Viajero Stirlandés I: La desaparición de Ariel

Partida dirigida por Saratai.

Moderadores: Saratai, Moderadores

Avatar de Usuario
valafor
Mutado
Mutado
Mensajes: 216
Registrado: 02 Oct 2007, 17:05
Ubicación: Diamanenterrado

Mensaje por valafor » 30 Nov 2007, 03:46

Fabian Dortmund

Primero fue Pieter, luego Helien... Si su marcialidad se lo hubiera permitido, Fabian también habría abandonado de un portazo el lugar. Dejar al comisario con la palabra en la boca hubiera sido un buen desahogo para tanta necedad como acababa de escuchar. No obstante, el vigilante supo aguantar el silencio que dejó el carpintero tras de sí y, cuando lo creyó conveniente, se dirigió a los vestuarios, no sin antes despedirse como el protocolo requería en aquellas situaciones.

“Gracias por la información. Comisario, buenas noches.”

Paso a paso, mientras sus botas mojadas cubrían la distancia entre el hall de la comisaría y los vestuarios, en la mente de Fabian se habría una riada de suposiciones que, a su vez, desembocaba en un mar de balances. No fue hasta que llegó a su taquilla cuando, de un puñetazo furioso en la puerta, el vigilante dio fin a sus frustrantes pensamientos.

“Esto no puede continuar así. No, no puede.”

Siguiendo el plan de confidencialidad del sargento, Fabian se vistió de paisano, no sin olvidar que todavía estaba de servicio y que, por lo tanto, debía mantenerse convenientemente protegido y armado. Bajo una pesada capa oscura, el vigilante se abrigó con su chaqueta de cuero y prendió de su cinto las armas reglamentarias del cuerpo de vigilancia de Averheim: la espada y la daga. Cogió un par de Coronas de Oro de una vieja bolsa de cuero y, tras anudarse fuertemente las botas, se encaminó hacia el exterior.

Fuera volvía a llover y, aunque encontrar agua en una situación así fuera lo más normal, Fabian se sorprendió al ver que en la entrada de la comisaría únicamente había un gran y burbujeante charco. Nada más.

“Pero... ¿dónde se han metido?”

Sin perder un instante, Fabian se encasquetó la capucha de su capa y emprendió el camino entre la lluvia hacia donde suponía que, después de comprobar la incontrolable “determinación” de sus compañeros, podrían encontrarse Pieter y Helien. Cuando faltaban pocos metros para alcanzar el templo de Verena, el vigilante comprobó que había dado en el clavo con su suposición. A unos metros de donde se encontraba, los milicianos oteaban curiosos los alrededores de la santa casa. Unas cuantas zancadas fueron suficientes para que el averlandés alcanzara a los dos hombres y se interpusiera en su paso. Sin esperar bienvenida, se dirigió a sus compañeros.

“No voy a juzgar el motivo que os han llevado a romper, sin preaviso, el equipo de investigación.”

Fabian acompañó sus palabras con una penetrante mirada. Su voz era seria, casi desafiante.

“Y aunque bien saben los dioses que no pretendo imponer mis decisiones a este grupo de trabajo, sólo os advierto de una cosa: jamás volváis a hacer algo así. Jamás.”

Ese “jamás”, pese a la lluvia, pareció retumbar en el vacío de la noche.

Avatar de Usuario
Heldenhammer
Mutado
Mutado
Mensajes: 282
Registrado: 02 Oct 2007, 22:38
Ubicación: En un lugar de Estalia de cuyo nombre no quiero acordarme...
Contactar:

Mensaje por Heldenhammer » 04 Dic 2007, 02:41

Pieter Azhelholf

Camino a paso rápido hasta el templo de la diosa... hemos caminado deprisa, pero un instante después aparece Fabian cambiado de ropa... lo miro un instante, escucho su recriminación...

- Tienes razón Fabian... debo disculparme, lo siento. No pude evitarlo, escuchar hablar así a un hombre del imperio me pone enfermo... si hubiese sido un bretoniano... o incluso un tileano...

Tiendo la mano al vigilante

- No volverá a ocurrir, entiendo lo que es el trabajo en equipo, y tú pareces un hombre capaz, valiente y deboto, un buen compañero, lo tendré en cuenta

Giro sobre mis talones después de solucionar nuestras diferencias, sea para bien o para mal y camino una vez más hacia el templo.
Entonces te veré en el claro, al final de la senda.

Avatar de Usuario
Saratai
Escuerzo Alado
Escuerzo Alado
Mensajes: 1232
Registrado: 23 Ago 2007, 18:34
Ubicación: En tu oreja, diciendote que quemes cocos

Mensaje por Saratai » 14 Dic 2007, 13:11

El templo de Verenna se abre inmenso en su gigantesco portal, rivalizando con el famoso tempo sigmarita de Averheim. Las gentes se retiran del lugar, pues ya es tarde y solo quedan hordas de vagabundos y mendigos refujiandose dentro. Al entrar el aroma es frio como la piedra y humedo por las grietas de las que nacen goteras que ''proporcionan'' agua al templo. La marea de cuerpos sucios envueltos en telas rotas se giran al veros entrar. Desde luego, enocntrar a un mendigo en concreto entre tanto despojo humano va a ser dificil y...
-...Peligroso... Comenta Helien mientras os señala a escondidas un grupo donde dice haber visto un tentaculo. -Esta gente me da asco, ojala pudieramos matarlos a todos
Imagen

Avatar de Usuario
Heldenhammer
Mutado
Mutado
Mensajes: 282
Registrado: 02 Oct 2007, 22:38
Ubicación: En un lugar de Estalia de cuyo nombre no quiero acordarme...
Contactar:

Mensaje por Heldenhammer » 18 Dic 2007, 03:53

Pieter Azhelhof

- ¿Mutantes?

Digo en voz baja

- ¿Están enterados en el templo de Sigmar de esta aberración?...

Mi corazón se siente dividido... pero por una vez templo mi caracter, ese trabajo se realizará más adelante... lo primero es la niña Ariel

- Mpf!... vamos, busquemos al sacerdote...
Camino entre los mendigos, procurando no tocarlos... y procurando no desenfundar mi martillo... una mueca de repulsión aparece en mi rostro, no creo que estas criaturas se atrevan a atacarnos... pero no aparto la mano del mango del martillo...
Entonces te veré en el claro, al final de la senda.

Avatar de Usuario
valafor
Mutado
Mutado
Mensajes: 216
Registrado: 02 Oct 2007, 17:05
Ubicación: Diamanenterrado

Mensaje por valafor » 03 Ene 2008, 01:10

Fabian Dortmund

“Verena protege a los desdichados, sin importarle su aspecto y mucho menos su olor. A su vez, les brinda su templo como hogar, pues ellos no tuvieron la suerte que nosotros tuvimos. Así bien, no creo que sea cortés entrar a casa ajena y tratar a sus residentes con esos calificativos tan poco hospitalarios. Y menos en nuestra situación, pues somos nosotros los que, ahora mismo, dependemos de su hospitalidad.”

Fabian habló serio, sin dirigirse a nadie en concreto, mientras buscaba entre la gran cantidad de cuerpos harapientos.

“Desobedecemos órdenes directas, así que mejor ir rápido.”

Agotada toda paciencia y no sin antes indicar a sus compañeros que se mantuvieran al margen, el vigilante de paisano se acercó a uno de los mendigos y con voz afable empezó a hablar.

“Buen hombre, busco al sacerdote de esta santa casa. ¿Sabe dónde lo puedo encontrar?”

Avatar de Usuario
Saratai
Escuerzo Alado
Escuerzo Alado
Mensajes: 1232
Registrado: 23 Ago 2007, 18:34
Ubicación: En tu oreja, diciendote que quemes cocos

Mensaje por Saratai » 06 Ene 2008, 21:02

Una huesuda mano te señala una puerta al final del templo, para volver de nuevo entre sus mantos sin dirijir palabra. Si os dirigis hacia dicha puerta encontrareis un patio pequeño y de forma circular, con un buho grabado en la piedra que gobierna el suelo. Un hombre con la cabeza rapada y largo bigote se encuentra ojeando un libro en la frescura del patio, a la luz de Morrslieb y unas velas que un débil candelabro apenas aguantan.
Imagen

Avatar de Usuario
Heldenhammer
Mutado
Mutado
Mensajes: 282
Registrado: 02 Oct 2007, 22:38
Ubicación: En un lugar de Estalia de cuyo nombre no quiero acordarme...
Contactar:

Mensaje por Heldenhammer » 07 Ene 2008, 04:23

Pieter Azhelhof

Hago caso omiso del comentario de mi compañero, no es el momento de pensar en ello, ¿de verdad es permisivo con la existencia de tales seres?, el enemigo está entre nosotros... cualquier hombre del imperio temeroso de Sigmar lo sabe...

Salgo al patio y un escalofrío recorre mi espalda, el sudor frío cae por mi columna vertebral al ver esa luna en el cielo... siento como si unos ojos se clavasen en mi nuca obsevandome, viendo cada una de mis acciones... como esperando un descuido para lanzarse sobre mi alma...

- Supongo que es el sacerdote encargado de este templo

Digo adelantandome unos pasos hacia el hombre y espero una contestación afirmativa antes de continuar...

- Mi nombre es Pieter Azhelhof, mis compañeros son Fabian Dortmund y Helien... eee... y Helien. Venimos en misión oficial... estamos investigando las desapariciones de varios niños... y buscamos al testigo de la desaparión de una pequeña... es importantísimo que hablemos con él, pues con total seguridad nos dará alguna pista sobre dónde continuar buscando
Entonces te veré en el claro, al final de la senda.

Avatar de Usuario
valafor
Mutado
Mutado
Mensajes: 216
Registrado: 02 Oct 2007, 17:05
Ubicación: Diamanenterrado

Mensaje por valafor » 09 Ene 2008, 01:19

Fabian Dortmund

“Buenas noches.”

Fabian inclinó levemente la cabeza como muestra de saludo y respecto.

“Buscamos a un tal Ert, conocido por el sobrenombre de “Cuatrodedos”. Nos han comunicado que suele cobijarse en este templo.”

Avatar de Usuario
Saratai
Escuerzo Alado
Escuerzo Alado
Mensajes: 1232
Registrado: 23 Ago 2007, 18:34
Ubicación: En tu oreja, diciendote que quemes cocos

Mensaje por Saratai » 12 Ene 2008, 17:13

Julius Guderbrëtz

-Permitanme presentarme, soy Julius Guderbrëtz, sacerdote de Verena y encargado de este templo temporalmente, hasta que la hermana Anne vuelva de un viaje por tierras de Stirland.
El religioso os extiende la mano mientras se presenta.

-Asi que buscais al pobre Ert, verdad?
El triste rostro de Julius al mencionar al mendigo os permite imaginar la siguiente respuesta
-El buen hombre fue allado muerto ayer por la noche, justo a las puertas del templo. Era un hombre trabajador, pero la desgracia se cebó con él. Solia ayudarme en las tareas de la iglesia, sin embargo tenia un grave problema con la bebida y últimamente no paraba de tener trifulcas con todo el mundo.
Acerca del incidente, hay 3 testigos, durmiendo precisamente aqui, en el templo, pero se muestran reticentes a la hora de hablar, pues son miedosos y cobardes, y probablemente piensen que si dicen algo más de la cuenta les atacarán...
Imagen

Avatar de Usuario
valafor
Mutado
Mutado
Mensajes: 216
Registrado: 02 Oct 2007, 17:05
Ubicación: Diamanenterrado

Mensaje por valafor » 13 Ene 2008, 20:31

Fabian Dortmund

Las palabras del sacerdote parecieron sorprender a Dortmund.

“¿Y no se dio cuenta a las autoridades sobre su asesinato? El comisario no nos…”

Las sienes del guardia se hincharon levemente.

“…informó sobre ello. ¡Menudo patán! ¡No deberíamos estar aquí siguiendo las pistas de ese inútil! ¡No!”

Fabian se forzó a recuperar la compostura y esbozando una sonrisa se dirigió al sacerdote.

“Sacerdote Guderbrëtz, nos permite un momento.”

Los tres hombres se retiraron unos pasos y como hacen los jugadores de la liga Blood Bowl cuando, en el terreno de juego, preparan la siguiente jugada, los investigadores empezaron a hablar.

“No me fío del nuevo hilo de la investigación. Creo que deberíamos volver al plan inicial. ¿Qué decís?”

Avatar de Usuario
Heldenhammer
Mutado
Mutado
Mensajes: 282
Registrado: 02 Oct 2007, 22:38
Ubicación: En un lugar de Estalia de cuyo nombre no quiero acordarme...
Contactar:

Mensaje por Heldenhammer » 27 Ene 2008, 15:30

Pieter Azhelhof

- Disulpa Fabian, estaba inmerso en mis propias cavilaciones...

Doy un par de pasos hacia el templo, alejandome del sacerdote

- ¿Qué propones que hagamos entonces?... la muerte de ese desgraciado, puede tener algo que ver con el caso... ¿no creeis?, es curioso que el único testigo de la desaparición, ahora esté muerto... ¿verdad?, una última cosa antes de dejar el templo... por favor...

Me acerco de nuevo al sacerdote

- Me gustaría ver el cadaver padre... ¿dónde está?... ¿y los testigos? es de suma importancia que encontremos a los asesinos de... Ert... quizá nos den más pistas... por favor padre.
Entonces te veré en el claro, al final de la senda.

Avatar de Usuario
Saratai
Escuerzo Alado
Escuerzo Alado
Mensajes: 1232
Registrado: 23 Ago 2007, 18:34
Ubicación: En tu oreja, diciendote que quemes cocos

Mensaje por Saratai » 28 Ene 2008, 19:10

Julius Guderbrëtz

El sacerdote asiente con la cabeza mientras os hace una seña para que le acompañeis. Volveis a retomar el camino de entrada hasta llegar a la mitad de la sala principal. El sacerdote se dirige hacia un grupo de tres mendigos, que se encuentran apartados del resto
-Levantaos y acompañadme, teneis que venir con estos hombres un segundo
Los mendigos se miran con caras asustadas, pero el respeto hacia el sacerdote que les covija es mayor que su miedo y os acompañan al subir por unas escalinatas de caracol. Mientras subis notais las miradas en la nuca que el resto de mendigos os lanzan.
-Malditos mendigos, solo traen problemas y suciedad susurra Helien por lo bajo

Al llegar al piso de arriba encontrais una tela cubriendo un cadaver en una mesa. Al destaparlo encontrais el cuerpo inerte de Ert, visiblemente acuchillado en toráx y en el cuello. Los mendigos se hechan hacia atrás al verlo, poniendose uno de ellos amarillo, como si fuera a vomitar.
Imagen

Avatar de Usuario
Heldenhammer
Mutado
Mutado
Mensajes: 282
Registrado: 02 Oct 2007, 22:38
Ubicación: En un lugar de Estalia de cuyo nombre no quiero acordarme...
Contactar:

Mensaje por Heldenhammer » 30 Ene 2008, 02:19

Pieter Azhelhof

Los observo con cuidado... intentando dilucidar como de sinceras son sus muecas... y también buscando rastros de mutaciones en ellos...

- ¿Qué ocurrió compatriotas? ¿Quién mató a este buen hombre?

Más adelante podremos buscar pistas en el cuerpo... ahora... saquemos algo de estos desgraciados...
Entonces te veré en el claro, al final de la senda.

Avatar de Usuario
valafor
Mutado
Mutado
Mensajes: 216
Registrado: 02 Oct 2007, 17:05
Ubicación: Diamanenterrado

Mensaje por valafor » 31 Ene 2008, 01:46

Fabian Dortmund

“Pero… ¡El cadáver sigue aquí!”

La nariz de Fabian se ensanchó, exhalando un aire cada vez más caliente.

“Un asesinato, un cadáver en un templo, tres posibles testigos… Déjeme adivinar, las autoridades no tienen ni idea de todo esto, ¿verdad?”

La voz del guarda sonó seria, pero esta vez un ligero sarcasmo se dejó entrever.

Avatar de Usuario
Saratai
Escuerzo Alado
Escuerzo Alado
Mensajes: 1232
Registrado: 23 Ago 2007, 18:34
Ubicación: En tu oreja, diciendote que quemes cocos

Mensaje por Saratai » 04 Feb 2008, 18:58

Los hombres se niegan a decir nada. Temerosos, titubean negligencias
-No podemos decirselo, nos matarian!. -Si algo ocurre, que pasará con nosotros? -Porqué ha pasado todo esto?

El padre Julius contesta al vigilante:
-No hemos dicho nada a las autoridades, es cierto. Pero ha sido por una razón. Estoy esperando a que un amigo mio venga a confirmarme una sospecha. Al decir eso se inclina sobre el cadaver y os enseña unas marcas ocultas en el hombro de la victima. Parece como si le hubieran mordido, llevandose parte de la carne.

Uno de los testigos, al ver las marcas, intenta escapar de la habitación
Imagen

Cerrado

Volver a “Prisión de almas”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado