Fabian Dortmund I: Cinco años de espera

Partida dirigida por Saratai.

Moderadores: Saratai, Moderadores

Avatar de Usuario
Saratai
Escuerzo Alado
Escuerzo Alado
Mensajes: 1232
Registrado: 23 Ago 2007, 18:34
Ubicación: En tu oreja, diciendote que quemes cocos

Fabian Dortmund I: Cinco años de espera

Mensaje por Saratai » 29 Ago 2010, 19:24

3 de Gelidario (Kaldezeit) de 2527. Camino a las Montañas del Fin del Mundo.

En aquel horrible páramo llovia y llovia sin cesar. No habia ni un sólo momento de sol, ni un solo momento de paz. Las casas y puestos desperdigados, controlados a mano de hierro por el Consejo Provincial, sufrian hambre y miedo.

Fabian Dortmund no era un hombre temerario, no era ningún joven loco dispuesto a arriesgarse. Él era un profesional, el mejor de los que disponia Efferman. Y por esa razón, habia sido enviado alli, al confín más lejano de Averland, solo, sin compañia, y con la única ayuda del sacerdote local, Fertik Vockut, enviado como él al punto más lejano de la provincia por la iglesia de Sigmar, dado su débil estado mental.

Pero para comprender que hacia un investigador de la talla de Fabian, hospedado en una misera y cochambrosa iglesia dirigida por un sacerdote condenado al ostracismo en el Camino al Fin del Mundo, hay que remontarse cinco años atrás.

Cinco años atrás, Fabian era un vigilante centrado en su trabajo, asqueado por la corrupción presente en la capital. Su vida era combatir el crimen, y en ello la habia convertido. Pero no fue hasta que fue enviado al mando de quien seria su último sargento, Alan Friedsgoth, que encontró el verdadero camino de su vida. Con Alan atrapó a decenas de criminales, investigó cientos de robos y ascendió pronto entre los hombres del sargento. Sin embargo, fue un solo caso, el del asesinato de Eva Fahen, una rica heredera de una familia de la capital, que mandó todo al traste. Aquel caso se complicó sobremanera, y dadas las sospechas del sargento de que alguien del cuerpo de vigilantes habia estado filtrando información de sus operaciones y entorpeciendolas, se usó solo a gente de confianza y extraños al cuerpo de mercenarios.

Y aun asi, hubo cientos de problemas, hasta que tras investigar unas pistas, se descubrió que aquel asesinato habia estado relacionado con crimenes en caminos entre pueblos y ciudades, pertrechados por horrendos mutantes. No fue hasta colaborar con hombres de la iglesia, que se descubrió asi mismo que aquellos mutantes habian estado asociados con un grupo de ex-convictos, y de ahi, Fabian se dirigió a la prisión estatal para interrogar al resto de presos acerca de aquel caso. Alli hizo grandes avances, y acabó destapando a una organización que habia utilizado a mutantes y ex-convictos para crear pánico y favorecer un clima de miedo en la capital, dando ventaja asi a un referendum que estaba por llegar.

Durante cinco años, Fabian investigó pruebas, llevo a cabo interrogotarios y trabajó junto a los sacerdotes de Verena hasta descubrir a una heretica organización que durante años se habia introducido en altos puestos funcionarios, copando a las altas esferas de escoria hereje, y causando la muerte de cientos de inocentes con tal de cumplir sus planes. Fabian consiguió obtener datos, nombres y lugares que la secta usaba para sus fines, pero nunca llegó a descifrar cual era su razón de ser, porque hacian lo que hacian y con que fin. Por cada sectario atrapado, dos más salian a la luz, y aquello se convirtió en un trabajo sin fin hasta que, dos semanas antes, se recibió en el templo vereneano de la capital, la carta del padre Fertik, desde el Camino a las Montañas del Fin del Mundo, lugar poblado por poscritos, dementes khazalid y desterrados del imperio. En la misiva, el padre hablaba de estraños sucesos, en los que varios cadaveres deformes y mutados habian tenido lugar.

Fabian ya habia oido en algun interrogatorio, que un famoso lider hereje, Gottfried Harrikherr, habia comerciado con esclavos en aquellas aldeas perdidas de la mano de los dioses. Mucha coincidencia, pensaron desde la iglesia, por lo que Fabian fue enviado para hacer lo que mejor sabia hacer: Investigar.



FDI: Aqui está la historia de Fabian, ligeramente resumida. Ahora te encuentras en la puerta de una pequeña y destartalada iglesia sigmarita, donde el sacerdote que escribió la carta a los vereneanos vive, sin poder sermonear más que a un puñado de descreidos peregrinos. Justo ahora el padre está dando el sermón de las doce, y solo hay dos viejas rezando, un hombre escuchimizado y dos tipos sucios y malolientes de los cuales es dificil saber si duermen o meditan.

Comienzas tu trabajo desde cero, igest. Tu trabajo es saber si Gottfried Harrikher se encuentra en la zona, si cuenta con efectivos, si tiene medios, como es su estado de salud, etc., y reportarlo en carta a la capital. De el se dice que tiene desperdigados mechones de pelo castaño, poca barba, y los ojos azules, con una amplia frente.


Buena suerte.

Avatar de Usuario
igest
Portador de los dados
Portador de los dados
Mensajes: 4993
Registrado: 25 Sep 2006, 18:04
Ubicación: En lo más oscuro de la biblioteca secreta
Contactar:

Re: Fabian Dortmund I: Cinco años de espera

Mensaje por igest » 10 Sep 2010, 00:20

Fabian Dortumnd

Fabian escucha atento el sermón del padre Fertik, no parece excesivamente entusiasmado. Aunque Fabian no le culpa, su audiencia no invita a mucho. Las palabras del padre se cuelan en la cabeza de Fabian con pesadez, la misma que parece haber en su discurso. Finalmente decide entrar dentro de la destartalada iglesia y no esperar más fuera, además así evitará llamar la atención. Con paso firme se dirige a un lateral, próximo a los dos hombres que no tiene claro si están siguiendo las palabras del padre Fertik y que parecen los candidatos más claros a olvidar pronto su cara si es necesario.

Avatar de Usuario
Saratai
Escuerzo Alado
Escuerzo Alado
Mensajes: 1232
Registrado: 23 Ago 2007, 18:34
Ubicación: En tu oreja, diciendote que quemes cocos

Re: Fabian Dortmund I: Cinco años de espera

Mensaje por Saratai » 15 Sep 2010, 02:47

3 de Gelidario (Kaldezeit) de 2527. Camino a las Montañas del Fin del Mundo.

Los ojos del investigador inspeccionaban con facilidad cada rincón del templo, mientras el padre Fertik continuaba con su sermón.

Padre Fertik Volstub

-Nadie puede alegar que fue justo, ¿pues quienes siguieron el camino de nuestro señor cuando los campos se annegaron? ¿Oh, asi? Ya imaginaba. Bien, entonces he de recordaros el pasaje del invierno del lobo...


Un hombre de pelo raido se levantó, pero al ver la mirada del padre clavandose en él, fria como el acero, volvió a su sitio para asistir al resto del sermón.

-Y Sigmar se alzó frente al rey salvaje y le incominnó a unirse con él a su meta. Y el rey tres veces le negó, y dijo que el era rey de reyes, sol de soles y único gobernante de aquellas tierras, por encima de dioses y hombres. Y Sigmar gritó que se ha de dirigir la vida con humildad, no con soberbia. Que se ha de vigilar la noche más que los dias del sol. Y que por encima de dioses no habrá jamás humano alguno. Y acto seguido venció, de un solo golpe con su poderoso brazo, al arrogante tirano, que fue colgado después por su propia gente.


Uno, dos bostezos. Fertik apretó las sienes y acabó su sermón rapidamente, al tiempo que Fabian esperaba en una esquina del templo.

-Asi nos enseño nuestro señor que con humildad se obtiene la victoria, con sudor, sangre y humildad. Sigmar en tu creedum.

-Sigmar en tu creedum-
contestaron con parsimonia los parroquianos.

-Si, bien, id en paz. Venga.- respondió a su vez Fertik de mala gana, haciendo la señal del martillo. Últimamente los fieles iban a misa más por el que dirán que por pura convicción, y aquello irritaba al sacerdote sobremanera. Por suerte, al ver al investigador, le reconoció enseguida y relajó el gesto:

-Pelo negro, buen mentón brigundano... Usted debe ser Fabian, el especialista de la capital. Esperaba que viniera antes, pero supongo que no habrá sido culpa suya.


El sacerdote llevó a Fabian a una pequeña sala, donde una mesa destartalada y dos pobres taburetes hacian juego con la ruinosa iglesia. Alli se encontrarian lejos de miradas indiscretas, y Fertik, tras confirmar la identidad de Fabian y ofrecer algo de vino barato al investigador, comenzó directo al grano con el problema.

-Herr Dortmund, como le comenté a su superior en mi misiva, han ocurrido durante el último mes incidentes que requieren la atención de un especialista de su talla. He oido acerca de su trabajo y me alegré bastante cuando su superior, Herr Efferman, le destino aqui.


Tras recostarse un poco, apegada la espalda a la pared, Fertik continuó. Habia ganado algo de peso y perdido pelo en el intercambio, pero seguia siendo un hombre joven y directo.

-Resulta que las gentes de mi parroquia encontraron un cadáver a treinta kilometos al sur de donde nos encontramos. El cadaver mostraba un tercer apendice movil en la espalda, y los pobres aldeanos se vieron obligados a quemarlo, pero indague con otros sacerdotes cercanos acerca del suceso, y dos de ellos me responderion que habian sufrido casos parecidos, en alta intensidad. Uno, en Spalt, ha sufrido varios muertos en su comunidad, por culpa de una oleada de viruela, y varios muertos ostentaban deformaciones corruptas. Y en Dorfbach, otra aldea más cercana, se llevan sucediendo asesinatos entre dos bandas criminales, y al parecer, algunos miembros de una de las bandas han resultado estar corruptos. Tengo miedo de un nuevo brote de enfermedades oscuras, pero sabiendo de su reputación en casos parecidos, no dudo de que encontrara una respuesta al porque de la presencia de tales repugnantes criaturas en esta zona.

Lo cierto era que si, que los mutantes habian marcado el trabajo de Fabian Dortmund los últimos cinco años, y que pocos habian más acostumbrados a tratar con ellos que él mismo. Sentia una profunda repulsa hacia ellos, pero el investigador era consciente de que era necesario mucho tacto para encontrar comunidades de mutantes, y más aun para acabar con ellas.



FDI: Un 29 en Sabiduria Popular te permite conocer todos los detalles de Dorfbach y Spalt. Sabes que ambas aldeas están controladas por el Consejo Provincial, un gobierno independiente del Conde Elector de Averland, constituido seis años atrás y que otrora gobernó en lugar del Conde en la provincia de Averland por entero. Sabes que ese Consejo Provincial ha sido acusado en más de una ocasión de tratar con organizaciones criminales para perpretar el control de sus ahora escasos territorios.

También sabes que Dorfbach está a un dia a caballo de la iglesia donde te encuentras, pues pasaste por alli al llegar aqui. Spalt está un poco más lejos, y varias señales del camino alertaban del peligro de ir hacia tal lugar, por culpa de los brotes de Viruela.

Tienes todo el tiempo del mundo para investigar y hacerle preguntas al padre Fertik. A partir de ahora es cosa tuya investigar, proponer y buscar respuestas y en definitiva, actuar como un buen investigador. Yo no te lo pondre fácil :twisted:

Avatar de Usuario
igest
Portador de los dados
Portador de los dados
Mensajes: 4993
Registrado: 25 Sep 2006, 18:04
Ubicación: En lo más oscuro de la biblioteca secreta
Contactar:

Re: Fabian Dortmund I: Cinco años de espera

Mensaje por igest » 26 Sep 2010, 20:48

Fabian Dortumnd

Las palabras del padre Fertik no hacen sino confirmar las sospechas de Fabian, que ya empieza a pensar en el siguiente paso a dar. Aunque en su mente siempre hay un rincón para pensar en su verdadero objetivo Gottfried Harrikher. Si está en la zona, Fabian dará con el y ... bueno, la justicia de Sigmar caerá con todo su peso sobre su persona.

- Padre ... - Fabian se aclara la garganta antes de continuar - sus preocupaciones son comprensibles, por lo que me ha contado la situación podría ser, cuanto menos... digamos que delicada. No obstante no tiene de que preocuparse, actuaré con diligencia y con prudencia. Como punto de partida, me gustaría poder hablar con los parroquianos que encontraron el cadáver, me gustaría saber si podemos confiar en que sus labios se mantienen cerrados y no propagan miedos innecesarios que puedan entorpecer nuestras acciones. Además, querría conocer algunos detalles más de lo que vieron.

Avatar de Usuario
Saratai
Escuerzo Alado
Escuerzo Alado
Mensajes: 1232
Registrado: 23 Ago 2007, 18:34
Ubicación: En tu oreja, diciendote que quemes cocos

Re: Fabian Dortmund I: Cinco años de espera

Mensaje por Saratai » 30 Sep 2010, 16:46

3 de Gelidario (Kaldezeit) de 2527. Camino a las Montañas del Fin del Mundo.

El viento azotó con fuerza de lluvia las ventanas, oscureciendo la poca luz que en la pequeña ermita habia. El padre Fertik accedió a la propuesta de Fabian, y tomando ambos unos mantos para protegerse de la arreciante tormenta, se encaminaron hacia donde el cadáver se habia encontrado.

No estaba muy lejos de alli, apenas a media hora de camino a caballo, cerca de un granero. Fue en la zona donde el encargado del granero, un viejo de cincuenta años que vivia con su esposa los últimos años de su vida, habia encontrado el cuerpo. Este se trataba de un cadaver perteneciente a un hombre de unos veinte años, de pelo castaño y ojos azules, que presentaba protuberancias oseas en la espalda, de afilada constitución, por lo que pudo explicar Fertik al investigador de Averheim. Sus ropas eran simples, más portaba un extraño simbolo.

Antes de que el sacerdote terminara su explicación, los hombres de dios llegaron al granero, donde desmontaron y Fertik llamó a la puerta para que el viejo encargado saliera a recibirles, haciendoles pasar a su humilde pero relativamente seco hogar. Era un anciano flacucho, de escaso pelo en barba y cabeza y ojos profundos, algo remarcados.

Encargado del Granero de Utildieng, Viejo Hobs

-Padre Fertik, es un honor tenerle bajo mi techo. ¿Qué se le ofrece?


Fertik explicó a Hobs quien era Fabian Dortmund, y mientras la mujer del viejo les preparaba algo de comer, Hobs se sentó en una pobre pero robusta silla de pino, ofreciendole el sillón al investigador.

-Herr Dortmund, me alegra que haya venido desde tan lejos para ayudarnos. La verdad es que tenemos algo de miedo en el pueblo, pues si esos mutantes proliferan, Sigmar sabe que podria ocurrirnos a las gentes de bien...

Hobs quedó a la espera de las preguntas del investigador de pelo azabache, que pudo inspeccionar al pobre aldeano que con miedo rememoraria los hechos y fechas lo que buenamente pudiera.



FDI: Con un 56 en Percepción (tu inteligencia supera el 60, valores excepcionalmente altos) te percatas de que Hobs se encuentra algo asustado, con lo que ello conlleva. Tendrás que elegir entre adoptar una actitud conciliadora, de vigilante amigo; o seria, de implacable detective. De lo que diga Hobs partirá tu investigación, asi que es un punto de partida más que importante.

Avatar de Usuario
igest
Portador de los dados
Portador de los dados
Mensajes: 4993
Registrado: 25 Sep 2006, 18:04
Ubicación: En lo más oscuro de la biblioteca secreta
Contactar:

Re: Fabian Dortmund I: Cinco años de espera

Mensaje por igest » 17 Oct 2010, 20:58

Fabian Dortmund

Fabian observó unos instantes en silencio al hombre, que parecía asustado. Pero ¿porqué? Sería que su presencia le incomodaba, o que simplemente rememorar los terribles acontecimientos le turbaba, o habría algún otro motivo para su temor. Fabian debía desentrañar este pequeño misterio que se le planteaba.

- Seré rápido y conciso, supongo que su mujer y usted tendrán ganas de que el padre Fetrik y yo no les molestemos en demasía.

Fabian trataba de esbozar una sonrisa que le hiciese ganarse la confianza del hombre. Al tiempo que tendía una mano para echar a un lado el manto que le cubría y dejar bien a la vista su espada. El mensaje debía ser claro, bondad pero con firmeza.

-Para que podamos acabar cuanto antes le voy a formular algunas preguntas, y espero que usted pueda contestarlas en el orden que quiera, pero con toda la veracidad con que usted se confesaría ante el padre Fertik.

En ese momento Fabian se gira hacia el padre Fertik haciendo una breve inclinación de cabeza, como si el mismo buscase que la luz divina de Sigmar le guiase en su tarea.

-El padre Fertik me contaba en nuestro camino hasta aquí que el cadáver mostraba un símbolo extraño, ¿que clase de símbolo era?
¿Había visto alguna vez a ese hombre?
¿Alguien más vio el cadáver? o le contó a alguien lo que había visto

Una vez concluidas sus preguntas Fabian se acomodó un poco más en el sillón, juntó sus manos y apoyó el mentón sobre estas esperando las respuestas del anciano hombre.

Avatar de Usuario
Saratai
Escuerzo Alado
Escuerzo Alado
Mensajes: 1232
Registrado: 23 Ago 2007, 18:34
Ubicación: En tu oreja, diciendote que quemes cocos

Re: Fabian Dortmund I: Cinco años de espera

Mensaje por Saratai » 19 Oct 2010, 17:23

3 de Gelidario (Kaldezeit) de 2527. Camino a las Montañas del Fin del Mundo.

La lluvia arreció, al tiempo que el investigador lanzó preguntas clave para intentar echar algo de luz al caso. Se decantó por preguntar acerca del simbolo que presentaba el cadaver, de si el encargado habia visto al hombre en alguna ocasión y de si alguien más sabia acerca de todo aquello. El anciano intentó responder lo mejor que pudo, no sin algo de preocupación y miedo.

Encargado del Granero de Utildieng, Viejo Hobs

-Si, es cierto herr Dortmund. El cadaver vestia ropas humildes, pero en ellas encontré, cosida en la camisa, un extraño simbolo. Parecia ser una especie de pira, o de representación de fuego, pero poco más pude vislumbrar. En cuanto a si habia visto a aquel hombre, jamás en mi vida, no señor, aunque bien cierto es que muchas gentes vienen desde Grenzstad, sabe Sigmar con que fines, por estos caminos perdidos. Aun asi, si hubiera visto a un hombre con tal protuberancia en la espalda, supongo que lo habria recordado.


Cierto era que el mutante no habria pasado desapercibido en vida, de no haber ocultado las placas oseas de su columna con alguna capa gruesa o un jubón ancho en demasia. El vereneano sabia que la pira era un simbolo escogido por muchos mutantes, como burla por los cazadores de brujas que operaban por la provincia. Fertik tomó unos sorbos a su bebida, y el viejo Hobs continuó respondiendo.

-Si, varios saben del cuerpo encontrado. Mi mujer lo sabe, al igual que un sobrino y el dueño de la posada del final de paso, uno de los últimos establecimientos antes de entrar en las montañas. No se si el se lo habrá contado a más gente, herr Dortmund. Además, de ellos lo sabe uno de los nuevos patrulleros de caminos. Fue quien me ayudó a transportar el cadaver, un hombre con acento norteño y pelo estropajoso. Se llama Sartorio, y suele hacer rondas de aqui a la ciudad. Supongo que volverá a pasar por aqui pasado mañana.


Fue el padre Fertik quien respondió al viejo Hobs, quien mostraba sin tapujos su miedo, con solo recordar el aspecto deformado y corrupto del cadaver.

Sacerdote Fertik

-No te preocupes, hijo. Desde la Catedral de Averheim ya se han organizado purgas para eliminar al impuro en la ciudad de Grenzstad. Y no me cabe duda de que Fabian podrá dar fin también a esta escoria en esta zona también.



FDI: 23 en Sabiduria Popular Imperial. Sabes bien que en esa zona han habido reemplazos de guarniciones, y que los puestos de patrulleros de caminos y vigilantes ya no corresponden al ejército, sino a mercenarios contratados por Bukter Alptraum, el lider del Gobierno en el Este Averlandés (Consejo Provincial). Te paso un mapa para que te hagas una idea de quien controla cada parte de la provincia, pues desde la iglesia te avisaron de que los crimenes podrian tener tintes politicos, dada la contienda que hay en la lucha por el control de la provincia. Los Alptraum (azules) son los legitimos gobernantes. Los Leitdorfs (morados) son los gobernantes en la práctica, y quienes más parte de la provincia controlan. El Consejo Provincial (rojo) controla el territorio donde te encuentras tu. Estos últimos han tenido fama de contratar a criminales y herejes en sus guarniciones, algo bastante relevante si continuas investigando por esa parte.

PD: La iglesia de Averland, es decir, tus patronos, mantienen buenas relaciones con los Alptraum (azules) y con Leitdorfs (morados), indiferente con los Feuerbach (amarillos) y de oposición con el Consejo Provincial (rojo).


Averland, en la guerra del halfling.jpg
Averland, en la guerra del halfling.jpg (55.35 KiB) Visto 2990 veces

Avatar de Usuario
igest
Portador de los dados
Portador de los dados
Mensajes: 4993
Registrado: 25 Sep 2006, 18:04
Ubicación: En lo más oscuro de la biblioteca secreta
Contactar:

Re: Fabian Dortmund I: Cinco años de espera

Mensaje por igest » 29 Oct 2010, 13:54

Fabian asintió en aprobación ante las palabras de la purificación de Grenzstad. En su mente se iban mezclando ideas y pensamientos. La tensa situación política en la zona podía ser un factor a tener en cuenta y no podía olvidarlo, pero la simple motivación de extirpar la herejía del Imperio le bastaba como motivación.

- Hobs, gracias por sus palabras, ahora se donde seguir tirando del hilo.

Fabian se levanto rápidamente del sofá donde estaba recostado y haciéndole una señal al padre Fertik para que le acompañase fuera. Antes de salir, Fabian se volvió hacia el viejo hombre.

- Supongo que no necesitará que le diga que convendría que tratase de olvidar todo lo que ha visto y más si cabe, que hemos estado hablando. Estoy convencido que Sigmar les protegerá.

Y dicho esto, Fabian cierra la puerta tras de si. Al salir fuera habla con el padre Fertik.

- Padre Fertik me gustaría que regresásemos y si es posible, que me indicase de algún lugar donde descansar esta noche. Me gustaría esperar a ese patrullero, creo tener entendido que últimamente los patrulleros no son sino mercenarios. - en ese momento Fabian escupe al suelo con un gesto de desaprobación !Mercenarios a modo de patrulleros! Donde se vió eso. Luego saldré de inmediatamente a visitar al posadero, habrá que asegurase que tiene la boca bien cerrada, y quizás también haya podido escuchar algún rumor. La cerveza siempre suelta la lengua a más de uno...

Avatar de Usuario
Saratai
Escuerzo Alado
Escuerzo Alado
Mensajes: 1232
Registrado: 23 Ago 2007, 18:34
Ubicación: En tu oreja, diciendote que quemes cocos

Re: Fabian Dortmund I: Cinco años de espera

Mensaje por Saratai » 03 Nov 2010, 16:24

5 de Gelidario (Kaldezeit) de 2527. Camino a las Montañas del Fin del Mundo.

Patrullero Sartorio

-Espero que sea importante, herr Dortmund. No tengo todo el dia, me requieren esta tarde en Grenzstad con mucha urgencia.




Dos dias antes, Fabian Dortmund habia interrogado al viejo Hobs, el molinero, acerca de los cadaveres encontrados. Fabian era un buen investigador, pero habian dos detalles que siempre caracterizaban su trabajo: Su gran meticulosidad y tasa de éxito, y la enorme perdida de tiempo que incurria en ambos. Cuando el molinero Hobs le advirtió que habia un patrullero de caminos que sabia bien del tema de los asesinatos, el moreno averlandés decidió esperar al hombre, aunque este pasara en dos dias más, para estar bien seguro de por donde seguir trabajando. Aquello sin duda era una opción acertada, pero suponia que quien fuera el asesino ya pudiera estar muy lejos, dada la cantidad de dias pasados. Fuera como fuera, Fabian escogió el camino largo pero seguro, y espero los dos dias pertinentes.

El padre Fertik le ofreció una estancia en la iglesia para resguardarse de la lluvia y dormir, pero no pudo ayudarle con la manutención ni con la comida, y el investigador comenzó a perder dinero. En dos dias ya habia perdido un chelin, y aunque no era una gran inversión y a Dortmund el dinero le sobraba, necesitaba resolver el caso rapidamente para poder cobrar un plus. Los dos dias pasaron lluviosos, durante los cuales Dortmund pudo saber más de la zona donde se encontraba. Era un paso muy cercano a la ciudad de Grenzstad, en la cual se estaban sucediendo grandes cambios politicos. Supo también que un ejército Alptraum habia estado llevando a cabo levas por la zona dias antes, y la población se habia reducido a causa de éste hecho. Tal vez aquel ejército tuviera planeado atacar Grenzstad, pero desde que se vieran las tropas en su camino, no se habia recibido ninguna noticia ni mensaje desde la ciudad. De hecho, el patrullero no habia pasado en toda una semana por la ciudad, y al no encontrar a ningun compañero por los caminos, se encontraba preocupado por lo que puidera haber ocurrido en la ciudad.

El patrullero, llamado Sartorio, habia sido reclamado por el padre Fertik para que se reuniera con el investigador en las cercanias de la iglesia. Desde el dia anterior, Fabian Dortmund habia tenido que trabajar solo, pues el padre Fertik tenia numerosas obligaciones, y concertar la cita con el patrullero habia sido de las ultimas ayudas que el sacerdote le habia podido regalar al investigador. Era de madrugada, y el frio era gelido como un manto de hielo. Por suerte, Fabian habia podido adquirir una capa gruesa con la que resguardarse del frio, y ahora se encontraba cara a cara con el patrullero Sartorio, que ni siquiera se habia bajado del caballo.

-Tenga en cuenta que tengo prisa, investigador- contestó el patrullero tras las presentaciones iniciales -y el padre Fertik ya me ha puesto al corriente del tema que le interesa. Me dijo que estaba investigando el causante de los asesinatos de hombres mutados y bandidos. Bien, me encuentro muchos muertos al año en mi trabajo, y generalmente no me importa quien los haya matado, siempre y cuando sean chusma como a la que usted le interesa. ¿Para que coño quiere saber quien ha matado a un par de mutantes? En fin, no soy yo el detective. Hagame las preguntas que vea adecuadas y le ayudaré en la medida de lo posible.

Sartorio era un hombre de tez morena, ojos marrones y pelo negro y enredado, que portaba varios aros en la oreja derecha. Su uniforme no era el reglamentario, y según le habia advertido el propio Fertik la noche anterior, su único patrón era el señor de la ciudad de Grenzstad, que pagaba a jinetes libres y pistoleros para que guardaran el orden por los alrededores de la ciudad. Sartorio era uno de esos hombres, y su moral, asi como su proceder, distaba mucho del ideal. Desafortunadamente, Fabian ya habia visto a muchos hombres asi, y pese a la repugna de quien no era honrado y ajustado al deber, el investigador tuvo que tomarlo como sujeto de sus preguntas. A partir de ahora, el padre Fertik no estaria para ayudarle, y eso haria la tarea más ardua si cabia.

Avatar de Usuario
igest
Portador de los dados
Portador de los dados
Mensajes: 4993
Registrado: 25 Sep 2006, 18:04
Ubicación: En lo más oscuro de la biblioteca secreta
Contactar:

Re: Fabian Dortmund I: Cinco años de espera

Mensaje por igest » 07 Nov 2010, 21:18

Fabian miró de arriba abajo al hombre que se hacía llamar Satorio, nada que destacar a simple vista en su aspecto, era lo que esperaba Dortmund, quien empezaba a pensar que hubiese sido mejor no esperarlo. Un resoplido de contrariedad salió de su boca tras escuchar al patrullero, por un instante estuvo tentado de marcharse y no hablar con el de nada, pero finalmente surgieron dos palabras de su boca:

- Spalt y Dorfbach.

Fabian esperó unos instantes observando el rostro del hombre para ver su reacción, aunque tampoco podía fiarse de alguien como Sartorio.

- Creo que esas dos aldeas están teniendo algunos problemas, y no se que estáis haciendo los patrulleros al respecto. Habéis informado pertinentemente a vuestros superiores. El tono de Fabian se volvió ligeramente hostil, la verdad es que estaba ligeramente cabreado consigo mismo y con el hombre, que no era otra clase de hombre que aquel que el dinero guía. - y de paso, no se si quizás - en ese momento Fabian trata de suavizar su tono sabedor de que necesita que el hombre le de información - podrías darme más detalles sobre el símbolo que portaba el cadáver en su camisa, ... algo que representaba fuego creo recordar, seguro que alguien que patrulla los caminos como tu puede haber oído algo sobre ese símbolo... ¿o me equivoco?

Fabian se rascó el mentón en espera de lo que el hombre pudiese contestarle.

Avatar de Usuario
Saratai
Escuerzo Alado
Escuerzo Alado
Mensajes: 1232
Registrado: 23 Ago 2007, 18:34
Ubicación: En tu oreja, diciendote que quemes cocos

Re: Fabian Dortmund I: Cinco años de espera

Mensaje por Saratai » 10 Nov 2010, 16:13

5 de Gelidario (Kaldezeit) de 2527. Camino a las Montañas del Fin del Mundo.

El patrullero miró con recelo al investigador, y cuando este terminó sus cuestiones, respondió airado. El investigador, al menos para el patrullero, se habia extralimitado en su trabajo, y el no iba a amilanarse por alguien como él.

Patrullero Sartorio

-Oh, mil perdones señor, se me olvidaba que vuestra merced trabajaba por amor al arte-
espetó con ironia el patrullero, mientras le dirigia una mirada despectiva a Fabian -aunque claro, seguro que sueldo dobla el mio. Suerte la semana que cobre al menos 200 miseros peniques, pero claro, herr Dortmund seguro que por esa cantidad se jugaria el cuello contra lo que camina por estas zonas, él solo y desarmado.

Una vez más calmado, el patrullero comenzó a relatarle al investigador lo que sabia. Desde luego no se mostraba amistoso, pero colaboraria con el investigador.

-Si, el simbolo del que hablas me suena. Hace cosa de una semana, Vlados, el señor de Grenzstad, dejó a una banda de bandidos campar a sus anchas con la promesa de que no atacaran a la población, y solo saquearan campamentos de mercenarios que no le sirvieran, o de otros bandos en la guerra. Una especie de patente de corso, y parece que estos cumplieron su parte. Los patrulleros fuimos avisados de que dieramos carta blanca a los sujetos con ese simbolo en el jubón. Se hacian llamar la Banda de Hartrer, y según me comentó un compañero, estaban comandados por un tal Jaff Hartrer, un espadachin moreno de gran habilidad. Sea como sea, creo que al señor de Grenzstad no le sirvió de mucho, pues se rumorea que la ciudad está sufriendo el asedio de un ejército Alptraum. No me preguntes más del tema, no tengo ni idea. Ahora me dirijo hacia alli para comprobar que de cierto hay en esto, y ayudar a mis patronos si lo necesitan.


Tras pensar un rato, Sartorio se mesó la cabellera y finalizó la conversación, con unas palabras acerca de Dorfbach y Spalt:

-En cuanto a las aldeas de las que hablas, hay un par de detalles interesantes. Dorfbach, si son a la Banda de Hartrer a la que estás buscando, tenian muchos contantos alli. En concreto un mendigo llamado Dorotik, un pobre hombre sin piernas que se mueve con la ayuda de un tablón. En Spalt vi muchos cuervos y buitres la última vez que pase por alli, pero es una zona infectada de viruela, y se recomienda evitarla. Poco más te puedo decir.


Sin más, el patrullero partió, en caso de que Fabian no tuviera más preguntas. Las respuestas no habian sido concretas, pero al menos le daban al concienzudo investigador más material con el que trabajar. Ahora, los cadaveres encontrados en los campos tenian una identidad y una localización, y eso era más de lo que se podia esperar en una semana de trabajo. Lo dificil seria encontrar a quien les habia matado, y con que razón.



FDI: Fabian, tienes varias opciones. Puedes peinar más la zona donde estás y preguntar a más aldeanos, o puedes dirigirte a cualquiera de estos puntos: Dorfbach, Spalt o Grenzstad. Todos ellos tienen sus peligros, pero en estas zonas podrás averiguar más datos no solo de la guerra, sino de tu objetivo final: La secta, los mutantes, y su lider, Gottfried Harrikherr.

Avatar de Usuario
igest
Portador de los dados
Portador de los dados
Mensajes: 4993
Registrado: 25 Sep 2006, 18:04
Ubicación: En lo más oscuro de la biblioteca secreta
Contactar:

Re: Fabian Dortmund I: Cinco años de espera

Mensaje por igest » 11 Nov 2010, 14:27

Fabian Dortmund

Fabian escucho con gran flema el arranque inicial del patrullero, sabía que para alguien de su calaña, probablemente la reacción sería esa, pero Fabian tampoco buscaba hacerse amigo suyo, por suerte, el hombre se consideró más colaborador de lo que hubiese esperado inicialmente y al menos Fabian pudo pensar que no había sido en vano esperarlo. Ahora tenía más claro cual sería su destino.

- Gracias por tus respuestas Sartorio Fabian lo observó una vez más y mirandole a los ojos y con un tono seco le dijo: - no es cuestión de cual es mi sueldo o el tuyo, la cuestión es cuanto respetas y defiendes a nuestro Imperio y antes que pudiese contestarle, Fabian se dispuso a despedir al patrullero Que sigmar te guía en tu viaje a Grenzstad, eso si, espero sabrás que no debes recordar mi nombre, el padre Fetrik podría haberte engañado y dado un nombre falso o no, pero seguro que alguien listo como tu sabe que lo que le estoy diciendo le conviene.

Antes de marchase ya había tomado la decisión, peor esperaría a que el patrullero se marchase. Así una vez solo Fabian pronunció con la mirada perdida en el suelo:

- Dorotik.... veremos si el vil metal puede evitarte otros males

Fabian tiene clara intención de partir a Dorfbach tan pronto como se lo permitan sus medios. Antes eso si, le gustaría preparar adecuadamente el viaje. Buscar comida para el camino, asegurarse que la noche no le sorprende en mitad del camino sin un lugar donde Refugiarse y si puede recurrir a una monta mejor. Así pues intentará solicitarle al padre Fertik la información que necesita, tras ofrecer eso si una pequeña donación al templo. !La bendición de Sigmar le vendrá bien en la siguiente etapa de su viaje!

Avatar de Usuario
Saratai
Escuerzo Alado
Escuerzo Alado
Mensajes: 1232
Registrado: 23 Ago 2007, 18:34
Ubicación: En tu oreja, diciendote que quemes cocos

Re: Fabian Dortmund I: Cinco años de espera

Mensaje por Saratai » 12 Nov 2010, 20:27

5 de Gelidario (Kaldezeit) de 2527. Dorfbach.

La renqueante mula que Fabian habia podido adquirir en la posada era vieja, testaruda y apestosa, y servia de bien poco en aquellos caminos de mala muerte, en los alrededores de Grenzstad. Después de hablar con Sartorio, el investigador habia ido a hablar con Fertik acerca de lo que habia averiguado, y acto seguido fue a comprar provisiones y un animal en el que llevarlas a ellas y a el mismo. Un lote barato le habia costado al investigador casi todo el oro que llevaba encima, y ahora contaba con tan solo un puñado de chelines para subsistir por aquellas tierras. Por suerte para el, el pueblo de Dorfbach no estaba muy lejos, y en pocas horas llego a la aldea, la cual estaba despoblada a la manera de una aldea saqueada.

En el fondo, lo ocurrido en Dorfbach no habia sido muy distinto.

Al llegar a la aldea, Fabian fue sorprendido por una agrupación de casas sin iglesia alguna, con tan solo una posada, una panaderia y un granero. Entre sus calles, nadie vendia nada, ningun campesino deambulaba una vez terminada la jornada ni viajero alguno pasaba por sus caminos. Lo único que resto a Fabian fue dirigirse a una posada en cuya fachada se habia tallado con mala letra y peor ortografia ''Er Paso del Miniro'', donde tan solo se encontraban el mismo regente y un tratante de caballos cansado, de mirada triste. Al verle llegar, el posadero no tardó en saludarle con una sonrisa de oreja a oreja, pues los clientes no abundaban por la zona, y no convenia ahuyentar a los pocos que cruzaran el linde de su taberna.

Posadero de Dorfbach

-Buenas tardes caballero y sea bienvenido al Paso del Minero, pase y no se quede en la puerta, ¡que el frio arrecia y aqui se está bien resguardado!


Fabian pudo dejar la mula en el establo habilitado, y deleitarse con el mugriento lugar: Un nido de cucarachas en una esquina, dos goteras en otra, y unicamente cuatro mesas, más viejas que nuevas, desperdigadas entre un laberinto de taburetes sucios. Un solitario farol daba algo de vida a la estancia, ya de por si mal iluminada, cuyas dos ventanas daban paso a la tenue luz otoñal que afuera iba apagandose.

Avatar de Usuario
igest
Portador de los dados
Portador de los dados
Mensajes: 4993
Registrado: 25 Sep 2006, 18:04
Ubicación: En lo más oscuro de la biblioteca secreta
Contactar:

Re: Fabian Dortmund I: Cinco años de espera

Mensaje por igest » 21 Nov 2010, 21:02

Fabian había estado en lugares peores, tan solo haciendo memoria en lo más reciente le venían a la cabeza dos o tres lugares, así pues resignado y dando un suspiro acepto la oferta del posadero de entrar.

- No se si pasaré mucho tiempo o mañana mismo partiré, pero ahora mismo me gustaría comer algo y disponer si es posible de una habitación donde ordenar mis pensamientos, por supuesto necesitaría contar con su discreción. Tras echar un segundo vistazo rápido a la deprimente sala, Fabian rebuscó la bolsa del dinero Espero tener suficiente

Tras desviar nuevamente la mirada, pagar al posadero lo necesario por la habitación y pisar una cucaracha que no pasaba muy lejos Fabian se dirigió de nuevo al posadero.

- Por cierto me mandaron preguntar por Dorotik, seguro que el dinero que me ha cobrado por la habitación si se asemeja a esta sala, bien valdrá por la información para saber donde encontrar a este hombre.

Fabian se quedó mirando al posadero fijamente, tratando de escrutar su rostro en busca de cualquier gesto, apenas si era capaz de relajarse, quizás a causa del pesado viaje en mula.

Avatar de Usuario
Saratai
Escuerzo Alado
Escuerzo Alado
Mensajes: 1232
Registrado: 23 Ago 2007, 18:34
Ubicación: En tu oreja, diciendote que quemes cocos

Re: Fabian Dortmund I: Cinco años de espera

Mensaje por Saratai » 26 Nov 2010, 00:24

5 de Gelidario (Kaldezeit) de 2527. Dorfbach.

El posadero miró a Fabian mientras seguia limpiando el vaso que tenia entre manos, con gesto preocupado. La respuesta que tenia para el investigador tal vez no fuera agradable para el vereneano.

Posadero de Dorfbach

-¿Dorotik? Vas a tener problemas para encontrarle. Desde que empezó la guerra en Grenzstad desapareció por completo. Unos dicen que fueron los chicos de los Mil Navajas, otros que fueron mutantes... Sea como sea, no tendria muchas esperanzas de encontrar a ese tullido con vida.


En ese instante, el tratante de caballos que se encontraba en la otra parte de la barra alzó la vista de su jarra, y entró de lleno en la conversación.

Tratante de ganado Koffel

-Vuestra merced-
habló con los ojos puestos en Fabian -Yo de usted no me meteria en esos asuntos. No es buen momento para buscar desaparecidos, pues toda esta zona es un erial. Hace unos dias estalló una dura confrontación en la ciudad de Grenzstad. Cientos de personas murieron, y otras tantas acabaron en paradero desconocido cuando el capitán de la guardia de la ciudad, un tal Harrikherr, mató al regente y mandó a sus hombres a sembrar la muerte entre ancianos, niños y hombres. Cuando pasé por alli, ayer mismo, solo habian despojos, muerte y miseria. Si quiere seguir mi consejo, vuelva de donde quiera que sea y olvidese de este lugar.

¿Qué podia suponer aquel cambio drástico? ¿Y como era posible que el capitán de la guardia de la ciudad hubiera hecho eso? ¿Era coincidencia que el apellido del capitán de la ciudad fuera el mismo que el del sectario buscado por la Orden de Fabian? ¿Y qué demonios habia pasado con Dorotik? El investigador tendria que rebuscar más información, pues poco a poco la madeja iba saliendo a la luz, tras varios dias de trabajo. Lo que estaba ocurriendo en aquel lugar no pintaba nada bien...

Responder

Volver a “Prisión de almas”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado