea a la cabeza. Una pregunta...la espada de Hans...¿Sobre cuanto costaría? Bueno seria para la Orden que alguien llevara tal espada. Además, sería faltar a su memoria, al trabajo de tan gran herrero, el dejar que esa espada tomara polvo.
Con D de Dados: Rol, wargames y demás chorradas.

Avatar de Usuario
Saratai
Escuerzo Alado
Escuerzo Alado
Mensajes: 1232
Registrado: 23 Ago 2007, 18:34
Ubicación: En tu oreja, diciendote que quemes cocos

Re: Cazador de Monstruos

Mensaje por Saratai » 31 Mar 2010, 17:59

Menestral Bieg

-Err, vaya, lo siento. Si hubiera sabido que esto le habia ocurrido al caballero, no habria faltado a su memoria. Ruego que me perdones.


El menestral parecia apenado, pero era dificil saber si lo estaba por la muerte del caballero o por la baja tasa de pago que presentaban los muertos.

-Si la espada te interesa, cuesta 130 coronas de oro. Pero teniendo en cuenta el caso que nos atañe, podria dejartela por 109, como honra al recién fallecido. Si encuentras a su familia o a alguien que lo conozca en Agbeiten, por favor, dale mi pesame.

Avatar de Usuario
Nirkhuz
Gor Acechante
Gor Acechante
Mensajes: 851
Registrado: 06 Sep 2009, 13:30
Ubicación: En lo mas profundo de los Salones enanos.
Contactar:

Re: Cazador de Monstruos

Mensaje por Nirkhuz » 05 Abr 2010, 11:50

109 coronas...Dioses, eso era mucho. MUCHO. Es verdad que Hans tenia dinero...

Adelfbert
-Vaya, es un buen precio, si señor. Pero, no he de mentir, no puedo pagarlo. Al menos ahora. Además, tengo una dura busqueda encima. Y solo Morr sabe que me pasará. Si vuelvo con vida, y si encuentro al asesino de herr Gutterford, le prometo, herr Bieg, que compraré esa espada. La Orden se merece ese acero.

Después de escuchar la respuesta del menestral, Hans se giró para salir de la herrería, y por el resquicio de la puerta vió a uno de esos extraños guardias de la ciudad.

Adelfbert
-Por cierto...Esos guardias...¿No son algo extraños? Tan cargados de amuletos, con uniformes tan descuidados... Yo no soy ningún soldado, pero por mi experiencia las guardias se suelen acicalar para resultar más pomposos e impresionantes...sin animo de ofender
- dijo el escudero, por si acaso alguien de la familia de herr Bieg era guardia...
Con D de Dados: Rol, wargames y demás chorradas.

Avatar de Usuario
Saratai
Escuerzo Alado
Escuerzo Alado
Mensajes: 1232
Registrado: 23 Ago 2007, 18:34
Ubicación: En tu oreja, diciendote que quemes cocos

Re: Cazador de Monstruos

Mensaje por Saratai » 06 Abr 2010, 15:23

Menestral Bieg

-Aprecio tu interés por mi obra. Tal vez en un futuro podamos llegar a un acuerdo- dijo el narigudo herrero mientras hacia inventario, al tiempo que dedicaba una sonrisa a Adelfbert. Pero éste no paro ahi, y nombró a los soldados. El herrero escuchó las palabras del barbudo escudero acerca de sus amuletos y uniformes, y una expresión triste pasó por su rostro.

-Si me permites un consejo, no vayas haciendo preguntas de ellos por ahi- Los ojos de Bieg se clavaron en los del viejo escudero.
-No son normales, y bueno, no quiero hablar más del tema. Que Sigmar guie tus pasos.

El herrero dió por finalizada la conversación, estaba claro que los soldados extranjeros no eran bienvenidos, pero debia haber una razón bien fundada para que el Bieg no quisiera hablar de ellos.


FDI: Un 100 en Cotilleo, pero aunque hubieras sacado poco no habrias tenido una respuesta muy distinta. Es cosa tuya quedarte por el pueblo o moverte hacia otro lugar. Los caminos y pueblos de Averland están a tu disposición.

Avatar de Usuario
Nirkhuz
Gor Acechante
Gor Acechante
Mensajes: 851
Registrado: 06 Sep 2009, 13:30
Ubicación: En lo mas profundo de los Salones enanos.
Contactar:

Re: Cazador de Monstruos

Mensaje por Nirkhuz » 15 Abr 2010, 17:51

Sabiendo que no iba a sacar nada en claro del menestral, y queriendo alejarse de los extraños guardias cuanto antes, Adelfbert se marchó. Se despidió del herrero y pensó en su siguiente paso. Los seguidores de Verena eran conocidos por su fama de justos, y sus excelentes investigadores. Sin duda, Adlefbert debia acercarse a Loningbruck.

Pero Agbeiten estaba de paso. Asi que no perdia nada por pasar por ahí. Ensillando su caballo, el escudero marcho por el mismo camino que recorriera Hans unos dias atrás.
Con D de Dados: Rol, wargames y demás chorradas.

Avatar de Usuario
Saratai
Escuerzo Alado
Escuerzo Alado
Mensajes: 1232
Registrado: 23 Ago 2007, 18:34
Ubicación: En tu oreja, diciendote que quemes cocos

Re: Cazador de Monstruos

Mensaje por Saratai » 15 Abr 2010, 23:37

El escudero salió de aquel pueblo en dirección a Agbeiten, antes de buscar a los cultistas de Verena. Sin duda el suyo era un trabajo arduo y pesado pues era una busqueda complicada.

Adelfbert no tenia prueba alguna ni medio por el que buscar las pistas que le llevaran al asesino de Hans. Las horas pasaron cabalgando su corcel por las llanuras, al tiempo que el sol se escondia de su paso. El camino era largo, y el escudero debia armarse con más paciencia que acero para afrontar difusas busquedas de las que solo los dioses pudieran vislumbrar fin.

No fue hasta que anocheció, pasando un camino sin incidentes, que Adelfbert vió a lo lejos las luces que iluminaban una población: Habia llegado a Agbeiten.

Agbeiten constaba de casi quinientos habitantes, bien organizados en un hermoso pueblo cercano a dos aldeas. Al entrar, el barbudo escudero pudo ver ganado en abundancia, recogido en pequeñas fincas. Un cuervo y una rueda se hacian presente en los portones del poblado, y guardias con escudos de color amarillo y plata con el mismo simbolo patrullaban la zona ya en el ocaso de la luz solar.

Pocas gentes por las calles, y mucho estiercol en su lugar. A la salida del pueblo se veia un gran caserio, que debia servir de residencia de los dirigentes, y muchas casas con puestos ya cerrados servian de techo a sus habitantes. En la plaza, una posada y una herboleria compartian protagonismo. El anciano escudero deberia sopesar cómo encarar con meticulosidad su trabajo.


FDI: Tirada de 22 de Sabiduria Académica, te permite saber que los Von Grünwald dominan la zona, pero una tirada de 83 en Sabiduria Popular no te permite recordar datos acerca de ellos. Hay que leer más revistas del corazón...

Cerrado

Volver a “Prisión de almas”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado