Skalik Mataskavens I: Sin temor al destino

Partida dirigida por Saratai.

Moderadores: Saratai, Moderadores

Avatar de Usuario
Saratai
Escuerzo Alado
Escuerzo Alado
Mensajes: 1232
Registrado: 23 Ago 2007, 18:34
Ubicación: En tu oreja, diciendote que quemes cocos

Skalik Mataskavens I: Sin temor al destino

Mensaje por Saratai » 03 Sep 2010, 14:46

24 de Destilario (Brauezeit) de 2527. Spalt.

La campana, siempre constante, sonaba al paso de la muchedumbre de enfermos que se habia arremolinado por los caminos. Una epidemia como los dioses no habian visto en años se habia hecho fuerte en el Norte de Wissenland, hasta pasar la frontera natural del rio Reik y llegar al sur de Averland. Hacian ya dos semanas que los primeros brotes de Viruela Verde habian cruzado la tierra del Fuego Negro, y atacado con dureza la aldea de Spalt. Una guerra civil arrancaba a los aldeanos de sus hogares, pero en Spalt todos eran ajenos a ello. Ni los ejércitos de los Leitdorf ni los de los Alptraum pasaban por aquel territorio para reclutar, pues lo unico que iria con ellos serian locos, muertos y enfermedades.

Skalik Gimnirson habia llegado a Spalt con una idea diferente. Tras haber quedado en deshonra ante su familia, fue expulsado de su clan y condenado a vivir solitario, en busca de una muerte digna que lo llevara a ver a sus ancestros con un minimo de dignidad. Se rumoreaba que males tremendos habian llegado a la aldea humana de Spalt, pero Gimnirson habia entendido por males tremendos gigantes de dos cabezas, demonios de siete colas y dragones de hocicos humeantes. En su lugar habia encontrado a un hombre con máscara con forma de cuervo, añadiendo especias en el pico y recogiendo cadáveres.

Spalt no llegaba ahora a los noventa habitantes, y todos se habian refugiado en el centro de la aldea, cerca del templo de Mannan. Entre la viruela, los ataques de los piratas de río y la mala cosecha de aquel año, por el pueblo habian proliferado fanáticos dementes y gentes sin ningún proposito en la vida que no fuera acabar con ella. Este hecho era irónicamente parecido al fin que le esperaba al matador, pero mientras el khazalid soñaba con una muerte digna de cuento para niños, los humanos que le rodeaban eran más conscientes del fin real que estaba por venir. En Spalt, la demencia podia servir más a la percepción del mundo que la propia cordura.



FDI: Oeris, ya puedes empezar. Ya sabes como van las reglas, todo el post sin colorines, nombre en negrita al principio y dialogos en negro. Tu matador ha llegado cansado y exhausto a Spalt tras una semana de viaje por las montañas, y aunque te has desviado un poco por el camino y has acabo por la rivera del rio Reik, has llegado a una población pequeña con un templo, diez casas y varias granjas perdidas. Decepcionado, ves que los rumores acerca de peligros no trataban de seres peligrosos ni monstruos de leyenda. Apunta en tu inventario una máscara de cuervo con especias para diez dias, que te proporciona un +20 contra Enfermedades. Te la entregaron nada más llegar al pueblo los propios habitantes, que son todos campesinos y granjeros. Además, en las afueras del pueblo sabes que hay una diligencia con doce hombres y mujeres repletos de anillos, aros y perforaciones, que no paran de golpearse asi mismos para purificarse.

Es tu turno de buscar una muerte que afrontar, siendo esta tu única meta en la vida.

Avatar de Usuario
Oeris
Mutado
Mutado
Mensajes: 277
Registrado: 16 Ago 2009, 20:28
Ubicación: Perdido...

Re: Sin temor al destino

Mensaje por Oeris » 14 Sep 2010, 23:25

Skalik Gimnirson

El enano había llegado exhausto al pequeño pueblo de Spalt y esperaba encontrar allí grandes horrores contra los que enfrentarse, pero solo había encontrado muerte y enfermedades. Miró aquella máscara y se la puso de mala gana, ¿cómo podían llevar eso en la cara? Él solo lo llevaba porque sino moriría por una enfermedad y eso no podía ser posible.

Si no había algún ser gigantesco y horroroso que matar, por lo menos tendrían que tener un lugar donde beber una buena cerveza y seguro que allí habría alguien que conocería alguna leyenda sobre algún monstruo grande, fuerte y come-hombres con el que enfrentarse. El matador se acercó al primer hombre que encontró.

¡Eh, tú! -dijo mientras se apoyaba en su gran hacha- ¿Aquí hay algún sitio donde pueda disfrutar de una buena cerveza?

FDI: Básicamente hago eso, ponerme la máscara y buscar a alguien para que me lleve a alguna taberna donde poder descansar un poco y beber. Ya queda la máscara apuntada.
Imagen

Avatar de Usuario
Saratai
Escuerzo Alado
Escuerzo Alado
Mensajes: 1232
Registrado: 23 Ago 2007, 18:34
Ubicación: En tu oreja, diciendote que quemes cocos

Re: Sin temor al destino

Mensaje por Saratai » 16 Sep 2010, 15:28

24 de Destilario (Brauezeit) de 2527. Spalt.

El matador se acercó a uno de los aldeanos con máscara que cargaba con varios sacos de grano. Cuando el enano le preguntó por una taberna para beber, este no respondió. Mientras se iba, gritó al aire, más hablando consigo mismo que con el khazalid.

Aldeano de Spalt

-¡Malditos enanos! Venis aqui, nos quitais el trabajo en las minas y os tirais el resto del dia holgazaneando y bebiendo, quejandoos de lo mala que son nuestras bebidas y lo debil de nuestros edificios. ¡Si tan poco os gusta Averland, volved a vuestras cuevas!


Skalik se habia quedado de piedra, aquel aldeano habia actuado desproporcionadamente para la pregunta sencilla que el matado le habia formulado. Claro que, el matador no llevaba mucho tiempo en tierras humanas, y aun no conocia la horrible xenofobia que poblaban las aldeas del sur imperial. De todas maneras, en aquel lugar no parecia que sobrara la cerveza. La gente trabajaba duro y la viruela se llevaba todo el esfuerzo al garete, y nadie tenia ni tiempo ni dinero para gastarlo en algo que no fueran los diezmos eclesiasticos o las tasas a los señores terratenientes.

El matador deambuló un par de horas hasta encontrar de nuevo alguien a quien preguntarle, algo retirado de la aldea. Sin embargo, en esta ocasión el individuo a tratar era muy distinto a lo esperado. Una mujer delgada y tisica, y repleta de suciedad, barro y lodo en pies y manos. No llevaba ningún tipo de máscara o tela para protegerse de la enfermedad y mostraba graves signos de innanición. El matador la encontró deambulando, la mirada perdida y el cuerpo lastimado. La mujer, rubia, de unos cuarenta años, intentó comunicarse con Skalik pero mostró graves dificultades para articular palabra. Tan solo hacia espavientos y señalaba en dirección al rio, mientras se acercaba al enano con paso lento y cansado.

Avatar de Usuario
Oeris
Mutado
Mutado
Mensajes: 277
Registrado: 16 Ago 2009, 20:28
Ubicación: Perdido...

Re: Sin temor al destino

Mensaje por Oeris » 16 Sep 2010, 22:18

Skalik Gimnirson

El matador deambuló un par de horas hasta encontrar de nuevo alguien a quien preguntarle, algo retirado de la aldea. Sin embargo, en esta ocasión el individuo a tratar era muy distinto a lo esperado. Una mujer delgada y tisica, y repleta de suciedad, barro y lodo en pies y manos. No llevaba ningún tipo de máscara o tela para protegerse de la enfermedad y mostraba graves signos de innanición. El matador la encontró deambulando, la mirada perdida y el cuerpo lastimado. La mujer, rubia, de unos cuarenta años, intentó comunicarse con Skalik pero mostró graves dificultades para articular palabra. Tan solo hacia espavientos y señalaba en dirección al rio, mientras se acercaba al enano con paso lento y cansado.

El enano, enfadado y asombrado a la vez por lo que había pasado y lo que estaba pasando, agarró su hacha y la puso delante de la mujer para apartarla de él y así impedir que se acercara más y le infectara.

¿Qué quieres humana? -dijó el enano mirando a la mujer fijamente a los ojos- Esta haciendose tarde y necesito un sitio donde comer y beber.

FDI: La mantengo alejada con el hacha (sin hacerla daño) todo el tiempo.
Imagen

Avatar de Usuario
Saratai
Escuerzo Alado
Escuerzo Alado
Mensajes: 1232
Registrado: 23 Ago 2007, 18:34
Ubicación: En tu oreja, diciendote que quemes cocos

Re: Sin temor al destino

Mensaje por Saratai » 20 Sep 2010, 11:02

24 de Destilario (Brauezeit) de 2527. Spalt.

La mujer corrió asustada al ver como el enano sacaba el hacha, mas aun cuando intentó apartarla con ella. Skalik vió como la humana se alejaba rápidamente entre gritos ininteligibles, pero antes incluso de que pudiera perseguirla, el sociópata khazalid pudo entreoir pasos cercanos, por la zona de árboles. De entre ellos aparecieron cuatro hombres malnutridos, que sin siquiera hacer caso del enano, se abalanzaron sobre la mujer y la maniataron.

Incluso para el enano estuvo claro que aquellos umbri eran esclavistas, y que la desquiciada mujer debia haber sido su victima Grugni sabria cuanto. El primero de los hombres vestia con ropa sucia pero cara, e iba armado con un latigo y una espada corta. Quien habia atrapado a la mujer habia sido un viejo de poco y engrasado pelo castaño, portando un lazo, y un tercero, moreno y con barba, era quien la habia reducido y puesto los grilletes, un strigano escualido y sin camisa. El ultimo, que no se habia movido demasiado, era un chaval joven, rubio y sin barba, que no portaba armas aparentes. Toda la escena ocurrió a cincuenta metros de donde Skalik se encontraba, mientras el grupo miraba al enano.

El pueblo estaba algo lejos, y los khazalids no se caracterizaban por ser rápidos huyendo, por lo que el matador, si aquellos tipos decidian que un enano valia su precio en oro, estaba en serios problemas.



FDI: Pasas una percepción con un 12, por lo que los esclavistas, si deciden atacarte, no tendrán turno sorpresa. De momento no han actuado negativamente hacia ti, y parece que prefieren observar que haces desde lejos y actuar en consecuencia. Puedes huir, insultarles o incluso hablarles pacificamente. Cuando se trata de los volubles humanos, tanto pueden querer contratarte como ponerte unos grilletes.

Avatar de Usuario
Oeris
Mutado
Mutado
Mensajes: 277
Registrado: 16 Ago 2009, 20:28
Ubicación: Perdido...

Re: Sin temor al destino

Mensaje por Oeris » 20 Sep 2010, 15:45

Skalik Gimnirson

El enano estaba asombrado de como los humanos podían llegar a hacer esas cosas. A él nunca se le habría pasado por la cabeza coger a cualquiera por la fuerza y obligarle a hacer algo durante toda su vida dándole solo lo justo para que no se muriera. Un hombre con barba ponía los grilletes a aquella pobre mujer a la que hacía un momento él mismo estaba intentando que no se acercara. Skalik agarró su hacha con firmeza y comenzó a avanzar hacia los esclavistas con sin perderlos de vista.

Será mejor que le quitéis los grilletes a esa chica y os vayáis -dijo con un tono serio mientras tocaba el filo de su hacha para comprobar si estaba afilada- o probareis la artesanía enana en vuestras propias carnes.

Eran cuatro hombres con los que no merecía manchar su hacha, así que el matador intento asustarles. Pero estaba seguro de que si los hombres se lanzaran sobre él, blandiría su arma contra ellos lo mas rápido y eficazmente posible.

FDI: Intento intimidarles (tirada de Intimidar) para que suelten a la chica y que se vallan. Si esto no es posible, en cuanto se lancen contra mi, les hacho (y nunca mejor dicho.
Imagen

Avatar de Usuario
Saratai
Escuerzo Alado
Escuerzo Alado
Mensajes: 1232
Registrado: 23 Ago 2007, 18:34
Ubicación: En tu oreja, diciendote que quemes cocos

Re: Sin temor al destino

Mensaje por Saratai » 22 Sep 2010, 18:50

24 de Destilario (Brauezeit) de 2527. Spalt.

Los gorriones canturreaban entre los árboles, y la brisa despegaba alguna que otra hoja de sus ramas, pintando el suelo de colores ocres, verdes, terrazas y avellana. Las hojas secas crujian a cada paso de los individuos que trabajaban en la escena, y eran despedazadas a cada movimiento del pesado Skalik.

Los esclavistas terminaron de maniatar a la mujer, y el strigano de barba negra se la colgó al hombro, estando ya la mujer incosciente. El de pelo castaño y lazo, a su lado, le ayudó a la tarea, ignorando al enano hasta que éste les amenazo con matarlos si no dejaban a la mujer. Ahi todo empezó a cambiar.

El más alto de todos, armado con latigo y espada, se paso la mano por su corto cabello, y miró al más joven de sus compañeros, el muchacho rubio que habia asistido a toda la escena desarmado. Pronto fue evidente que el adolescente no era un rufián como ellos, si no alguien bien educado. Portaba en el jubón un simbolo conformado por un kraken blanco. Fue precisamente él el primero en hablar.

Milet Yogën

-Enano, deberias haberte ido cuando tuviste la oportunidad. En Spalt, nosotros hacemos lo que nos viene en gana, y quien objeta debe estar preparado para recibir el castigo que merece.


Mientras el engreido joven hablaba, el strigano dejó caer a la mujer al suelo y preparó su garrote de acero, al tiempo que el viejo de pelo castaño comenzaba a dar vueltas al lazo avanzando junto a su compañero. Más lejos, el tipo alto fue desplazandose lentamente hacia donde Skalik aguardaba, tras haberles gritado. Ya estaban mucho más cerca del enano que antes, cuando Milet volvió a dirigirse al matador.

-Aun asi, no querria tener que enfrentarme a ti, pues pareces un hombre fuerte. Si quieres llevarte a la mujer, te la ofrezco por diez chelines y será tuya, siguiendo nosotros nuestro camino. En caso contrario, te sugiero que dejes tu hacha en el suelo y vuelvas por donde has venido.

Cuando se encontraban a unos treinta metros de él, los esclavistas cesaron en su paso, mientras diez metros más atras aun el joven permanecia quieto, y a otros diez más la mujer engrilletada. Aquellos tipos eran expertos en la caza de seres vivos, y no se precipitarian. Esperarian a que el enano decidiera moverse, y actuar en consecuencia.



FDI: Fallas la tirada de intimidar con un 77, y no consigues el efecto esperado. Además, los tipos avanzan, y ahora tienes al alto del látigo a unos 35 metros hacia la izquierda y al strigano y al calvo del lazo a unos 30 a la derecha. El joven del emblema se mantiene a cuarenta metros justo al frente, y detrás suya, la mujer engrilletada.

Por cierto, por si quisieras comprar la mercancia y evitar el combate, te digo que tienes 37 chelines de plata para comenzar, que se me olvidó ponerlo en tu ficha.

Avatar de Usuario
Oeris
Mutado
Mutado
Mensajes: 277
Registrado: 16 Ago 2009, 20:28
Ubicación: Perdido...

Re: Sin temor al destino

Mensaje por Oeris » 22 Sep 2010, 22:54

Skalik Gimnirson

El khazalid se paró al oir que por 10 chelines podría llevarse la mujer y evitar el combate. Aunque fueran cuatro y uno estuviera desarmado, cabía la posibilidad de que, mientras cortaba la cabeza de alguno de esos desalmados, otro le clavara un puñar por la espalda y eso no sería una muerte honorable. El enano dió dos pasos más observando a sus enemigos y miró al chiquillo del jubón.

¡Tú! -dijo señalando al joven rubio- ¡Tú me traes a la chica y te doy los diez chelines!

Skalik sacó 10 chelines de la bolsa que llevaba atada a la poca ropa que llevaba y luego la cerró con fuerza. Puso las mondeas en su mando y empezó a moverlas a la vez que aparecía una sonrisa en su cara que cambiaba rápidamente a un gesto de seriedad y enfado.

Pensáreis que tengo miedo porque sois más, -comentó el enano mientras les ojeaba a todos- pero en realidad lo que me molestaría sería morir por tener mala suerte, y eso un matador no se lo puede permitir.

FDI: Se intentará así. La última parte la resalto un poco para ver si se acongojan un poquito...
Imagen

Avatar de Usuario
Saratai
Escuerzo Alado
Escuerzo Alado
Mensajes: 1232
Registrado: 23 Ago 2007, 18:34
Ubicación: En tu oreja, diciendote que quemes cocos

Re: Sin temor al destino

Mensaje por Saratai » 23 Sep 2010, 22:07

24 de Destilario (Brauezeit) de 2527. Spalt.

Nadie rió ante las palabras del enano, y los esclavistas quedaron aliviados. Habria sido muy molesto tener que luchar contra un matador, y el hecho de que aceptara la oferta de los diez chelines no solo les hacia ganar dinero a ellos sino que les quitaba el esfuerzo de tener que vender la mercancia en los bajos prostibulos de Grendzstad.

Milet Yogën

-Sabias palabras, enano. Es evidente que tu pueblo es inteligente y longevo, no nos habria convenido a nadie una lucha. Aqui esta tu mujer-
dijo el joven mientras hacia una seña, la cual el strigano comprendió ipso facto, retrocediendo y dejando a la mujer cuidadosamente frente a Skalik, asi como la llave de sus grilletes. Tras relajarse todos los integrantes, y tomar el dinero del enano, el muchacho volvió a hablar antes de irse.

-Me llamo Milet Yogüen, aunque con Milet basta. Además de felicitarte por tu compra, me gustaria comentarte de que si algun dia quieres comprar a alguien más, me puedes encontrar en Grenzstad, una ciudad no muy lejos de aqui, dirección Noreste. Si lo que quieres es una muerte honorable, hay muchas opciones de encontrarla alli, más aun en un lugar llamado Colisseum. Si alguna vez te diriges por alli, no olvides preguntar por mi o por este lugar.

Acto seguido, el grupo de hombres se dirigió hacia la orilla del rio, donde continuaron su camino, mientras Skalik, armado con su hacha de combate y su máscara de cuervo remendada, quedaba solo con su compra.

Lo cierto era que las opciones del matador se habian mutliplicado. Podia intentar vender a la mujer humana, o aprovecharse de ella alli mismo. Podia buscar un rescate por ella, o ir a la ciudad a buscar los lugares que Milet le habia comentado. Por último, podia buscar a los esclavistas o dirigirse de nuevo al centro del pueblo de Spalt para comer algo en alguna taberna (pues alguna debia de haber) e informarse de donde podria encontrarse algun monstruo digno de enfrentarse al deshonrado matador.



FDI: Pierdes diez chelines, pero a cambio ganas una mujer esclavizada, un juego de grilletes y unas llaves para éstos. Aun es de día, y tienes tiempo, pero no convendria quedarse en ese lugar para cuando la noche cayera, no fuera a ser que a los lobos de las praderas les diera por salir de caza.

Avatar de Usuario
Oeris
Mutado
Mutado
Mensajes: 277
Registrado: 16 Ago 2009, 20:28
Ubicación: Perdido...

Re: Sin temor al destino

Mensaje por Oeris » 23 Sep 2010, 22:38

Skalik Gimnirson

¿Un enano con una esclava? Esto no era normal, y menos para alguien como yo...

Todavía era temprano, pero las tripas del enano ya empezaban a pedir algo de comida y algo de bebida, a poder ser cervaza, y luego quizás dormiría un poco sin antes preguntar sobre algún monstruo gigantesco con el que poder enfrentarse. Si le contaban alguna historia sobre alguno de esos seres, se quedaría para buscarlo y luchar contra el, pero si no encontraba nada, se iría al Colisseum a buscar algun oponente digno, y así de paso ganar algo de dinero.

Skalik miró a la mujer que tenía sus pies y la ayudó a levantarse. Después acercó las llaves a los grilletes y la miró con la cara más agradable que consiguió poner.

Si me llevas hasta un sitio donde pueda comer, beber y dormir; te suelto, ¿vale? -dijó mientras la miraba y acercaba cada vez más la llave a la cerradura- Luego podras hacer lo que quieras.

FDI: Este matador me recuerda a uno que tengo yo en el grupo, es más empático que cualquiera de los otros personajes. Si acepta, le quito los grilletes y me les quedo (aunque me parece que no soy de hacer prisioneros). En cuanto llegue a la "taberna" pido comida, cerveza y un sitio donde dormir, todo barato a ser posible, e intento enterarme de alguna historia sobre engendros o monstruos de la zona.
Imagen

Avatar de Usuario
Saratai
Escuerzo Alado
Escuerzo Alado
Mensajes: 1232
Registrado: 23 Ago 2007, 18:34
Ubicación: En tu oreja, diciendote que quemes cocos

Re: Sin temor al destino

Mensaje por Saratai » 27 Sep 2010, 14:46

24 de Destilario (Brauezeit) de 2527. Spalt.

Pasó un buen rato, Skalik creyó que horas, hasta que la mujer se vió con fuerzas para contestar, aunque no fue con más que escasas palabras. Sabia Sigmar el trauma que habia sufrido, y los hombres que habian forzado sus intimidades, por lo que era evidente que habia perdido el juicio. Sin embargo, cuando el enano siguió preguntando acerca de la taberna, la mujer le guió hasta una posada cercana al camino de Spalt. La taberna estaba relativamente cerca, y el matador no pudo saber si la mujer le habia guiado realmente o esque habia hechado a andar y se habian encontrado con el local por casualidad. Fuera como fuera, la esclava no llegó a entrar, y quedó dando vueltas alrededor de ella, mirada perdida y ojos desorbitados.

Skalik no sabia leer, pero la posada mantenia escrito vagamente en la puerta tres palabras, justo debajo del letrero donde aparecia un ciervo escarlata. No era excesivamente grande, pero su tejado, de un color rojo intenso, daba un bonito contraste con el camino repleto de hojarasca verdosa y avellana, intensificada por los fuertes rallos del Sol. Cuando el matador entró, quedando la mujer vagando tristemente por los alrededores, pudo apreciar que no habian demasiadas personas dentro, aparte del escualido sirviente que limpiaba las jarras. Un par de patrullas de caminos disfrutaban de una jarra de cerveza, una familia de mercaderes engullia un estofado, y en una mesa lejana, dos mineros enanos hablaban acerca de la discrimación que los averlandeses gastaban ultimamente. Todos mantenian máscaras para la plaga entre sus platos. Cuando Skalik entró, las tres mesas quedaron en silencio unos segundos, para volver después a sus asuntos. Solo desde la mesa de los mineros el matador continuó recibiendo ligeras miradas de pena y desaprobación.


FDI: Ya has llegado a una posada, la del ciervo escarlata, presente en la Vieja Carretera de los Enanos, lugar de paso para mineros y comerciantes de carbón. La esclava está libre, pero su camino es azaroso y no responde con palabras. Es tu turno de encontrar información.

Avatar de Usuario
Oeris
Mutado
Mutado
Mensajes: 277
Registrado: 16 Ago 2009, 20:28
Ubicación: Perdido...

Re: Sin temor al destino

Mensaje por Oeris » 27 Sep 2010, 15:37

Skalik Gimnirson

El matador miró a los dos de su raza y luego agachó la cabeza ligeramente para después ponerla bien alta y acercarse a la barra. No era muy normal ver a un matador por estas zonas, pero la gente no se habia quedado tan asombrada como él pensaba. El enano se apartó de la barra ligeramente, esperando que el tabernero le viera.

Pongame una buena cerveza y algo de comer -dijo el enano mientras miraba hacia atrás- Ahora vuelvo.

Skalik se dió media vuelta y se dirigió a la puerta con paso lento. Aunque solo le importará morir dignamente, no iba a dejar que aquella muchacha volviera a ser capturada por aquellos maleantes. Cuando llego a la entrada, el enano abrió la puerta y buscó a la chica con la mirada.

¡Entra dentro antes de que vuelvan esos esclavistas! -gritó Skalik mientras la hacia señas para que entrara- ¡Te daré algo de comer!

Se dió media vuelta para ver si su comida y su cerveza ya estaba preparada mientras esperaba que su recién adquirida "esclava" entrara a la taberna.
Imagen

Avatar de Usuario
Saratai
Escuerzo Alado
Escuerzo Alado
Mensajes: 1232
Registrado: 23 Ago 2007, 18:34
Ubicación: En tu oreja, diciendote que quemes cocos

Re: Skalik Mataskavens I: Sin temor al destino

Mensaje por Saratai » 30 Sep 2010, 19:56

24 de Destilario (Brauezeit) de 2527. Spalt.

La esclava balbuceo sin sentido, hasta acabar por entrar en la taberna. Por si Skalik no habia creado suficiente revuelo aún, que los parroquianos le vieran entrar con una mujer en tan pésimo estado acabo por llamar la atención de la pareja de patrulleros de caminos, que le atendieron mientras el sirviente le cobraba la cerveza y los lomos de cerdo, que estaban deliciosos y en su punto.

Mientras los patrulleros se dirigian al matador, toda la posada calló para escuchar la conversación. El primero en hablar fue el patrullero de pelo rubio y ojos verdes, mientras que el de oscura cabellera y ojos azules, algo más joven, quedaba atrás de resguardo.

Patrullero de Caminos Dustmann

-Perdone que le moleste, señor, pero me gustaria hacerle unas preguntas ¿le importa?-
el patrullero, puesto enfrente del enano, casi le doblaba en altura, y aprovechando este hecho, incluso puso la bota encima de un taburete de la barra, mientras la mujer esclava se avalanzaba sobre la comida recién servida -¿Quién es usted, y que ha venido a hacer aqui? Y sobre todo ¿quien es esta mujer? Tenemos noticias sobre una desaparecida, y nos gustaria saber si tiene usted alguna información relevante acerca de este tema.

Mientras el patrullero rubio hablaba, el otro, más joven, colocaba su mano en la guarda de la pistola, listo para usarla si el matador tenia un impulso delictivo. Sin embargo, Skalik no era uno de esos tipos.

El sirviente se apartó de la barra cuidadosamente, pues si (Sigmar no lo quisiera) los patrulleros creian oportuno arrestar a las malas al enano, más de un lio podria montarse. Asi mismo, el mercader pidió a su familia que se hicieran hacia atrás, al tiempo que los mineros hablaban entre susurros, curiosos ante la escena por venir.



FDI: Te resto cuatro peniques por la cerveza y los lomos. Los patrulleros no parecen agresivos, pero nunca se sabe como puede salir una discusión con un agente de la ley...

Avatar de Usuario
Oeris
Mutado
Mutado
Mensajes: 277
Registrado: 16 Ago 2009, 20:28
Ubicación: Perdido...

Re: Skalik Mataskavens I: Sin temor al destino

Mensaje por Oeris » 30 Sep 2010, 21:01

Skalik Gimnirson

Skalik miró al patrullero rubio y, apoyando el hacha en la barra y mirando después al moreno, se sentó en un taburete y dió un sorbo a su cerveza y después probó el lomo. Hacia algún tiempo que no probaba una comida casera y parecía que le estaba sentando bastante bien. Después de dar otro sorbo a la cerveza, el enano observó todo el bar y miró al patrullero que le habia dirigido la palabra.

No, en absoluto, -dijó mientras se limpiaba la espuma de la cerveza de su larga y trenzada barba- soy Skalik Gimnirson y estoy aqui buscando una muerte honobrable contra algún monstruo terrorífico y maligno. -miró al bar esperando que alguien le dijera algo sobre esto y luego volvio a mirar al patrullero sin dejar la cerveza en la barra- Y está mujer no sé quien es, la acabo de rescatar de unos hombres que se la querían llevar como esclava y me he visto obligado a llevarla conmigo hasta que encuentre un sitio donde dejarla para que esos malditos bastardos no vuelvan a capturarla. ¿Alguna pregunta más?

El enano, después de esto, siguió comiendo y bebiendo mientras observaba como la chiquilla no paraba de comer.
Imagen

Avatar de Usuario
Saratai
Escuerzo Alado
Escuerzo Alado
Mensajes: 1232
Registrado: 23 Ago 2007, 18:34
Ubicación: En tu oreja, diciendote que quemes cocos

Re: Skalik Mataskavens I: Sin temor al destino

Mensaje por Saratai » 04 Oct 2010, 16:58

24 de Destilario (Brauezeit) de 2527. Spalt.

El patrullero más joven comenzó a hablar con la enloquecida esclava. Le preguntó como estaba, y le palpó la espalda con gesto amable. Ésta le escupió en la cara un trozo de pan salivado y siguio comiendo como si nada, ignorando el gesto del muchacho. El patrullero de pelo negró resopló, y tras tranquilizarse un poco habló con su superior.

Patrullero de Caminos Rudolph

-Señor, esta mujer está completamente desequilibrada, no podemos llevarla con nosotros a Hochsleben... desgraciadamente.


El patrullero más maduro, que habia estado hablando con Skalik recapacitó acerca de lo que su compañero le decia. Podrian arrestar a aquel enano por el delito de secuestro. ¿Pero que pruebas tenian? Tal vez el enano decia la verdad. Además, cargar con aquellos dos hacia la ciudad seria algo horrible. Fue entonces cuando el matador habló de muerte honrosa. Dustmann se rascó la cabeza, confuso por las palabras del extrafalario khazalid.

Patrullero de Caminos Dustmann

-Está bien, le creere. Si es verdad que la ha rescatado, podrá cobrar una recompensa por ella en Hoschleben, nosotros no tenemos tiempo. Le darán cinco chelines por ella si llega a salvo a la panaderia de Toli, en el centro de la ciudad.


El patrullero quedó meditando unos segundos, mientras agotaba su cerveza. Cerró los ojos unos instantes antes de continuar hablando.

-Rudolph, paga y ve preparando los caballos. Ahora salgo-
dicho y hecho, el patrullero más joven pagó la cuenta y salió del local, en dirección a los caballos que aguardaban fuera. Dustmann espero a que éste estuviera lejos, y se acercó al enano, susurrandole bien cerca para que nadie de los presentes le oyera. Esta vez su tono no era educado, mostrando una fuerte antipatia lejos de los oidos del resto de enanos. Los khazalids solian defenderse entre ellos, y al xenofobo patrullero no le convenia un problema con ellos a esas alturas del dia.

-¿Eres uno de esos enanos chiflados que quiere irse a ver a Morr, verdad? Si, pues bien, te diré como puedes hacerlo. No quiero que se extienda el rumor, pero mi compañero y yo venimos de Merfeld, y lo que vimos alli bien te podria matar del susto. No es viruela lo que aguarda aquel lugar. En Merfel, valiente enano, es el mal lo que habita. Vimos mutantes con cabezas rátidas, aldeanos muertos y destripados por seres de un tamaño que no puedes imaginar, casas quemadas y cielo negro. Si, ¿eso te parece honorable, verdad? Dioses.. Mi compañero y yo tenemos que correr a toda prisa para darle el aviso al señor Grünwald de que no envie tropas a por esa ciudad, pues estas solo hallaran muerte alli. Es por eso que no nos llevamos a esa loca que tienes contigo. Asi que si quieres que esos engendros te saquen las tripas, te recomiendo que vayas alli. Esta a viente kilómetros al Sur, siguiendo el cauce fluvial.

Tras decir eso, el patrullero se levantó de golpe, dió las buenas tardes a los comensales y al sirviente, y se alejó de la taberna, sin responder más preguntas. Aquello habia cambiado por completo la situación, pues ahora Skalik tenia por fin una pista para encontrar un fin digno de un buen enano. Le habian informado mal, no era Spalt sino Merfeld donde encontraria seres del averno listos para recibir el filo de su hacha.

¿Pero estaria preparado el matador? Ahora tenia varias opciones. Bien podia marchar a Hochsleben, a cobrar los cinco chelines por llevar sana a aquella demente humana. O ir a Grenzstad donde el joven esclavista le habia prometido riquezas. Pero lo que su corazón, lo que su honor de matador le decia desde lo más hondo, era que se olvidara de sus intereses materiales y se dirigiera a ese lugar, a Merfeld, donde la muerte le encontraria con los brazos abiertos. Solo restaba esperar por ver que elección tomaria el matador.

Cerrado

Volver a “Prisión de almas”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado