[Lugar] [In] [Barrio Costero] La decimotercera

Sin duda el primer proyecto de Warhammer de grandes dimensiones. Su objetivo crear el trasfondo de toda una ciudad. Hay un gran trabajo que realizar, así que si te interesa, puedes dejarte caer en este foro.

Moderador: Moderadores

Avatar de Usuario
igest
Portador de los dados
Portador de los dados
Mensajes: 5000
Registrado: 25 Sep 2006, 18:04
Ubicación: En lo más oscuro de la biblioteca secreta
Contactar:

[Lugar] [In] [Barrio Costero] La decimotercera

Mensaje por igest » 21 Ago 2009, 14:13

Introducción

- Atchog, coff, ... creo que este es un buen sitio, ¿no te lo parece?
- Ej, si, he oido que tienen una buena ...
- Deja de mirar a esa mujerzuela, vamos tomaremos otra más.
- Si yo no!! ...
- Dejate de tonterías, para dentro que aquí fuera se me esta helando todo.


"La decimotercera" es el nombre de una más de las muchas tabernas que pueblan la ciudad de Diamanterra. el nombre le fue puesto el mismo día que se inauguró, aunque no erá el que tenía previsto su dueño. El señor Buendía había pensado en "La tiara refrescante" como nombre para la taberna, pero el transcurso de la fiesta de inauguración cambiaría el destino del nombre elegido. Cuando la noche ya estaba bien adentrada, Buendía se puso sobre una de sus mesas para hacer un brindis. No fueron pocos los esfuerzos para subirse a la mesa pues había bebido bastante cerveza cosa a la que no estaba acostumbrada. Aunque muchos se preocupaban por si se haría daño al caer, la mayoría hacía apuestas al respecto, pero aún así Buendía consiguió dar su discurso.

Cuando acababa dicho discurso e invitado por el alcohol que corría por sus venas, decidió hacer una propuesta a todos los que entonces estaban allí:

" - Segñores, hip ...a hip a partir de agora eg que tome la decimotercera le ingvita la casa. "

Los vitores no cesaron en unos cuantos minutos y la invitación fue muy bien recibida entre los allí congregados. Cabe decir que al día siguiente la frase había corrido como la pólvora y Buendía decidió que de ahora en adelante todo aquel que decidiese apagar su sed en su taberna recibiría la decimotercera ronda gratis. Así pues a la semana siguiente Buendía contrato a un carpintero para que cambiase en cartel de la entrada, por el que ahora luce que reza: "La decimotercera, invita la casa."

Personajes

Héctor y Marta Buendía

Siguiendo generación tras generación, la familia Buendía, ha regentado la decimotercera desde que se inaugurase hace ya 185 años. Nunca se ha roto la tradición pasando de padre a hijos sucesivamente. Concretamente Héctor supone la quinta generación de los Buendía al frente de “La decimotercera”. Y es precisamente esa una de las mayores preocupaciones en la actualidad para Héctor, pues a sus 42 años todavía no tiene descendiente alguno. Su mujer trata de quitarle hierro al asunto tranquilizándole, pero con el transcurso de los días Héctor esta cada vez más preocupado. Quitando esta preocupación Héctor es una persona jovial y alegre que disfruta sobremanera con su trabajo en la taberna. Su mujer Marta, procede del sur de Obregón y le ayuda con la cocina. De hecho, sus guisos de cochinillo con manzana son bastante conocidos entre los vecinos de los alrededores e incluso se dice que alguna personalidad importante se deja caer de vez en cuando para saborear uno de esos cochinillos (por supuesto nunca dirán que han estado en un lugar como ese).

Perfil de Héctor Buendía
M F R HA HP H I A Des Ld Int Fr Fv Em
3 3 4 39 30 7 36 1 32 39 33 30 31 38

Perfil de Marta Buendía
M F R HA HP H I A Des Ld Int Fr Fv Em
3 2 3 26 25 6 29 1 32 38 40 37 39 45

Algunas ideas para aventuras

Bronca nocturna.
Este encuentro podría servirte para dar a conocer a Héctor y Marta Buendía a tus personajes y establecer así un primer vinculo con ellos que luego sirva de base para el desarrollo de otras tramas. Estos llegarán a la taberna al anochecer en un momento de gran afluencia de gente. Solo quedará una mesa justo al lado de un grupo de tres hombres que dan evidentes muestras de embriaguez, cosa que quedará patente a lo largo de la noche. En cuanto se sienten los personajes, Héctor se acercará para ofrecerles un trago y algo de comer. Uno de los tres hombres, el que esta más borracho, se tambaleara en su banqueta haciendo que Héctor tropiece con él, y haciéndole trastabillar. Héctor estará contrariado por el suceso, pero su carácter le hará contenerse e incluso se disculpará con el borracho. Los personajes podrán empezar a ver la tensa situación en el rostro de Héctor, que rápidamente ocultará dichos sentimientos tras una forzada sonrisa propia más de un rufián a punto de cerrar un negocio que de la persona amable que es en verdad. Una vez que los personajes pidan Héctor se retirará y Svena (una guapa camarera procedente de Norsca) traerá todo lo que hayan pedido. Por supuesto los tres borrachos se comportarán inoportunamente con Svena, la cual simplemente bajará la cabeza y se sonrojará humillada. Por supuesto, algún personaje podría sentirse llamado a defender a la señorita y encararse con los borrachos. La situación debería ser de verdadera tensión, pero a pesar de algunos insultos no debería llegar la sangre al río.

La noche debería seguir avanzando, a medida que las botellas de alcohol son vaciadas por los tres hombres sentados junto a los personajes. Héctor seguirá observando detenidamente a los hombres, con clara cara de preocupación, no quiere que suceda nada e incluso intentará que los tes hombres dejen de beber invitándoles a que se marchen a su casa, a lo cual estos le contestarán con insultos y burlas. Si tus personajes todavía no han intervenido puedes hacer que los insultos de estos borrachos no solo vayan dirigidas a Héctor, sino también a alguno de los personajes, invitándoles claramente a intervenir. En ese momento debería empezar una pequeña bronca con los tres hombres, pero estos sorprendentemente se marcharán de la taberna sin que vaya a más, de todas formas si los jugadores no intervienen en esta situación, los tres hombres acabarán por marcharse.

Si los personajes intervinieron en favor de Héctor, este les estará muy agradecido y les ofrecerá todo lo que este dentro de sus posibilidades. No es un hombre demasiado valiente, así que la intervención de los jugadores será para el una bendición de los dioses. Sin embargo, la noche aún no ha concluido y al poco regresarán los tres borrachines, junto con otros dos matones, estos mucho más altos y corpulentos. Vienen con porras dispuestos a dar su merecido a todo el que se ponga por medio. La taberna en este momento no estará excesivamente llena, pues muchos parroquianos ya se marcharon a sus casas a dormir y otros muchos decidieron que no tenían ganas de problemas y se han marchado a otros lugares. Los restantes que aún estén en la taberna se escabullirán en cuanto puedan evitando cualquier problema. Así pues, la situación se plantea evidente, la pelea está servida y los jugadores tendrán que demostrar de que pasta están hechos. Si anteriormente no habían intervenido ahora puede ser un buen momento, pues en este caso Héctor se interpondrá en su camino y estos comenzarán a darle una buena paliza; si son capaces de dejar que los matones le den su merecido a Héctor sin intervenir podrías recomendarles que se buscasen su propio alma antes que los dioses del Caos se apoderen de ella. Si como es de esperar, intervienen, tendrás entre manos una trifulca de taberna que seguro agradará a alguno de tus personajes deseoso de dar su merecido a alguien tras llevar más de dos horas sin sacar el cuchillo. Es de esperar que tus personajes sean capaces de enfrentarse con los matones y vencerles sin dificultades, no obstante no se lo pongas excesivamente fácil y sobre todo al final la taberna tendría que quedar completamente patas arriba como resultado de la lucha. Mesas volcadas, sillas con alguna pata rota, banquetas partidas, vasos rotos y esparcidos por el suelo, y quizás algún matón que vio demasiado cerca el filo de un cuchillo o espada. Héctor Buendía habrá sufrido alguna herida pero sin ser de excesiva gravedad, Marta le atenderá en cuanto consigan deshacerse de los matones. De igual forma atenderá a cualquier personaje que hubiese sufrido alguna herida, eso si tras atender a su marido primero. Héctor agradecerá la ayuda de los jugadores y les ofrecerá su hospitalidad además conseguirán que en próximas ocasiones sean recibidos por el y su esposa como verdaderos amigos.

Matones
M
F
R
HA
HP
H
I
A
Des
Ld
Int
Fr
Fv
Em
3
3
3
35
27
5
32
1
34
36
29
34
27
26

¿Un encargo sencillo?
La falta de descendencia de Héctor y Marta se está convirtiendo en una verdadera obsesión para Héctor y en consecuencia también para Marta. Últimamente Héctor esta bastante cabizbajo y si has jugado el encuentro anterior este podrás jugarlo cuando tus personajes vuelvan a “La decimotercera” con la intención de buscar un placido descanso. Se darán cuenta que el humor de Héctor ha cambiado bastante y que está apático. Si le preguntan a que se debe ese cambio de humor Héctor simplemente contestará que el negocio no marcha tan bien como debería y seguirá con sus tareas. Sin embargo dicha respuesta no es tan clara, puesto que incluso en ese mismo instante la taberna esta bastante llena y en los días anteriores también parece que la afluencia de gente no ha sido escasa. Así pues, esta claro que algo pasa y si los personajes insisten un poco, finalmente Héctor les contará la verdad. Si tus jugadores no insisten el propio Héctor decidirá que es hora de aliviar sus preocupaciones y les contará lo que tanta preocupación le está causando. Por supuesto, para que se inicie esta conversación, es necesario que cuanto menos Héctor tenga algo de confianza en los aventureros y en su discreción, puesto que no es un tema que le apetezca comentar con cualquiera.

Responder

Volver a “Diamanterra”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado