Reinhard Russ y Viajero Stirlandés: Odio de Alquiler

Partida dirigida por Saratai.

Moderadores: Saratai, Moderadores

Avatar de Usuario
Nimref
Gor Acechante
Gor Acechante
Mensajes: 901
Registrado: 23 Nov 2008, 20:56
Ubicación: Logroño, La Rioja, España

Mensaje por Nimref » 12 Ene 2009, 21:21

Wolfrin von Steinsield

Wolfrin seguia corriendo a pesar de los dolores del costado y la espalda, a pesar de las nauseas...
¡¡¡¡Maldito malnacido...!!!Oyó, las ultimas palabras de un pobre hombre...
Lo siento Wik

Sigo corriendo intentando llegar a un lugar seguro...
Joder, al menos cuando deje de oler ese hedor estare mas seguro...

Accion: sigo corriendo en direccion a Gertrude y Valentino
You can take my mind and body, but you can´t take my pride

Avatar de Usuario
El_Bardo
Mutado
Mutado
Mensajes: 336
Registrado: 30 Jul 2008, 17:40
Ubicación: Albacete.

Mensaje por El_Bardo » 14 Ene 2009, 18:24

Eimur Wolck

Tras recibir el impacto de la bala por el mutante-fusilero qué no para de moverse por el techo, pongo la mano izquierda en la nariz semirota y ensangrentada, sangre fresca y caliente a la vez, poco a poco noto la pérdida de sangre, las manos me tiembla pero mi poca experiencia en La Avanzadilla de Averheim y el duro entrenamiento los nervios quizás no me fallen ahora, llamo entre cortadas respiraciones al sacerdote Ruffüs y a los compatriotas Revhka y al minero qué tan valientemente han combatido a los despreciables mutantes:

- Revhka, minero cubrirnos la espalda al sac-erdote y a-m-i ten-go qu-é contarle una cosa. r-ápìdo-- digo entre cortadas respiraciones cojo una última flecha y apunto al mutante-fusilero y disparo.

FDI: Gasto un último Punto de Suerte por si acaso ^^. Los de los guiones son las respiraciones de Eimur.
Si miras esto eres cotilla ¿lo sabias?.

Avatar de Usuario
Eldril
Mutado
Mutado
Mensajes: 155
Registrado: 28 Nov 2008, 00:26
Contactar:

Mensaje por Eldril » 15 Ene 2009, 00:19

Reinhard Russ

Solo huelo a muerte... y solo hay muerte para poder salir de aquí. El aire esta cargado, la respiración entrecortada por la fatiga del combate... punzadas en la pierna... Se nubla la vista, pero consigo darme cuenta de que aún quedan mutantes que matar.

Hemos de tapar a Eimur y a el Sacerdote... espero conseguir el tiempo suficiente...

-Dime Infekdell!! ¿Aun esta en pie tu propuesta? ¡¡DIME!! ¿AUN ESTA EN PIE? Solo queda muerte para todos nosotros...estoy dispuesto a negociar Grito mientras aprieto el pico en mis manos! Sé que guardais cosas de valor en las oquedades de la cueva y seria una lastima que nadie las fuera a usar, no crees?

La muerte de Berter, Dajertik y los demas no sera en vano...no.. vuestra muerte no!

FDI: Me pongo en postura defensiva mientras espero la respuesta del mutante
"Un hueso roto por cada rama rota con una pisada"

Avatar de Usuario
Saratai
Escuerzo Alado
Escuerzo Alado
Mensajes: 1232
Registrado: 23 Ago 2007, 18:34
Ubicación: En tu oreja, diciendote que quemes cocos

Mensaje por Saratai » 15 Ene 2009, 17:49

El vapor salia como de una caldera. Cada respiración de Wolfrin hacia que de su pecho saliera una bocanada de aire caliente que contrastaba con el frio de la ladera. La nieve volaba a cada rápido paso del joven midennlandés, que no paraba en su carrera hacia la carreta controlada por los dos mercenarios. Ya estaba llegando, los tenia casi al lado, cuando Gertrude hizo el gesto. Un leve movimiento de cabeza, y Valentino Fonseca comprendió que habia llegado el momento acordado. Contaron hasta tres, y los dos juntos apretaron el gatillo. Los engranajes de las ballestas se pusieron en movimiento, y dos virotes salieron a toda velocidad hacia el cuerpo de Wolfrin.

Valentino Fonseca

-Lo siento muchacho, pero los negocios son los negocios. No es nada personal.


El disparo de Valentino se clavó en la rodilla de Wolfrin, clavándose duramente en ella y rompiendola en el proceso. El duro golpe hizo perder el equilibrio al joven, que cayó en la nieve con un dolor que no habia experimentado en su vida, ni siquiera en todas las emboscadas de las que habia salido victorioso en Delberz. Pero ese dolor no se apoderó de él. Antes de tener tiempo para seguir saboreando la rotura de su rodilla, un segundo proyectil se clavó en su ya herida espalda. En una columna que ya habia recibido duros golpes de hacha, pero que ninguno habia atravesado la malla, el virote traspasó las anillas con suma facilidad y continuó su camino hasta el mismisimo tejido óseo. Sus ojos se cerraron, y su última visión fue la de los mercenarios riendo y huyendo en la carreta.

-Nadie sabrá que hemos sido nosotros, ¡nadie nos ha visto! Es el mejor momento para largarnos de aqui y seguir buscando a Eva.- Comentaba exaltado Fonseca.

Sin mediar más palabras, ambos mercenarios comenzaron a destrozar las otras carretas, para que no les pudieran seguir el rastro. Una vez terminaron, emprendieron su marcha al pueblo más cercano, dejando al midenlandés morir en el suelo.


Y mientras a Wolfrin se le escapaba la vida por momentos, en la caverna un efrentamiento final comenzaba. Justo cuando Jaff Harter iba a empezar a negociar, Eimur disparó su letal arco contra el mutante del rifle. El huidizo mutante recibió la certera flecha en una de las piernas con las que se mantenia encaramado al techo. El ataque le hizo perder la estabilidad, y cayó duramente contra las afiladas y puntiagudas rocas del suelo. Cinco metros de caida libre sobre su cabeza bastaron para dejarle fuera de combate. Sin embargo, su final irritó más de lo esperado a sus compañeros. El ballestero que se habia refugiado con sus ''hermanos'' cargó su ballesta con una presteza y velocidad fuera de lo común. Aprovechando que ésta vez no tenia compañeros a los que pudiera dar por equivocación, disparó contra el hombre que estaba suponiendo un gran problema. Eimur ya habia aniquilado a dos mutantes, y podia seguir haciendolo a distancia. Su saeta salió disparada hacia Eimur, clavándose en su brazo y sesgando su arteria principal. Demasiada sangre salia de aquella herida, y Eimur perdió el conocimiento. El sacerdote intentó inutilmente parar la hemorragia, pero la sangre no paraba de emanar como una macabra fuente salida de la peor de las pesadillas.

Sin poder reaccionar ante tanta presión, Zemler y Anna comenzaron a correr en dirección a la salida, creyendo que tendrian la misma suerte que el joven del Norte al que habian visto huir. Pero no la tuvieron. En el camino fueron interceptados por los mutantes. Jaff propinó un severo corte a Anna, la cual quedó tendida en el suelo. La mujer de las dagas hizo lo propió con Zemler, que cayó al suelo herido. Dieter intentó huir aprovechando el caos reinante, pero el obeso malformado que se econtraba detrás suya aprovecho su posición para golpear al noble patrullero en la cabeza, dejandole aturdido. Sólo quedaban Reinhard, el sacerdote Ruffüs y Revkha, el leñador. La situación se les habia escapado de las manos, no habian actuado de manera coordinada y ahora estaban en una desventaja bastante seria. Cuatro mutantes que se encontraban perfectamente contra tres pueblerinos, que aunque habian luchado valientemente estaban seriamente heridos. Fue entonces cuando Infekdell habló desde su encorvada posición:

Infekdell ''Osezno''

-Has perdido tu oportunidad de salir indemne de esta situación, humano. Debiste hacer caso a mi primera oferta - habló el mutante mirando fijamente al minero. Mis hermanos se mueren desangrandose, igual que los vuestros. Pero nosotros nunca os atacamos a vosotros, malditos pueblerinos intransigentes. Ahora os espera un destino, para vosotros, mucho peor que la muerte, si que querais afrontarlo claro. Os ofrecemos una opción.
- Antes de que pudiera terminar de hablar, Zemler se levantó de golpe con una daga en la mano. No duró demasiado, pues entre la mujer, Jaff y el mutante que se habia enfrentado a Wolfrin acabaron con él en un abrir y cerrar de ojos. Una vez muerto el capataz, ''Osezno'' continuo hablando. -Estais muy heridos y no podeis tirar ni de vuestra alma. Asi pues, ahora sois nuestros prisioneros. Por supuesto, podeis atacarnos y morir, aun sois libres de elegir.

Revkha estaba inquieto. En apenas unos minutos habia muerto demasiada gente, y su mente no podia resistirlo. Alzó su hacha, y cuando el sacerdote y el minero pensaban que iba a intentar atacar a los mutantes, el leñador lanzó un tremendo golpe a un desprotegido sacerdote, aún agachado intentando curar a Eimur. Los sesos del buen sacedote se esparcieron por el suelo, y su cuerpo quedó tirado encima del de el escolta.

Leñador Revkha

-Yo os elijo a vosotros. No quiero morir aun.
-El leñador se encaró a Reinhard. -Lo siento muchacho, pero si queremos salir vivos y que nuestros amigos tengan alguna posibilidad tenemos que hacer caso a los mutantes.


Sólo quedaba Reinhard. La suerte habia querido dejarlo a él para último lugar. Rodeado por mutantes y traidores, cinco contra uno. La cabeza no paraba de darle vueltas, mirara a dónde mirara sólo veia cuerpos y más cuerpos, tirados entre las rocas. Tenia una sensación muy extraña, una sensación que le recordaba a una vez, de niño, en la que sufrió mareos y vómitos. El tiempo pasaba muy despacio, desdoblandose la realidad con espejismos. Entonces se dió cuenta. Palpó la herida que habia sufrido nada más comenzar la batalla. El verdoso virote que tenia clavado en la pierna, el virote que ahora se afanaba en coger, pero que parecia moverse a cada agarrón de su mano. El virote, que cambiaba de color y de tamaño, y la caverna, en la que se veian rostros humanos parlotear frenéticamente con sus enemigos, que eran de colores rosas, amarillos y azules.

No era agradable estar envenenado.

Lo siguiente que vió el minero era una mansión preciosa a lo lejos. Tal vez habia sido un sueño todo aquello, y nunca se habia enfrentado a los mutantes. Puede que ni siquiera aquella noche hubiera venido Dajertik a su casa. Si, tenia que ser eso. Ahora tendria que levantarse para ir a trabajar a la mina. Sin embargo, olia a quemado, y le dolia mucho la cabeza. Un flashback le vino a la mente, una imagen llena de dolor y sufrimiento. Comenzó a abrir los ojos lentamente, y lo que vio no le gustó nada. Un hombre con el pelo largo y negro, y la cara llena de cicatrices se encontraba de pie en una habitación pequeña y oscura. En la esquina de la susodicha habitación estaba tambien una mujer pequeña y morena, y cinco personas muy extrañas, que no habia visto en su vida. Cuando Reinhard intentó levantarse, tenia los pies y las manos atadas, tirado en el suelo. No solo eso, tambien tenia un gusto extraño en la boca, como si tuviera arena dentro de ella. A su lado se econtraban varias personas, una de ellas con una larga venda en la cara. ¡Era Eimur! Eimur, Dieter, Wolfrin, Anna y Berter, éste último con la cara calcinada. Todos ellos se encontraban a su lado, incoscientes, atados y amordazados.

No habia sido un sueño. Todo habia ocurrido de verdad, y ahora estaban a merced de los mutantes que habian estado a punto de aniquilar. Habia faltado tan poco. Si aquellos mercenarios o aquel tipo que los llevó a la cueva les hubieran ayudado... Si hubieran escapado cuando todo empezó a torcerse... Si el leñador no les hubiera traicionado...

Pero ahora daba igual, la suerte no les habia sonreido. O tal vez si. Deberian estar todos muertos, pero ahi estaban. De pronto, uno de los desconocidos, un hombre de piel muy oscura y extraños rasgos les fue quitando la mordaza a cada uno, hasta quedar todos sin ellas. Aun atados y de rodillas, fueron hechandoles cubos de helada agua encima para despertarlos. Una vez todos despiertos, pero algo aturdidos, el primero hombre que habia visto, al que recordaba de la caverna por el nombre de Jaff, comenzó a hablar.

Jaff Hartrer

-¿Habeis dormido bien? Seguro que si, habeis matado a casi toda mi familia. A penas he podido salvar a dos personas de las que asesinasteis vilmente mientras dormian, sin hacerles daños a nadie. ¿Por qué? ¿Qué razones teniais para matar a personas inocentes? No hemos elegido sufrir estas horribles malformaciones. Lo único que queriamos era sobrevivir en paz. Pero por culpa de gente como vosotros morimos cada dia, y nos vemos obligados a trabajar para esclavistas y asquerosos sectarios, para que nos paguen en piedra verde y poder mantener número de nuestra familia.

-Pero eso se ha terminado. Pronto habremos acabado nuestro trabajo aqui, pues ya no hay patrulleros de caminos. Y nos han pagado con suficiente piedra verde como para aumentar nuestro número indefinidamente. La gracia de todo esto es que ahora vosotros vais a ser lo mismo que habeis perseguido, pero ya os dareis cuenta de eso más adelante. Me he dado cuenta de que me servis mejor vivos que muertos. Teneis dos opciones hijos mios. Podeis reemplazar a los que habeis asesinado, o podeis marcharos con cierta persona -
En ese instante Jaff miró al hombre de piel morena. -Hagais lo que hagias yo salgo ganando. En cuanto a vuestros compañeros, bueno, digamos que vosotros sois los únicos que habeis sobrevivido.

FDI: Todos habeis perdido todas vuestras pertenencias, además de un Punto de Destino cada uno. A cambio de lo que habies perdido habeis ganado todos 3 puntos de locura y la Experiencia que os daré por mensajes privados. La primera parte de vuestro hilo ha terminado, y en cuando respondais empezará la segunda parte. Depende de lo que respondais podreis hacer unas cosas u otras, asi que pensad bien lo que decis.

Avatar de Usuario
El_Bardo
Mutado
Mutado
Mensajes: 336
Registrado: 30 Jul 2008, 17:40
Ubicación: Albacete.

Mensaje por El_Bardo » 15 Ene 2009, 21:43

Eimur Wolck

Tras el combate con los mutantes y el disparo producido por una ballesta y acertando en mi mano izquierda y la pérdida del conocimiento vuelvo a abrir los ojos...

Tengo a mi lado a los Camaradas Wolfrin Dieter y Berter aparte de Anna, atados y con las cabezas mojadas y heladas.

Por lo visto tenía vendada la cabeza " media venda tapandome la nariz rota", hablo entrecortadas respiraciones al qué parece el líder:

-Tú m-is-e-rable mu-tante yo me l-arg-o con el y-tí-o qué te ha p-agado, qui-ero mi-s perte-nenci-as y no har-é nada a los tu-yos. me ma-rchar-é en paz.- vomito un poco manchandome el uniforme lleno de barro y sangre ¿ péro donde estará el sacerdote Ruffüs?.
Si miras esto eres cotilla ¿lo sabias?.

Avatar de Usuario
Eldril
Mutado
Mutado
Mensajes: 155
Registrado: 28 Nov 2008, 00:26
Contactar:

Mensaje por Eldril » 15 Ene 2009, 21:44

Reinhard Russ

...no puede ser... todos los demas han muerto... y sus muertes no han servido para nada, ahora somos esclavos de esta escoria... porque no han acabado conmigo en la cueva... ¡MALDITO REVHKA MALDITO WOLFRIN! nos traicionaron, y perdimos toda esperanza...

-¿Aún esta viva la escoria de Revhka? ¿o también seguira nuestro destino? y luego escupo al suelo y me fijo que es lo qe nos han puesto en la boca.

que suerte... o mierda con Jaff, o mierda con cierta persona...¡no se qe co*o sera peor!

¡¡Nunca sere escoria como tú!! Lo sabiamos.. sabiamos que era culpa vuestra... ¿y dices que sois inocentes? ¿a quien quieres engañar! Las muertes de los patrulleros, y la inseguridad de los caminos ¿a quien se debe sino? Y ahora dices que o trabajamos para ti, o para cierta persona, ¿no? es esa la que te ha pagado, ¿eh? ¿¿es esa??

Estoy lleno de rabia.. han muerto demasiados compañeros... nos han traicionado...eso es lo peor! se han vendido a una escoria mutante! simplemente estoy demasiado quemado para aguantarme las palabras y pensar en las consequencias de lo que digo.
"Un hueso roto por cada rama rota con una pisada"

Avatar de Usuario
Nimref
Gor Acechante
Gor Acechante
Mensajes: 901
Registrado: 23 Nov 2008, 20:56
Ubicación: Logroño, La Rioja, España

Mensaje por Nimref » 16 Ene 2009, 17:27

Wolfrin von Steinsield

Por su culpa nos van a matar a todos... pues a mi no, lo siento mucho muchacho...

Saludos... mi nombre es Wolfrin, Wolfrin von Steinsield... no tengo nada contra ti, seas mutante o no, no has matado a ningun compañero, amigo o familiar... no voy a por ti ni voy a tomar represalias por este malentendido...Digo mientras me miro la "ropa"Y lo unico que te pido a cambio es que me permitas ser tu subordinado directo... tener libertad, te garantizo que no te traicionare y en temporadas regulares vendre aqui... lo unico que te pido es libertad... por... venganza... no se si me procuraras mis pertenencias.. ojala fuera que si, y en caso de que lo haras realmente te lo agradeceria...

Le miro, esperando cuaquier respuesta, trago saliva y miro a mis compañeros, parecen conscientes de lo que estoy haciendo...
No tenemos el mismo destino chicos...
Estoy abierto a dialogar en privado por cualquier trato..
You can take my mind and body, but you can´t take my pride

Avatar de Usuario
Saratai
Escuerzo Alado
Escuerzo Alado
Mensajes: 1232
Registrado: 23 Ago 2007, 18:34
Ubicación: En tu oreja, diciendote que quemes cocos

Mensaje por Saratai » 16 Ene 2009, 18:45

Los gritos de los apresados se oieron por la habitación. Primero las reclamaciones de Eimur, y despues los gritos de Reinhard y Dieter, que pensaba igual que él. Bertrer calló, pues estaba demasiado herido para siquiera hablar, y Anna estaba muerta de miedo.

Jaff respondió a las preguntas de sus ''invitados'' con cierto enfado:

Jaff Hartrer

-Me dais pena. No vais a llegar muy lejos, pero si es lo que quereis no seré yo quien interceda en vuestra decisión.
-Sin mediar palabra, el hombre de piel morena se acercó a Dieter, colocándole unos pesados grilletes tanto en las piernas como en los brazos. Acto seguido hizo lo mismo con Eimur y con Reinhard, riendo mientras le colocaba los grilletes a éste último.

-A vosotros os tocará acompañar a mis amigos esclavistas, que darán buena cuenta de vuestros músculos.
-Prosiguió Jaff. - Y las únicas pertenencias que vais a tener van a ser esos harapos. No vais a necesitar nada más en los subterráneos a los que vais.

Fue entonces cuando Wolfrin hizo su petición. El mutante pensó detenidamente la propuesta del joven.

-Tu eras el único que no estaba en la cueva. Y tampoco has matado a ninguno de mis hermanos. Acepto tu oferta, con ciertas condiciones claro. Pero eso son cosas que, ciertamente discutiremos en privado.

Los esclavistas agarraron las cadenas que ataban con firmeza a Dieter, Eimur y Reinhard, y comenzaron a irse de la habitación. Los tres habian sido elegidos para ser mercancia humana. El destino se volvia negro para los tres hombres...

Cuando se hubieron marchado los esclavistas con su mercancia, Jaff se acercó a Wolfrin.

-Cuentame que es exactamente lo que quieres hacer, y que saco yo con dejarte libre. ¿Que me das para que pueda confiar en ti?


FDI: Los que os vais podeis postear en ''¡Esclavos!'' que va a ser vuestro nuevo hilo. Wolfrin seguira posteando en este hilo.

Avatar de Usuario
Nimref
Gor Acechante
Gor Acechante
Mensajes: 901
Registrado: 23 Nov 2008, 20:56
Ubicación: Logroño, La Rioja, España

Mensaje por Nimref » 16 Ene 2009, 23:49

Wolfrin von Steinsield

Te puedo ofrecer humanos... mas humanos, del pueblo de Monheim, del que procedian esos humanos... en su mayoria son mujeres, pero creo recordar que tambien hay hombres... Observo como actua, su rostro es inescrutable... Lo unico que quiero es vengar a esos traidores que no me permitieron escapar de la compañia de esos hombres que, como le dije, no son mis compañeros... si bien, debo admitir que gracias a ellos estoy ahora mismo hablando con vos...
Hago una pequeña pausa, parece esperar a que continue...
Seria... vuestro "enviado", vuestro segundo al mando si me permitis el atrevimiento... intentaría obtener mas piedra bruja para vos y vuestros hijos, y lo unico que pido a cambio es libertad... os garantizo ser leal a vuestra causa, aunque no veo que dejar como fianza hasta que demuestre mi fidelidad...
You can take my mind and body, but you can´t take my pride

Avatar de Usuario
Saratai
Escuerzo Alado
Escuerzo Alado
Mensajes: 1232
Registrado: 23 Ago 2007, 18:34
Ubicación: En tu oreja, diciendote que quemes cocos

Mensaje por Saratai » 18 Ene 2009, 21:49

Jaff Hartrer

-Jajaja, me encanta tu manera de ver la vida muchacho. Doy por seguro que matarias a tu gente sólo por salvar el pellejo. Pero sin duda vivirás más con esa actitud.

Tras unos instantes que el mutante pasa examinandote, llega a una conclusión.

-Impresionante. A ti te suministré suficiente polvo de disformidad como para matarte, y sin embargo estás demostrando ser excepcionalmente resistente a la mutación. Tanto mejor para todos, pues asi me podras servir con más facilidad. Junto a ti ya tengo a tres hombres libres de mutaciones aparentes, lo cual te deja en una posición bastante favorable. Tu aportación de hombres y mujeres de Monheim seria de agradecer, pero de momento me urgen otros planes más prioritarios.

Mientras Jaff hablaba, un par de mutantes se acercaron, cogiendo a la paralizada Anna y a Berter, que miró a Wolfrin con un odio visceral.

-Ahora que estamos libres de oidos indiscretos te contaré cuales serán tus cometidos. Hay dos cosas que quiero que hagas para mi, y por las cuales te recompensaré con riquezas que tu puedes gastar pero nosotros, por nuestro aspecto, no. La primera es escoltar a unos hermanos mios a un intercambio que se llevará en una casa. Van a intercambiar unos hombres por piedra bruja, una sustancia que nos es bastante importante. Es normal que no sepas de que te hablo, pero no te preocupes, si siques con nosotros aprenderás cosas que la mayoria de mortales ignoran. Por ello te pagaré con mucho oro, 20 coronas.


-La segunda, y no por ello menos importante, es cuidar de ciertos hombres en Averheim, personas que me es importante que no mueran y que estan amenazadas seriamente. Dado que tu aspecto es normal, no tendrás problemas. Te daré los detalles de este cometido cuando haya recibido los resultados de la primera orden, y por tal trabajo te pagaria 40 coronas. Y si más adelante cumples tu palabra de traerme humanos, el dinero será de 10 coronas por humano, a negociar claro.

-Como es evidente, no me fio de ti en absoluto, asi que al principio estarás en compañia de una persona que te acompañará. Su nombre es Revkha, y creo que te llevarás bien con él.

Tras estas palabras, Jaff te liberó de tus ataduras y te condujo a otra habitación dónde el leñador de Monheim descansaba. Alli, encima de una mesa de pobre manufactura, descansaban un par de dagas y algo de comida.

-Cuando estés preparado para cumplir tu cometido, hazmelo saber. El intercambio se llevará a cabo esta misma noche, asi que hasta entonces tienes permiso para pasear por la mansión y hablar con quien te plazca.

FDI: Ahora puedes moverte por la mansión como quieras. Estas en el último piso, abajo hay dos más, llenos de habitaciones.

Avatar de Usuario
Nimref
Gor Acechante
Gor Acechante
Mensajes: 901
Registrado: 23 Nov 2008, 20:56
Ubicación: Logroño, La Rioja, España

Mensaje por Nimref » 18 Ene 2009, 22:48

Wolfrin von Steinsield

Miro a Revhka... Pobre hombre... el tambien decidio colaborar con los mutantes... realmente no se si sabia lo que hacia...

Miro con detenimiento las dagas... No creo que sea bueno que mis nuevos socios me vean rondando su "local" con un arma... Vuelvo a mirar a Revhka Joder, me da mas lastima incluso que hace unos segundos, esta completamente agotado y superado por la situacion...

¿Revhka? ¿te acuerdas de mi? Parece que vamos a trabajar juntos de momento... No parece por la labor de responder... Ahora vuelvo...

Bajo al piso de abajo y me meto en la primera habitacion que veo... Sera mejor irse familiarizando...
You can take my mind and body, but you can´t take my pride

Avatar de Usuario
Saratai
Escuerzo Alado
Escuerzo Alado
Mensajes: 1232
Registrado: 23 Ago 2007, 18:34
Ubicación: En tu oreja, diciendote que quemes cocos

Mensaje por Saratai » 20 Ene 2009, 11:21

El joven se dirigió al leñador, pero no cogió arma alguna para no despertar más desconfianza de la que ya emitia. Al hablar con Revkha, éste respondió con una leve inclinación de cabeza, a modo de respuesta afirmativa. El hombre parecia arrepentido de sus actos, pero ahora no le quedaba más remedio que colaborar con lso mutantes para salvar su ya por la eternidad miserable vida.

Wolfrin salió de aquella deprimente habitación, para dar una vuelta por el recinto. Estaba viendo muchas cosas nuevas, y bastante interesantes además. Al parecer, aquella abandonada mansión hacia las veces de punto de reunión eventual de una gran cantidad de mutantes. Y según veia, esa misma mañana se estaban reuniendo los ''dirigentes'' del submundo de los malformados. Distinos seres, unos más humanos y otros menos, deambulaban de aqui para allá. Solo Jaff y tres mutantes más estaban celebrando su reunión en una habitación apartada.

El joven middenlandés pudo apreciar, al pasar por una ventana, que no sólo habian mutantes típicos, si no que también se encontraban por la estancia y los jardines circundantes hombres y mujeres sin ninguna mutación aparente. Ahora empezaba a darse cuenta de lo inmenso y grandioso que era el mundo de los mutantes, y viendo las capacidades que tenian algunos, hasta una ligera envidia pasó por su mente al comprobar que ninguna de los intentos de Jaff por convertirle en uno de los suyos habia resultado con éxito.

Al entrar en una habitación, la primera que vió en el pasillo y que estaba al lado de las escaleras que bajaban al segundo piso, pudo ver una salita con una mesa preciosa, pintada en vivos colores. Unas delicadas cortinas, algo sucias eso si, tapaban la ventana que daba al exterior. Alli, sentado en una silla cercana a la mesa, se encontraba un mutante cosiendose a si mismo unas heridas en el brazo. En seguida lo reconoció como al escupefuegos de la noche anterior, y de no ser por tal habilidad, jamás habria adivinado que era un mutante. El ser le saludó de manera bastante amistosa, teniendo en cuenta la situación. A fin de cuentas, a Wolfrin se lo encontraron tirado en mitad de la nieve, y no matando a mutantes, por lo que el recibimiento de la mayoria de los seres que abundaban por habitaciones y pasillos no era agresivo ni negativo para él. El escupefuegos se quedó mirandole, esperando que el joven le hiciera alguna pregunta o siguiera por su camino.

Avatar de Usuario
Nimref
Gor Acechante
Gor Acechante
Mensajes: 901
Registrado: 23 Nov 2008, 20:56
Ubicación: Logroño, La Rioja, España

Mensaje por Nimref » 20 Ene 2009, 22:52

Wolfrin von Steinsield

Esto... hola estoy algo soprendido por la reacción del mutante... me llamo Wolfrin von Steinsield... de Delberz... me voy acercando poco a poco, y veo q el mutante se tensa...

Supongo q desconfiara un pocode mi... :?
¿Te ayudo? mi propuesta es algo ridicula, pero cuanto antes haga amigos, mejor para todos...

Se q parece raro, pero bueno, de verdad... si puedo ayudarte dilo.. estoy intentando buscar "algo" aqui, pero no encuentro nada... aunq no se q es l q busco... :S el mutante pone cara rara Supongo q ha sido un comentario algo estupido... ¿te ayudo?
Tal vez demasiadas repeticiones..
You can take my mind and body, but you can´t take my pride

Avatar de Usuario
Saratai
Escuerzo Alado
Escuerzo Alado
Mensajes: 1232
Registrado: 23 Ago 2007, 18:34
Ubicación: En tu oreja, diciendote que quemes cocos

Mensaje por Saratai » 21 Ene 2009, 10:27

El escupefuegos miró con gesto extraño a aquel joven que no dejaba de parlotear. Tras una larga pausa, contestó al muchacho que le habia interrumpido.

''Dragón''

-Llámame Dragón, ehrr... Wolfrin. No he entendido apenas nada de lo que has dicho. Pero si realmente estás intentado ayudarme, ven aqui y aprieta estos hilos.


El mutante hizo que Wolfrin se acercara. Al verlo más decerca, el midennlandés pudo comprobar que la piel de dragón era escamosa y que sus dientes parecian excesivamente afilados. El mote que le habian puesto empezaba a coger sentido.

Cuando apoyaste la mano en su hombro y tiraste de los hilos con los que cosia sus heridas, comprobaste que su carne tenia el tacto del cuero, y que lucia extrañamente resistente. Le costaba horrores atravesar su propia piel con la aguja, a pesar de lo considerablemente grande que ésta era, pues su dermis era como una armadura de tejido.

Cuando terminasteis la dura labor, Dragón estaba agradecido, a pesar de que no parecias haberle caido muy bien. No pudo contenerse y te hizo una pregunta que debia de haber estado todo el tiempo evitando:

-Perdona, pero cuando te encontré en la nieve tenias dos virotes clavados, y pero nuestro ballestero me aseguró que no te habia disparado en ningún momento y que esos virotes no eran suyos. ¿Me podrias decir quien demonios te atacó? Es que tengo curiosidad. Y otra cosa, si no te importa decirmelo. ¿Que tal te sientes ahora que eres uno de los nuestros? Es un cambio dificil, y que lleva tiempo asumir. Aunque...

''Dragón'' te examino de arriba a abajo antes de continuar

...Tu mutación no es muy visible, de hecho no soy capaz de percibirla. ¿Qué tienes?

Avatar de Usuario
Nimref
Gor Acechante
Gor Acechante
Mensajes: 901
Registrado: 23 Nov 2008, 20:56
Ubicación: Logroño, La Rioja, España

Mensaje por Nimref » 21 Ene 2009, 20:21

Wolfrin von Steinsield

Según creo... hago una pausa, intentando sopesar mis proximas palabras.... no tengo ninguna mutación...

El mutante parece algo extrañado
Pero estoy aqui porque realmente pretendo ser uno de los vuestros, aunque no tenga mutaciones... Pretendo ayudaros...
Son unas extrañas palabras que no tienen demasiado sentido, pero es lo cierto, no se q mas le puedo decir...
En cuanto a los virotes... son de dos de mis "compañeros"... pretendo encontrarlos y vengarme... y no, no fue vuestro ballestero..

Me quedo en silencio esperando la respuesta del mutante, si es que tenia alguna.
You can take my mind and body, but you can´t take my pride

Cerrado

Volver a “Prisión de almas”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado