Karl van Spenholf I: Recadero de Cobardes

Partida dirigida por Saratai.

Moderadores: Saratai, Moderadores

Avatar de Usuario
Nimref
Gor Acechante
Gor Acechante
Mensajes: 901
Registrado: 23 Nov 2008, 20:56
Ubicación: Logroño, La Rioja, España

Re: Recadero de Cobardes

Mensaje por Nimref » 19 Jul 2010, 11:52

Karl van Spenholf

Después de rodear la casa y no hallar ninguna forma de entrar, sino por la puerta principal, y apreciar que no había nadie que pudiera abrirle la puerta, se quedo anonadado, esperando, como si realmente si que fueran a abrirle

De pronto, alguien le habló, pero no desde dentro de la casa, sino a sus espaldas...

Buenos días. Señor, la entrada a este edificio requiere autorización. ¿Puedo verla? -comenzó el soldado de aspecto mal cuidado, con uniforme negro y rojo

Espera... esto me suena... pensó, mientras recordaba una conversación de hacía unas horas...

''Esos soldados de rojo y negro son veteranos de la guerra que hubo en el Norte hace cinco años, y no son nacidos en Averland. Causan muchos problemas en la provincia, y suelen aprovecharse de su estatus para hacer lo que quieren por los pueblos y aldeas, cuando creen que sus fechorias no van a ser oidas por ningun superior. Son la causa de la subida de los impuestos, y los más odiados por las gentes de las aldeas''

Vaya-vaya... tenemos a dos matones, ¿eh?

Hola -comenzó el reo alargando la mano hacia el soldado que la había hablado, si se la estrecha, se la ofrece al otro, si no se la estrecha, se la ofrece al otro, esperando que este si acepte- Autorización cumplimentada, camarada... Realmente, me enteré hace unas horas, pero un amigo mío me lo dijo a tiempo y conseguí rellenar la autorización, como aquella para hacer carga y descarga de barriles que tuvo que hacer mi primo para meter toda su mercancía aquí, en Averheim...

Se hizo el despistado, como si estuviera sopesando si decirles algo, les miró, como si fueran dignos de tal honor. Se rascó la barba de varios días y después se revolvió un poco el pelo

Señores... creo... creo que deben saberlo -bajó la mirada, como avergonzado de caer tan bajo- No soy un soplón, pero soy un buen ciudadano del Imperio... En una taberna, la espada mellada, eso es... oí hace apenas unos minutos, nada, lo que me ha costado venir, algo así como que tenían que asegurar la zona, que un grupo de hombres llegaría en cualquier momento, para hablar de los Leitdorf, o algo así... el tabernero se asustó un poco, pero... al final no dijo nada e invitó a los dos muchachos a una cerveza y un trozo de pan, ¡gratis! Que mal repartido está el viejo mundo... Según creo, llegarían en unos instantes... pero díganme, ¿qué quieren esos revolucionarios? -Karl se mostró interesado, y solo esperaba que aquella conversación no se alargara demasiado y que los guardias se hubieran preocupado por la noticia de la taberna

Tengo que entrar ahí como sea, y estos dos gilipollas no me lo van a dejar nada fácil...

[b-]No les entretengo más, hagan su trabajo, yo esperaré aquí hasta que vuelvan, sin entrar… -[/b]les dijo Karl, intentando que los soldados no se preocuparan por dejar desprotegido el edificio anaranjado

Realmente Karl no esperaba que se fueran, pero si lo conseguía, todo sería mucho más fácil. Suponiendo que no se fueran, la conversación podría alargarse, y eso no sería bueno para él. Si le preguntaban por su autorización, metería la mano derecha en el bolsillo derecho, como si fuera obvio que iba a tenerla allí. Cuando no la encontrara ahí metida, lo intentaría con la izquierda, y diría No lo comprendo… la he debido dejar en casa de mi tío… ¿en treinta minutos habrán vuelto? –diría despreocupadamente, como si fuera obvio que fueran a irse

FDI: si hace falta hacer alguna tirada, gasto puntos de suerte para intentar asegurarme el exito, xDD y a ver si implica q se vayan, xDD
You can take my mind and body, but you can´t take my pride

Avatar de Usuario
Saratai
Escuerzo Alado
Escuerzo Alado
Mensajes: 1232
Registrado: 23 Ago 2007, 18:34
Ubicación: En tu oreja, diciendote que quemes cocos

Re: Recadero de Cobardes

Mensaje por Saratai » 23 Jul 2010, 14:58

21 de Destilario (Brauzeit) de 2527. Averheim.

Spenholf sacó de la manga una rebuscada historia frente a los guardias que vigilaban la puerta de la casa de la Rosa, la cual tuvo un efecto inesperado.

Soldado Carroburgués Kuzak

-¿Qué? No entiendo bien lo que quieres decir, ¿dices que hay alborotadores en la espada mellada? Están siendo un fastidio enorme, no paran de molestar. Ya estoy bien harto de esa gentuza, tirando basura a los edificios que tenemos que proteger y entorpeciendo a nuestros patronos. Si por ellos fueran, nos cortarian la cabeza a todos y se quedarian nuestros trabajos...


Los guardias comenzaron entonces un duro monologo de lo que harian si pillaran a alguno de esos obreros, acerca de que hierro les meterian por que orificio, cuando Karl, entre la multitud de la calle, vió a un hombre que le miraba de reojo, con aspecto familiar. El hombre era moreno, de ojos muy oscuros, y algo delgado, que vestia un florido sombrero y una chaqueta de hilo fino.

-Ojala pudieramos ir para alla, pero tenemos orden de vigilar esta casa- continuó el soldado. -Me alegra que hayas intentado ayudar, se aprecia el gesto.

Sin embargo, el soldado no tenia pinta de hablar más de la cuenta, y Karl no era el tipo de hombre que causara simpatia en los demás, y mucho menos que les hiciera parlotear sin la ayuda de los puños o del oro.

Fue cuando los guardias volvieron a sus asuntos, cuando el hombre del sombrero florido se acercó a Karl, entre curioso y temeroso, tocandole el hombro como si no creyese lo que veia.

Friedi van Spenholf

-¿Karl¿ ¿Eres tú, Karli? ¿Me reconoces, te acuerdas de mi?


El reo no reconocia aquel tipo, hasta que este inspiró con fuerza por la nariz al terminar la frase, un gesto que le era muy conocido. Aquel tipo no era otro que su hermano Friedich.


FDI: 44 en Carisma, y no acabas de persuadir a los guardias para que se vayan donde quieres. Pero lo que has dicho tiene sentido, y has atraido el interés de los soldados por la taberna.

Aciertas una tirada de Percepción con un 21, por ser muy facil, y logras reconocer a alguien muy conocido.

Avatar de Usuario
Nimref
Gor Acechante
Gor Acechante
Mensajes: 901
Registrado: 23 Nov 2008, 20:56
Ubicación: Logroño, La Rioja, España

Re: Recadero de Cobardes

Mensaje por Nimref » 23 Jul 2010, 16:10

Karl van Spenholf

Jodido Friedrich, ¿eres tú, pequeño truhán? -Karl le tendió la mano, como si fuera a estrechársela, y cuando Friedrich cedió la suya, la apartó de un manotazo y lo abrazo- ¿Cómo te trata la vida? ¿Comes bien, vives bien?

Karl no pudo evitar que un brillo de felicidad apareciera en sus ojos ante el recuerdo de los buenos momentos que saludar a su hermano había hecho que afloraran en él. Se cruzó de brazos, recordando lo último que había sabido que hacía su hermano

¿Y a que te dedicas ahora, Friedi? -le clavó su mirada, como esperando una respuesta correcta- Porque necesito algo de ayuda... pero cuéntame acerca de tí, de tu vida... ¿has visto al resto de los hermanos?

Karl pretendía que la situación no fuera tensa antes de proponerle lo que tenía que proponerle. Por supuesto, podía darse el caso de que el joven Friedrich estuviera en apuros, como tan a menudo hacía, y tal vez tuviera que hacer como antaño e intentar sacarle de algún aprieto, pero esperaba que no fuera así

Espero que siga siendo tan carismático como siempre y me ayude... Mejor será no meterme en preguntas de política, es capaz de apoyar al gobierno vigente...

Se rascó la barba mientras su hermano hablaba, y observó su vestimenta, para intentar deducir su situación actual. Realmente se alegraba de haberlo visto, podría ser una muy buena baza...

FDI: miro disimuladamente a los guardias para ver si siguen por aqui cerca y me vigilan ellos a mi y a mi hermano
You can take my mind and body, but you can´t take my pride

Avatar de Usuario
Saratai
Escuerzo Alado
Escuerzo Alado
Mensajes: 1232
Registrado: 23 Ago 2007, 18:34
Ubicación: En tu oreja, diciendote que quemes cocos

Re: Recadero de Cobardes

Mensaje por Saratai » 23 Jul 2010, 23:42

21 de Destilario (Brauzeit) de 2527. Averheim.

Los hermanos Spenholf se fundieron en un abrazo. Seis largos años los separaban, y ambos eran algo diferentes a como se recordaban el uno al otro. Además, los malos años pasados, tanto por uno como por otro, hacian que la situación y el reencuentro fueran, como minimo, extraños.

Friedi van Spenholf

-Es increible verte fuera, has cambiado muchisimo, Karl. En serio, no tenia ni idea de que te hubieran soltado, vivo cerca de la mataperras, y no me entere de que hubieran soltado a nadie.


El hermano pequeño del reo sonrió de oreja a oreja. Estaba realmente feliz de volver a ver a su hermano, y aunque le recordaba más grande y apuesto, no podia evitar sentirse orgulloso de que alguien de su sangre hubiera sobrevivido a condena tan pesada, aparentemente ileso. Karl preguntó entonces por su ocupación, a lo que el hermano pequeño hubiera preferido evitar.

-Espero que no te moleste, no tengo muy buen trabajo, y aun no tengo chiquillos. Ya te contare de eso más adelante, cuando te haya invitado a una cerveza. Eso si te puedes sentar, porque te habran dado bien por detrás alli en la prisión, jejejeje.


En eso no habia cambiado nada Friedi, pues seguia siendo tan irrespetuoso como siempre. Algo normal, dada la educación que los chavales habian tenido de jovenes. Hablaron un rato, mientras Friedi, empeñado en invitarlo a un trago, le arrastraba a una taberna. No tardó en salir el tema de la ayuda que Karl necesitaba, y de la situación del resto de la familia Spenholf.

-¿Ayuda? Sales de Prisión, y ya tienes problemas... Supongo que de casta le viene al galgo, porque yo tambien estoy en algunos apurillos económicos. En cuanto a la familia, no te gustará oir lo que hay... Inmanuel nos ayudó mucho, y nos ayudó a manternos a Klaus y a mi... Pero dos años despues de que te encerraran, se lo llevó Sigmar a su lado.

Inmanuel era una gran persona, y el que habia heredado mejores cualidades de los cuatro hermanos. Los padres Spenholf murieron jovenes, y el hermano mayor se encargó de toda la manutención. Klaus era el cuarto, el hermano más joven, cuatro años más pequeño que Karl. Friedi era el mediano, un año más joven que Karl nada más.

-Se murió de tos gorgoja, o algun virus asi. El médico ni quiso acercarse, tenia toda la cara roja y no paraba de toser sangre. Me toco a mi cuidarle los ultimos dias y cargar con Klaus, y menuda carga. El muy imbecil perdió la razón y la fe, diciendo que todas las desgracias nos venian por blasfemos o yo que se que. Acuerdate de como era de crio. En fin, solo se que se fue a trabajar a Wuppertal o por ahi, pero me importa poco. De ultimas apenas nos dirigiamos la palabra.


Ahora que estaba más cerca, el reo pudo apreciar que su hermano no vestia mal, y portaba una buena vaina. Si tenia problemas seria por endeudarse más de la cuenta o ir por donde no debia. Pero al menos lo tenia alli, entero y de una pieza, y eso era algo que conociendo su trayectoria, era cuanto menos alentador.


FDI: Los guardias pasan del tema, y siguen a lo suyo. Si sigues a tu hermano, te llevara hasta la posada de Tuck Graefnisson, de lo contrario, tu decidiras a donde ir.

Avatar de Usuario
Nimref
Gor Acechante
Gor Acechante
Mensajes: 901
Registrado: 23 Nov 2008, 20:56
Ubicación: Logroño, La Rioja, España

Re: Recadero de Cobardes

Mensaje por Nimref » 25 Jul 2010, 23:05

Karl van Spenholf

El reo le puso una mano en el hombro a su hermano, al tiempo que le seguía unos pasos, para detenerlo algo más allá, aún cerca del edificio. Se puso enfrente de su hermano, de modo que lo mirara directamente a los ojos

Friedi... tienes que ayudarme... tengo que entrar en ese edificio como sea... ahora trabajo para gente muy importante -no sabía si su hermano entendería a lo que se refería, pero esperaba no tener que dar demasiadas explicaciones- Baste con decirte que, si sigo trabajando bien para mis jefes... dentro de poco te invitaré yo a ti, y no a cerveza, sino a verdaderos banquetes...

Esperaba que su hermano le ayudara, al menos por la garantía de un futuro mejor. Karl golpeó su hombro, en un gesto de complicidad. Comenzó a explicarle lo que había ocurrido hasta ahora

Los guardias me comentaron que hacía falta una licencia, y les conté un cuento acerca de que la tenía... pero desvía la atención hacia un grupo de personas en la espada mellada... por supuesto, ese rumor es completamente falso... pero a lo mejor conseguía alejarlos, ¿entiendes? No obstante... no se han marchado -finalizó, encogiéndose de hombros

De pronto, Karl se dio cuenta de que podía haber cometido un error, si por algún casual su hermano era partidario del gobierno vigente y trabajaba para ellos... Claro que no sabía si lo que estaba haciendo iba contra el gobierno... únicamente, decidió confiar

No me falles ahora, Friedi...

Lo que quiero decir es... ¿puedes ayudarme a entrar? -dijo, con una sonrisa de oreja a oreja
You can take my mind and body, but you can´t take my pride

Avatar de Usuario
Saratai
Escuerzo Alado
Escuerzo Alado
Mensajes: 1232
Registrado: 23 Ago 2007, 18:34
Ubicación: En tu oreja, diciendote que quemes cocos

Re: Recadero de Cobardes

Mensaje por Saratai » 26 Jul 2010, 18:03

21 de Destilario (Brauzeit) de 2527. Averheim.

El hermano del reo estudió lo que Karl comentaba, y dudó unos segundos antes de tomar una respuesta adecuada.

Friedi van Spenholf

-Tranquilizate hermano, y piensa lo que dices, te veo algo nervioso. Por lo que comentas trabajas para alguien con mucho dinero, y quieres entrar en la casa, pero los guardias estaban ahi y te han jodido el plan ¿A que si?.


El bribón miró hacia la calle donde el edificio se encontraba, y después volvió la mirada hacia su poco afortunado hermano.

-Y por lo tanto, te has inventado una historia que seguro que era cutrisima, y no ha colado. Nunca has sido muy bueno expresandote, se nota que no aprendiste a leer. Pero al menos no te han partido la cara, deberias estar agradecido por eso. Bien, si te ayudo con esto, quiero una parte de lo que te paguen, y que luego me ayudes tu a mi en otro asunto.

Karl comenzó a recordar lo interesado que solia ser su hermano, y pudo comprobar con agrado como algunas cosas no cambiaban con los años.

-¿Trato?- preguntó Friedi extendiendo la mano hacia Karl, esperando una respuesta afirmativa por su parte. A buen seguro que si habia accedido tan rapido en un asunto como ese, esperaba una recompensa con intereses en futuro no muy lejano.

Avatar de Usuario
Nimref
Gor Acechante
Gor Acechante
Mensajes: 901
Registrado: 23 Nov 2008, 20:56
Ubicación: Logroño, La Rioja, España

Re: Recadero de Cobardes

Mensaje por Nimref » 28 Jul 2010, 13:40

Karl van Spenholf

El reo sopesó unos instantes lo que su hermano le proponía, pensando pros y contras. Mientras oteaba la puerta de la casa de nuevo, para ver si seguía estando custodiada por los guardias, y preguntándose realmente como haría su hermano Friedrich para poder entrar, el bullicio de la calle hacia que su conversación no fuera escuchada por oídos ajenos (o eso esperaba)

A medias... pero seguramente no me paguen nada... supongo que le tendré que ayudar a hacer ese dichoso trabajillo que tiene después... algún problema con gente a la que debe dinero, seguro...

Los ojos de Karl se clavaron en los de Friedrich, como intentando leerle la mente ¿De qué se trata? Segundos más tarde, estrechó la mano de su hermano, ante una amplia sonrisa de éste

Espero que el asunto para el que me necesitas no sea demasiado complicado... -comentó Karl- En cuanto consiga entrar y hacer lo que tengo que hacer ahí dentro, debo volver a... debo volver con mi patrón

Hizo sonar sus nudillos al tiempo que miraba en todas las direcciones, algo nervioso. Se rascó la barba y puso una mano en el hombro de su hermano

Friedi, tú consigue que entre allí, después cogeré algún papel o una hoja útil... es todo lo que necesito, ¿de acuerdo? Espero que podamos conseguirlo... -le dio un pequeño golpe en el hombro y se acercó un poco más- Si hace falta dar nombres, yo sere German Utgard, es posible que los soldados me hayan oído antes cuando he llamado a la casa, nombrándome así...

Después se apartó un poco, esperando a ver que haría su hermano, mientras su cerebro trabajaba al máximo para encontrar una solución a cualquier situación que se plantease
You can take my mind and body, but you can´t take my pride

Avatar de Usuario
Saratai
Escuerzo Alado
Escuerzo Alado
Mensajes: 1232
Registrado: 23 Ago 2007, 18:34
Ubicación: En tu oreja, diciendote que quemes cocos

Re: Recadero de Cobardes

Mensaje por Saratai » 29 Jul 2010, 14:22

21 de Destilario (Brauzeit) de 2527. Averheim.

Hacia diez años, los vecinos de los arrabales del campo de Tannfeld decian que los pequeños demonios que la familia Spenholf habia engendrado no podian hacer nada bueno. Aunque tuvieran buenas intenciones, acababan matando algun gato o cabra, haciendole perder dinero o comida a los niños o rompiendo tablones y cristales. Eran cosas que los niños hacian, cierto, pero estos lo hacian constantemente. Y sin una madre que los criara firmemente, contando tan solo con un padre que trabajaba por el dia y bebia por la noche, cuando los hermanos Spenholf se juntaban, su capacidad dañina aumentaba.

Ahora, los guardias de la Zona Comercial iban a experimentar en sus carnes, las absurdas y macabras ideas del hermano mediano. Friedi sonrió mientras Karl le estrechaba la mano. El bribón pensaba explotar la fama que su hermano tendria despues de haber salido de la cárcel, haciendole ver como un tipo duro y peligroso. Pero antes le echaria un cable en el pequeño asunto de entrar en la Casa de la Rosa.

Los guardias estaban relajados, mirando a la gente pasar, cuando Friedi pasó entre ellos, sin siquiera chocarlos. Karl esperó en el callejón a que su hermano volviera, sin aparentemente haber conseguido nada, pero cual fue su sopresa cuando el ladrón abrió el puño y sacó una bolsa con varios chelines de plata.

Friedi van Spenholf

-Toma hermano, para que te compres una empanada-
dijo entre dientes el hermano, mientras le lanzaba una moneda de plata a Karl.

-Ahora observa, pues lo bueno empieza ahora. Te voy a dejar la entrada libre, pero tendrás que ser rapido pues no entretendré a los guardias mucho tiempo.

Fue entonces cuando Karl aprendió su primer truco, truco que le costaria llevar a cabo en un futuro. Su hermano, una vez robada la bolsita con exito, vió a un niño pequeño deambulando. Pillo, le entregó dos peniques, y le prometió cinco más si corria a toda prisa por todo lo largo de la calle. El niño lo hizo sin problemas, con la esperanza de ganar mas dinero, y Friedi se dirigió a los soldados con la bolsa que le habia robado (vacia por supuesto), diciendoles que aquel niño les habia mangado todo el dinero. Como por arte de magia, los dos soldados corrieron detrás del crio, mientras que Friedi se escondia entre la muchedumbre, quedando la puerta de la casa sin guardias.


FDI: Ahi tienes, la casa completamente desprotegida mientras los guardias persiguen al muchacho. No tardarán en descubrir el pastel, asi que ya sabes.

Eso si, ahora le debes una a Friedi ^^.

Avatar de Usuario
Nimref
Gor Acechante
Gor Acechante
Mensajes: 901
Registrado: 23 Nov 2008, 20:56
Ubicación: Logroño, La Rioja, España

Re: Recadero de Cobardes

Mensaje por Nimref » 29 Jul 2010, 14:38

Karl van Spenholf

Karl no pudo sino arquear una ceja y mostrar una media sonrisa ante la siempre aparente superioridad de su hermano.

Como en los viejos tiempos, si señor...

Esperó en el callejón hasta que su hermano volvió con una bolsa y le lanzó un chelín. Karl no pudo evitar abrir los ojos como platos ante esa inesperada sorpresa, y más aún cuando su hermano habló con el niño. Extrañado, vio como el niño salía corriendo y, a punto de estallar en carcajadas, vio como su hermano pequeño finalizaba el plan, haciendo que los soldados persiguieran al chiquillo

Ahora o nunca, Karl...

Karl hizo lo que había aprendido a lo largo de los años en la Prisión, correr como alma que lleva el diablo, esta vez en dirección a la puerta. Solo esperaba no tropezar y, por supuesto, que estuviera abierta. Estaba seguro de que muchos ojos entre la multitud se clavaban en su ahora sudorosa espalda, pero al exconvicto no le importaba. Pensó en rezar a algún dios, pero no lo hizo: si existían, hacía tiempo que habían dejado de demostrárselo...

Se secó el sudor de la frente, más fruto del nerviosismo ante una situación crítica que por el cansancio, con la manga de la camisa. Echó una bocanada de aire al tiempo que aceleraba los últimos metros para estampar su hombro contra la puerta. No obstante, el esfuerzo fue inútil, y la puerta no cedió.

Algo dolorido por el impacto, Karl se masajeó el hombro al tiempo que preparaba un nuevo golpe contra la puerta, antes de que llegaran los guardias...

Joder... espero que esto sirva...
You can take my mind and body, but you can´t take my pride

Avatar de Usuario
Saratai
Escuerzo Alado
Escuerzo Alado
Mensajes: 1232
Registrado: 23 Ago 2007, 18:34
Ubicación: En tu oreja, diciendote que quemes cocos

Re: Recadero de Cobardes

Mensaje por Saratai » 29 Jul 2010, 14:48

21 de Destilario (Brauzeit) de 2527. Averheim.

Las gentes que paseaban por la Zona Comercial empezaron a alarmarse, primero al ver al niño correr, luego observar como los odiados guardias carroburgueses le perseguian, y más tarde cuando un tipejo sudoroso corrió hasta empotrarse con una puerta. La Zona Comercial estaba comenzando a ser un hervidero de situaciones cada cual más grotescas, más aun cuando la gente comenzó a insultar a los guardias, al verles perseguir a un niño pequeño que gritaba sin cesar, al verse metido en un embrollo en el que el no tenia culpa alguna.

Pero aquello no era de la importancia de Karl, al menos no en aquel preciso instante. Con todas sus fuerzas chocó contra la maciza puerta de madera, pero su fuerza no fue suficiente como para abrirla de golpe. Ya se preparaba para una nueva acometida, cuando desde dentro se oyeron pasos primero, y el deslizar de un pasamanos.

Antes de que volviera a actuar, Karl vio la puerta abrirse poco a poco, hasta dejar ver a un hombre bajito y rechoncho, algo calvo y con ropajes morados, que con mirada cansada, y aturdido de ver al reo Spenholf y no a sus guardias, preguntó:

Oliver Saford

-¿Qué demonios pasa aqui?



FDI: :mrgreen:

Por cierto, fallas la tirada de Fuerza con un 41 primero y con un 46 despues, en la tirada de Suerte.

Avatar de Usuario
Nimref
Gor Acechante
Gor Acechante
Mensajes: 901
Registrado: 23 Nov 2008, 20:56
Ubicación: Logroño, La Rioja, España

Re: Recadero de Cobardes

Mensaje por Nimref » 29 Jul 2010, 23:51

Karl van Spenholf

Karl fijó sus pies en el suelo para coger impulso para la siguiente embestida. De pronto, comenzó a oír un tumulto creciente en la plaza, que alcanzó incluso el grado de gritos en algunas ocasiones, y sólo esperó que siguieran gritándole, pero no intentaran detenerle (puesto que pensaba que se debía a él, y no a los guardias)

Vamos a ver… espero que ahora si que si…

De pronto, la puerta se abrió, en el preciso instante en el que Karl comenzaba su carrera de nuevo. No obstante, se detuvo, para observar a su diminuto interlocutor

¿Qué demonios pasa aquí?

¿Pero que coño…? –fue todo lo que pudo decir Karl ante la inesperada llegada del hombre bajito, que dificultaba su trabajo, pero no en gran medida

A Karl se le abrieron los ojos como platos, ante la extraña situación, y la boca se le deformo, en una mueca de sorpresa. En apenas un par de segundos, Karl sopesó el riesgo que tendría ese hombre

Estatura muy pequeña… rechonchez obvia… fuerza… espero que escasa…

Karl se quedó mirando apenas un segundo mientras sopesaba si mediar palabra, pero finalmente se decidió por lo más útil

Perdón por la intrusión, y mejor que no me plantees problemas –dijo rápidamente Karl al tiempo que placaba el hombre, intentando meterlo en la casa en el acto y cerrando la puerta tras de sí, para evitar que la gente viera lo que ocurría dentro

Mientras observaba al hombrecillo, empezó a buscar cualquier tipo de papel como los que le había descrito el consejero, que se metía indiscriminadamente en los bolsillos, y si encontraba algún libro o dos, los cogería, sin pensarlo

De vez en cuando miraba a la oronda figura, para cerciorarse de que no intentaba nada raro, para proseguir con su búsqueda instantes después. Cuando hubiera conseguido lo que necesitaba, abriría la puerta rápidamente para salir corriendo de allí

En caso de que Saford intentase algo raro o, peor aún, no le dejara actuar, sacaría la espada, le amenazaría y, si seguía molestado, le atacaría

En caso de no conseguir meter a Saford en la casa, le amenazaría con la espada, también

FDI: no se si he hecho más de lo que debería hacer en un solo post... si me paso, supongo que me quedaré únicamente en entrar en la casa y empezar a buscar (si es que llego a entrar)
You can take my mind and body, but you can´t take my pride

Avatar de Usuario
Saratai
Escuerzo Alado
Escuerzo Alado
Mensajes: 1232
Registrado: 23 Ago 2007, 18:34
Ubicación: En tu oreja, diciendote que quemes cocos

Re: Recadero de Cobardes

Mensaje por Saratai » 31 Jul 2010, 12:19

21 de Destilario (Brauzeit) de 2527. Averheim.

El orondo Oliver Saford estaba inquieto: Aquello no era normal. El habia ido aquel dia a hacer su trabajo, bien respaldado por guardias, y ahora tenia a un ladrón en su propio estudio, amenazandole.

Oliver Saford

-Coja cuanto quiera, solo hay papeles y libros, y dudo que usted sepa leer o cuanto menos vender el material. Cuan bajo esta cayendo la sociedad...


Karl, sin embargo, estaba muy ocupado rebuscando papeles. No tardó en encontrar unos cuantos folios y un libro abierto, que agarró sin dudar. No consiguió encontrar nada más de valor, salvo una botella de vino malo semivacia y dos vasos sucios en una esquina de la mesa. En cuanto los tomó consigo, salió como una exalación de aquel lugar, sin que el pequeño regordete hiciera ni un solo movimiento para obstaculizarle.

Necio, no sabe lo que ha hecho- pensó Oliver Saford mientras veia salir corriendo a Karl. Lentamente, el hombre más importante de toda la provincia se volvió a sentar en el escritorio, mojó pluma y tomó un nuevo papel.

Oliver Saford siempre fue un maestro en las artes de la pintura y el dibujo.

Mientras tanto, en la calle los guardias habian pillado al niño. El pobre crio se deshizo en llantos, y les contó lo que realmente habia pasado. Uno de los guardias vió como Karl salia corriendo de la Casa de la Rosa, y se dió cuenta del fatal error cometido. Ahora sus cabezas corrian peligro si no llegaban a atrapar a aquel tipo. El guardia más delgado salió detrás de Spenholf, con el afán de cogerle, mientras que el guardia más grande tomaba la mano del niño.

Soldado Carroburgués Kuzak

-Maldito mequetrefe...-
exclamó, mientras dejaba caer la espada hacia abajo, cercenando en dos golpes el debil brazo del pequeño niño, el cual cayó incosciente por el dolor.

Toda la calle comenzó a empujar al soldado, tirandole piedras y pegandole patadas. Este, desconcertado, la emprendió a espadazos contra la muchedumbre enfurecida, tras tamaña canallada acometida del carroburgués.

Pero Karl tenia otro asunto más importante entre manos, huyendo del segundo soldado. Incoscientemente, en su veloz huida, llegó al barrio de Jorkstown, donde su perseguidor perdió el impetú de caza radicalmente. Karl habia conseguido llevar a cabo su trabajo, y aunque habia sido más dificil que la anterior misión, esta si que la habia llevado a cabo con éxito (con la ayuda inestimable de su hermano).


FDI: En casa de Bacher fallas una tirada de Buscar de 54 y una de Percepción de 36. Aun asi, encuentras un libro facilmente, aunque no tienes ni idea de que trata.

Avatar de Usuario
Nimref
Gor Acechante
Gor Acechante
Mensajes: 901
Registrado: 23 Nov 2008, 20:56
Ubicación: Logroño, La Rioja, España

Re: Recadero de Cobardes

Mensaje por Nimref » 11 Ago 2010, 16:58

Karl van Spenholf

Corriendo todo lo que podía, con la frente perlada debido al sudor, y algo fatigado debido a la carga que le suponía aquel extraño libro, Karl llegó hasta Jorkstown. Cuando notó que el soldado había dejado de perseguirle, siguió corriendo un poco más, hasta hacer segura su huida. Se detuvo, miró hacia atrás y después, miró alrededor, como examinando lo que había.

Oh, vaya...

Creo que me he pasado... -comentó Karl en voz baja, para sí mismo- Hora de volver con el jefe...

Tardó un poco en orientarse, mientras miraba todas las direcciones que podía tomar, pero finalmente comenzó su caminata hacia el local de Molbin, donde debía encontrarse el consejero. Mientras caminaba, comenzó a ojear el libro, por pura curiosidad (ni siquiera sabía leer, pero quien sabe si tendría algún dibujo), para dejarlo instantes más tarde, como replanteándoselo. Corrió un poco, para llegar antes a su destino, con un único objetivo en mente: encontrar al consejero, que le encargase un nuevo trabajo y buscar a su hermano mientras realizaba éste.

Bueno, al menos el consejero me mantiene entretenido, y eso se agradece... aunque posiblemente le haga un par de preguntas... años a la sombra no me han hecho olvidar quien me la jugó...

Llegó al local de Molbin y llamó a la puerta, con tres golpes de nudillos, esperando que le abrieran. Espero con el libro en la mano derecha, apoyado en el costado, y la izquierda en el cinturón, descansando y respirando profundamente.
You can take my mind and body, but you can´t take my pride

Avatar de Usuario
Saratai
Escuerzo Alado
Escuerzo Alado
Mensajes: 1232
Registrado: 23 Ago 2007, 18:34
Ubicación: En tu oreja, diciendote que quemes cocos

Re: Recadero de Cobardes

Mensaje por Saratai » 12 Ago 2010, 12:35

21 de Destilario (Brauzeit) de 2527. Averheim.

Por muchas paginas que paso el ex-convicto, no encontró nada interesante. Ni un misero dibujo, ni una sola ilustración. Una perdida de tiempo, vaya. Pero al menos este trabajo si habia salido bien, y el libro parecia valer lo suyo.

Sin problemas, Spenholf llegó al taller de Molbin Asder, donde esperaba encontrar al jefe. Aquello lo pondria de buen humor, a buen seguro. Sin embargo, justo cuando iba a golpear la puerta, por el rabillo del ojo descubrió una silueta que rauda pasaba de un lugar a otro del callejón. Al darse la vuelta, Karl vió a su hermano Friedi saliendo de detrás de unos toneles.

Friedi van Spenholf

-Está bien, me has pillado, me has pillado. Pensaba que no me ibas a ver, pero algo de buena sangre te queda. Me podias haber esperado joder, no sabes lo que he tenido que correr. Ni las ostias que le han dado al pobre chaval, seguramente haya perdido la mano. En fin, que le den, asi aprenderá a no fiarse de desconocidos.


El ratero que compartia herencia genetica y apellido con el ex-convicto se acercó a su hermano, curioso por saber que llevaba entre brazos, y que hacia en aquella calle.

-Ese libro debe valer una pasta. Se de un lugar donde te lo pueden comprar por 20 coronas de oro, que no está nada mal. ¿O ibas a venderselo a Molbin Asder? Porque esa es su casa, si mal no recuerdo...



FDI: Una gran tirada de Percepción, con un 13, te hace pasar la tirada a pesar de no contar con la habilidad. Ahora tu hermano se encuentra contigo, y se muestra muy curioso por tu salud y por tu ocupación, como un buen familiar preocupado ^^.

Avatar de Usuario
Nimref
Gor Acechante
Gor Acechante
Mensajes: 901
Registrado: 23 Nov 2008, 20:56
Ubicación: Logroño, La Rioja, España

Re: Recadero de Cobardes

Mensaje por Nimref » 12 Ago 2010, 12:52

Karl van Spenholf

Karl tuvo la suficiente suerte como para poder vislumbrar a su huidizo hermano. Éste avanzó en dirección al exconvicto, mostrando interés por la mercancía robada, posiblemente con intenciones de sacar tajada.

¡Eh! Esto no se va a vender -dijo poniendo la mano que estaba vacía entre los dos, como protegiendo el libro- Mira Friedrich... los tiempos han cambiado, llevo mucho tiempo en la Prisión, y he encontrado trabajo... pero tu no puedes enterarte de que se trata, ¿vale?

Karl clavó sus ojos en los de su hermano menor, intentando convencerlo, o incluso amedrentarlo. Se acercó a él, esperando que su superior altura y su pasado oscuro ayudaran a hacer la tarea.

Vete, nos reuniremos dos calles más allá -dijo señalando hacia la izquierda- dentro de un rato, pero ahora vete, no quiero que te metas en esto

De pronto, el reo se dio cuenta de que esa última frase podía ser fácilmente repelida con cualquier otra, y que, a buen seguro, su hermano también se daría cuenta e intentaría no marcharse, o incluso entrar. Karl se acercó a él mas todavía, casi nariz contra nariz, y puso su mano en el pecho de su hermano, para echarlo un poco hacia atrás.

Eschúchame bien, si alguien te encuentra aquí, eres hombre muerto, así que si quieres seguir ganando pasta a costa de lo que tenga que tenga que ayudar en unos minutos, espera ahí... ahora salgo -dijo, sin apartar su mirada de la de su hermano, y frunciendo el ceño, intentando parecer más fiero.

Karl espero hasta que su hermano se marchase, casi seguro de que se quedaría en la puerta escuchando. Cuando se marchó, le dio una palmada en la espalda ¡Eh! Friedi... es trabajo, y esta vez es algo demasiado grande... lo siento como intentando no perder confianza. Se giró y entró al local, estando seguro de que su hermano, instantes después, escucharía a través de la misma puerta.

FDI: en caso de que no se marche, pues oye... me quedo ahí y le insisto en que se marche... trataré de no decir ningún dato clave "más" (aparte de decirle que es algo super importante lo que hay dentro del local de Molbin, xDD)
You can take my mind and body, but you can´t take my pride

Cerrado

Volver a “Prisión de almas”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado