Capítulo I: Muerte desde el cielo

Un noble decadente saca a la luz un artefacto herético de oscuros orígenes. Este crimen lanzará a la Inquisición en una investigación desde su palacio a perdidos baluartes en un mundo distante revelando un misterio del que nunca se recuperará el Sector Calixis. Primer Capítulo de la Trilogía Apóstata.

Moderador: Moderadores

Avatar de Usuario
Phalan el nazi
Mutado
Mutado
Mensajes: 132
Registrado: 16 Oct 2017, 12:46

Capítulo I: Muerte desde el cielo

Mensaje por Phalan el nazi » 19 Abr 2019, 03:35

Prólogo:

"Nuestra existencia no nos pertenece. El universo contiene incontables sectores. De ellos, la mayoría son la Disformidad pura, el Caos sublimado, una vorágine de cambio y energía mutando y variando de forma constante y tan rápida que en el mismo instante que algo se concreta ya deja de existir. Eso es la mayor parte de universo. Entre ellos unos cuantos sectores se han rebelado frente a las leyes de la Entropía, la materia se organiza formando estrellas y planetas y unos pocos, además, se han visto bendecidos por la presencia de la vida sobre ellos. En un sistema, hace demasiado tiempo, en un minúsculo planeta de entre la inmensidad del infinito surgió la Humanidad. Unos diminutos entes que recibieron el regalo único de la inteligencia y la usaron para dotarse de enseres, herramientas y armas para defenderse. Su regalo fue tan rico que incluso les permitió construir naves espaciales. Insignificantes en la enormidad de todo el universo, pero enormes en comparación con los humanos que las crearon y que permitieron a los hombres navegar por el Espacio y explorar cuán grande era el universo.
De esta bendita raza surgió Uno, encarnación de la divinidad que guió a la humanidad a las estrellas, a conocer y conquistar allí dónde la Disformidad no lo disolvía todo. Bajo la tutela de El Emperador la Humanidad conoció un cenit y un esplendor que amenazaba con eclipsar a la Disformidad, y eso no lo podía permitir.
El Caos está tan seguro de su dominio sobre toda la realidad que actúa con parsimonia, sin prisas. Su mayor amenaza es la de corromper desde dentro, de imbuirse e ir impregnando desde dentro para terminar destruyéndolo todo sin remisión. Así actuó contra la humanidad, la mancha de la corrupción alcanzó a los hijos más queridos del Emperador, creando una Herejía que casi acaba con la humanidad y el Emperador. Faltó muy poco. Por suerte, la batalla se pudo ganar. El día se salvó, pero el precio a pagar fue enorme. Los días de la tecnología a nuestro servicio se acabaron, el dominio de los hombres sobre el Universo se hizo tenue y frágil y el Emperador se convirtió en una sombra de lo que fue.
El Emperador mantiene un hilo de vida que nos ilumina a todos. Sin él la humanidad estaría perdida, incapaz de navegar entre los mares de la Disformidad. Sin esperanza de sobrevivir ni atisbo al que aferrarse en momentos de desesperanza.
El universo pertenece a la Disformidad y el Caos. Gracias a la graciosa guía del Emperador la humanidad ha sido capaz de robar de las garras mismas del Caos el tiempo para su existencia. Ellos siguen trabajando para acabar con la humanidad y nosotros somos la medicina que lucha contra su peor arma. Nuestra tarea es la de restañar la ponzoña que se infiltra desde dentro para acabar con la humanidad y su Imperio. Nuestro deber es ser implacables contra las herejías, los Xenos y los demonios que crecen y se desarrollan a oscuras. Somos la luz que tiene que sacar el mal en el interior del Imperio de los hombres y purgarlo.
Porque si fallamos, el mal llegará de nuevo hasta el Emperador y los días de los hombres habrán llegado a su fin y el Caos habrá ganado finalmente y recuperará lo que originalmente era suyo. Salve al Emperador y que su luz os guíe en vuestra encomienda."
Inquisitriz Elster Nachtamara, discurso a los nuevos Acólitos

Imagen

Destructor Imperial Clase Cobra orbitando el planeta Scintilla

La picto-pantalla proyectaba su luz sobre la Inquisitriz Elster Nachtamara sentada en su sillón tras la pantalla. El resto del despacho era un juego de sombras del que otorgaban un aspecto siniestro al agente que observaba la conversación sentado al otro lado de la mesa.

-Muy bien, Capitán Scipio, me complace como ha preparado todo- Afirmó Elster a su interlocutor en la picto-pantalla mientras se recostaba sobre la silla.
-Los Halcones Desolladores no le decepcionaremos, mi señora. Es nuestro placer poder ser útiles a la sagrada tarea del Ordos. Quedamos a la espera de sus legados. Corto y cierro

La pantalla se apagó y el despacho quedó en una leve penumbra.

-¿Entonces estás seguro de que será una tarea adecuada para los nuevos Acólitos, Wolfe?

-Creo que sería un buen bautismo de fuego, con el apoyo de ese regimiento del Protectorado debería ser una tarea fácil. Mis informaciones otorgan a Bulagor Thrungg un nivel de amenaza despreciable, no creo que ninguno de sus artefactos heréticos suponga un peligro- Wolfe carraspeó más que para la fortaleza de rectitud de la Fé, quiero decir. -Se apresuró a rematar

-Muy bien, si consideras que están preparados, veamos de qué son capaces.- Elster le alargó un pergamino enrrollado del que colgaba un sello inquisitorial-Aquí van mis órdenes- Elster mantuvo agarrado el papel Recuerda que su vida dependerá de lo acertado de tus averiguaciones, recuerda lo que pasó aquella vez

La irritación en la garganta de Wolfe aumentaba a juzgar por su nuevo ataque de carraspera. Bajó la cabeza en signo de afirmación

Por supuesto, a sus órdenes, Inquisitriz

Avatar de Usuario
igest
Portador de los dados
Portador de los dados
Mensajes: 5654
Registrado: 25 Sep 2006, 18:04
Ubicación: En lo más oscuro de la biblioteca secreta
Contactar:

Re: Capítulo I: Muerte desde el cielo

Mensaje por igest » 01 May 2019, 20:55

Andrej jugueteaba con un pequeño símbolo imperial en la mano derecha mientras contemplaba el techo de su habitación con aire distraido. Nunca le había gustado el espacio. El vacio y el no eran dos cosas que pudiesen mezclarse fácilmente, al igual que sucede con el agua y el aceite. Más de una vez desde que iniciasen el viaje a bordo de aquel destructor, se preguntaba si había hecho bien... quizás si hubiese dejado que las cosas siguiesen su curso seguiría en tierra, quizás hasta practicando un poco su puntería.... o quizás estaría emborrachado tirado en el suelo de algún callejón oscuro tras recibir la paliza de algunos de los muchos enemigos que se había granjeado en los últimos tiempos.

Si, estaba claro, mejor estar donde estaba ahora. Andrej se sorprendió al escuchar repentinamente el intercomunicador... ¿Quizás por fin entrarían en acción? La verdad es que estaba comenzando a aburrirse de la rutina de aquella nave... había aceptado la propuesta de la inquisitriz Elster Nachtamara porque había visto una oportunidad de hacer algo verdaderamente útil. De hecho, ese atisbo de una luz, es lo que le había permitido recuperar en cierto modo las ganas por estar sobrio... pero tanto tedio... alguna noche la tentación de ir a la cantina había sido demasiado grande...

Un segundo aviso del intercomunicador... Andrej, se levantó y respondió. - Loado sea el Emperador, al habla Andrej, ¿que sucede.

Avatar de Usuario
SrSkaven
Tentado por el Caos
Mensajes: 62
Registrado: 03 Feb 2019, 13:56

Re: Capítulo I: Muerte desde el cielo

Mensaje por SrSkaven » 02 May 2019, 13:29

Johannes estaba sentado en el catre, con la espalda muy recta y los ojos cerrados. Centrado en la imagen central de la chapa imperial que siempre llevaba consigo mientras deslizaba el dedo pulgar por ella, aunque no era necesario ese refuerzo, conocía perfectamente cada detalle de ésta. Una desagradable sensación empezó a apoderarse de él, hasta el punto de hacerle sentir náuseas. "Quizás son los nervios", pensó. La meditación había acabado, era peligroso continuarla en ese estado. Y no solo para él.

Se incorporó y una vez más analizó su situación. La sensación de volver a estar en el Vacío le reconfortó, había pasado demasiados años en Terra siendo adiestrado. Incluso entre la gravedad artificial de la nave podía sentir cierta ingravidez que le resultaba agradable. Intuía que pronto llegarían a su destino, aunque apenas sabía nada de que los había traído a esta zona del espacio imperial. Tratándose del tipo de misiones que tenía previsto realizar no le extrañó la precaución con la que se trataba la trasmisión de información.

El curso de sus pensamientos fue interrumpido por la señal del intercomunicador. Los nervios atenazaron su estómago mientras contestaba a la llamada.

Avatar de Usuario
Phalan el nazi
Mutado
Mutado
Mensajes: 132
Registrado: 16 Oct 2017, 12:46

Re: Capítulo I: Muerte desde el cielo

Mensaje por Phalan el nazi » 02 May 2019, 18:13

Imagen

El empujón de la gravedad sacudió a Andrej y Johannes en sus asientos y les sacó de su trance. Miraron a su alrededor en la pequeña nave Aquila que los llevaba a la superficie de Scintilla.

-"Iniciamos el descenso, prepárense a recibir la gravedad, caballeros."- Dijo el piloto al escuchar a sus pasajeros.

Los Acólitos recordaron cómo habían llegado ahí. La llamada convocándoles al hangar les había sorprendido. Allí les había recibido Wolfe, uno de los Agentes de la Inquisitriz.
Imagen
Iba vestido de forma poco ceremoniosa, como si acabara de venir de la cantina y desde luego no hacía presagiar que estaba a punto de darles un despacho oficial.
-"Bienvenidos, Acólitos. La Inquisitriz está contenta con sus progresos y ha decidido que es el momento de su bautismo de fuego."- Sentenció mientras les ofrecía el pictopergamino con el sello inquisitorial. Dejó que se tomaran su tiempo leyéndolo mientras continuaba disfrutando de su puro y observaba las expresiones de sorpresa en el rostro de los novatos.

Imagen
Por si no se lee bien escribió:Instrumentos de mi voluntad Inquisitorial

Es de mi parecer que el hereje Bulagor Thrungg sea llevado ante la justicia. Su apostasía es irrefutable, sus agentes han comprado un “artefacto” marcado que mi red de contactos dejó entrar al mercado negro Scintilliano. A buen seguro debe ser la persona detrás del llamado Museo de la Apostasía que sin duda debe esconderse en algún lugar de su hogar ancestral.

Con este fin he requisado el uso de un Valkyria y fuerzas del ejército del Protectorado Scintilliano. Ellos atacarán la mansión mientras ustedes, mis Acólitos, se desplegarán en la capilla de la mansión del apóstata asegurándola como retaguardia mientras el edificio principal es capturado. Los informes de inteligencia sugieren que la capilla estará pobremente defendida y desplegándose allí estarán protegidos de las tropas que la mansión pudiera alojar y de cualquier posible defensa antiaérea que algún rumor sitúa entre las tumbas del complejo.

Su objetivo es adquirir pruebas de la posesión de Thrungg de artefactos prohibidos y asistir en su captura si fuese necesario. Espero poder congratularme pronto de recibir noticias de su éxito.

En nombre del Emperador, sean la perdición de quien le haya dado la espalda a ÉL
-"Podéis estar contentos, vais a tener niñeras. El capitán Scipio os está esperando. El transporte ligero Aquila os llevará a la base de los Halcones Desolladores. El ataque está previsto en T-6h. Dentro del transporte encontraréis algo de equipo que he juzgado conveniente para ayudaros. Tenéis una misión y las instrucciones, confiamos en que no haya complicaciones y si algo se torciera, recordad vuestro entrenamiento. Procurad manteneros de una pieza. ¿Alguna duda? Debéis apresuraros. Que su luz os guíe"

Tras unas breves palabras entraron en el Aquila. El piloto los recibió con poco más que un gruñido mientras iniciaba la secuencia de despegue. El transporte era poco más que un corto pasillo con asientos a los lados y la cabina en un extremo.
Imagen
En una caja junto a los asientos encontraron el equipo de apoyo. Se sentaron uno frente a otro y se ajustaron los arneses. Apenas se conocían de vista hasta aquel momento y se hicieron a la idea de que debían confiar mutuamente si querían salir bien de aquello.
Equipo escribió: · 1 Carabina Láser o 1 escopeta de corredera.
· 3 cargadores Láser o 20 cartuchos de escopeta.
· 1 granada de fragmentación y 1 explosiva.
· 1 cuchillo.
· 1 chaqueta antifragmentación.
Una nueva sacudida zarandeó la nave mientras miraron sus relojes. T-3h marcaban mientras en las ventanillas de la cabina se apagaban los destellos de la reentrada en la atmósfera y se abría un cielo azul con un suelo de nubes que se veía atravesado ocasionalmente por las espigas de los edificios más altos de la colmena

Imagen

Avatar de Usuario
SrSkaven
Tentado por el Caos
Mensajes: 62
Registrado: 03 Feb 2019, 13:56

Re: Capítulo I: Muerte desde el cielo

Mensaje por SrSkaven » 06 May 2019, 14:09

Johannes se acomodó en el duro asiento del trasporte y observó a su compañero. Apenas sabía nada de él. Había pertenicido al Astra Militarum, por lo que el psíquico lo consideraba digno de respeto. Llegado el momento podría darse el caso de que su vida estuviera en sus manos, al igual que al contrario. Decidió romper el hielo.

-¿Andrej, verdad? ¿Qué te parece si echamos un ojo a lo que Wolfe nos ha preparado? Vaya, creo que me quedaré con una de éstas. -dijo mientras cogía una escopeta y sus 20 cartuchos - Un par de granadas seguro que también nos acaban sirviendo. No sabemos que vamos a encontrarnos una vez nos despleguemos para realizar la misión, será mejor estar preparados.

Avatar de Usuario
Phalan el nazi
Mutado
Mutado
Mensajes: 132
Registrado: 16 Oct 2017, 12:46

Re: Capítulo I: Muerte desde el cielo

Mensaje por Phalan el nazi » 10 May 2019, 01:13

Planeta Scintilla, Ciudad Gunmetal. Asalto sobre la Mansión Thrungg
Imagen
Los motores del transporte de asalto rugen mientras la rampa trasera se abre deslizándose. El viento chilla tan fuerte que silencia incluso vuestros pensamientos. Los soldados sentados junto a vosotros comprueban sus armas, comparten una última sonrisa entre sus compañeros y bajan los visores de sus cascos. Los rascacielos de Sibellus dan vueltas a vuestro alrededor, un millar de mansiones y señoríos se pelean por el espacio entre un bosque de cúpulas y pendones ondeantes.
Vuestra misión es clara. Bulagor Thrungg es el último de una orgullosa dinastía. Mientras su linaje se dilapidaba en la complacencia, él ha recurrido a la herejía por puro entretenimiento. En algún lugar en su mansión hay un museo de la apostasía que debéis localizar e investigar. El protectorado Scintilliano intenta coger a Thrungg vivo, si es posible, para interrogarlo.
El Valquiria se lanza en picado sobre la Casa Thrungg. Las paredes del recinto circundan una mansión con un ala cubierta de cristal, el resto del edificio es una monstruosidad gótica arremolinada. Hileras de tumbas cubren los jardines alrededor de la mansión y tropas defensoras, pequeños puntos a esta altura, corren por todas partes.
“¡Hombres del Protectorado!” grita el Capitán Scipio asido a una de las agarraderas del techo. “Saltamos en 30 segundos! ¡Bajad luchando y asegurad vuestros objetivos!” Os dirige una mirada agresiva, “Y vosotros. Saltaréis sobre la falsa capilla. ¡Encontrad las pruebas que buscáis e intentad que no os maten!”
Dentro del Vaquiria los soldados se preparaban, con movimientos entrenados y repetidos hasta la saciedad, de tal modo que se asemejaban a un baile. En el medio de la sinfonía Andrej y Johannes no podían evitar destacar rompiendo la armonía. Con cada explosión sus cabezas se disparaban buscando a su alrededor comprobar que todo iba como debía. Trataron de unirse a la coreografía como solistas, asegurando los cierres de sus protecciones, manosear sus bolsillos para contar la munición, comprobar las armas, todo acompañado de resoplidos, mirar alrededor, repetir alguno de los movimientos, observar a los soldados. Finalmente se miraron entre sí y se dedicaron gestos afirmativos para darse confianza. Junto a la puerta lateral el Capitán Scipio observó la escena, su rostro se mantuvo congelado escondiendo su reacción y presionó un botón.
Las puertas laterales del Valquiria se abren deslizándose con un ruido sordo. Un par de guardias del protectorado disparan sendos Bólters pesados, haciendo añicos las ventanas del techo la Capilla, creando una entrada franca para vuestro descenso.
Mientras los paracaídas gravitatorios reducen vuestra velocidad de descenso podéis ver con claridad el área donde vais a descender. Dos hileras de bancos metálicos con cojines en los respaldos ocupan el espacio. Hay un altar de piedra, seguramente reservado a los sermones. Según vuestra información el área estaría vacía, pero, desafortunadamente un par de guardias defensores han retrocedido hasta esta posición junto con un servitor que aloja en su torso izquierdo un rifle automático.
Imagen
La capilla desde el interior

Para bajar vais equipados con paracaídas gravitatorios que controlarán la caída. De todas maneras debéis superar un chequeo Ordinario(+10) de Agilidad o Fácil (+30) de Acrobacias, lo que os resulte más alto. De superar el chequeo habréis caído gráciles cual cabras montesas y os encontraréis de pie. Si falláis no conseguís mantener el equilibrio y acabáis rodando por el suelo, gracias a los paracaídas gravitatorios no lleváis suficiente velocidad para haceros daño pero comenzaréis el turno postrados en el suelo. La situación táctica es como sigue (La cuadrilla es de unos 3x3m). Los ventanales de la capilla os permiten ver un poco el patio interior que en estos momentos no está viviendo mucha acción

Imagen

Me he tomado la libertad de asignaros los siguientes token
Imagen
Imagen

Podéis ir declarando y haciendo las tiradas del primer turno. Si tenéis dudas con las reglas puedo poner un pequeño resumen del combate, las acciones y demás

Avatar de Usuario
igest
Portador de los dados
Portador de los dados
Mensajes: 5654
Registrado: 25 Sep 2006, 18:04
Ubicación: En lo más oscuro de la biblioteca secreta
Contactar:

Re: Capítulo I: Muerte desde el cielo

Mensaje por igest » 10 May 2019, 14:21

Andrej nunca había sido muy amigo de los viajes... ni por el vacio, ni de volar.... donde estuviese el suelo firme y estable.... Pero así eran las cosas,... de nuevo la duda de si había hecho bien en intervenir .... pero ese pensamiento rápidamente desaparecio cuando la acción comenzo a reinar a su alrededor. El descenso habíaa sido brusco y rápido, al menos para el grusto de Andrej.... el paracaidas gravitatorio había cumplido su función, pero.... una piedra en el suelo justo en el momento de apoyar el primero de los pies hizo que Andrej tropezase y acabase rodando por el frio suelo de la capilla (66 en la tirada).

Johanes, el tipo que estaba junto a el en esta misión era un tipo un paco extraño para el gusto de Andrej, pero esperaba que fuese capaz de cuidarse. De hecho, en este momento, Andrej miró de solsayo a ver si su compañero caía.... aunque tenía bien claro que ahora había preocupaciones más apremiantes... ¡no estaban sólos! El servitor parecía el objetivo más preocupantes y Andrej no había visto nunca a su compañero en las galerías de tiro practicando, así que optaría por elegirlo como su primer objetivo.... aunque antes de nada, intentaría buscar algo de cobertura tras el banco más próximo... no quería que aquel cañón automático encontrase un objetivo fácil en él... y su aterrizaje no había sido precisamente elegante.
Johanes - grito Andrej - podrás encargarte tu de esos dos guardias, el servitor es cosa mia

Avatar de Usuario
Phalan el nazi
Mutado
Mutado
Mensajes: 132
Registrado: 16 Oct 2017, 12:46

Re: Capítulo I: Muerte desde el cielo

Mensaje por Phalan el nazi » 11 May 2019, 11:20

Bien visto lo de los bancos
Los bancos por los dos lados proveen de 6 puntos armadura a las piernas cuando un personaje se encuentre de pie detrás de él o 6 a todo el cuerpo salvo la cabeza si se agachan. Una acción de movimiento es suficiente para salir de la zona de tiro y ponerse a cubierto.

Avatar de Usuario
igest
Portador de los dados
Portador de los dados
Mensajes: 5654
Registrado: 25 Sep 2006, 18:04
Ubicación: En lo más oscuro de la biblioteca secreta
Contactar:

Re: Capítulo I: Muerte desde el cielo

Mensaje por igest » 11 May 2019, 18:05

La intención de Andrej es la de acercarse agachado puesto que su aterrizaje no le ha dejado muchas opciones y no quiere que le atraviese el fuego enemigo a las primeras de cambio... quizás no nos esperaban, pero seguro que no van a compadecerse de nosotros. Aparte seguro que bien parapetado tendrá más facilidad para apuntar apoyado contra uno de los bancos.... quizás el viaje de descenso aún le tiene un poco revuelto :D

Avatar de Usuario
SrSkaven
Tentado por el Caos
Mensajes: 62
Registrado: 03 Feb 2019, 13:56

Re: Capítulo I: Muerte desde el cielo

Mensaje por SrSkaven » 12 May 2019, 16:49

"Jodida gravedad" - maldecía Johannes mientras intentaba controlar su precipitado descenso en la capilla, por un momento pensó que conseguiría aterrizar correctamente pero finalmente resbaló con ambas piernas y cayó de espaldas (44 tirada de agilidad). Miró a su izquierda y vio que Andrej no había tenido mejor suerte en su toma de suelo. Y lo que era peor, no estaban solos. Un par de guardias y un servitor, tal y como se temía el psíquico, esto no iba a ser un camino de rosas.
Johannes - grito Andrej - podrás encargarte tu de esos dos guardias, el servitor es cosa mia
Johannes hizo un gesto afirmativo a su compañero mientras se desprendía del paracaídas y buscaba cómo parapetarse con el banco más cercano de la capilla.

"El Dios-Emperador provee" susurró mientras se preparaba para el combate.

Avatar de Usuario
Phalan el nazi
Mutado
Mutado
Mensajes: 132
Registrado: 16 Oct 2017, 12:46

Re: Capítulo I: Muerte desde el cielo

Mensaje por Phalan el nazi » 13 May 2019, 02:06

Entiendo que los dos gastáis media acción para poneros incorporarse algo y parapetarse detrás de 1 banco. Aprovecho para dejar aquí la tabla de acciones de combate

Imagen

Avatar de Usuario
SrSkaven
Tentado por el Caos
Mensajes: 62
Registrado: 03 Feb 2019, 13:56

Re: Capítulo I: Muerte desde el cielo

Mensaje por SrSkaven » 13 May 2019, 22:53

Era la hora de demostrar que la inquisitriz no se había equivocado al elegirlo, y que su entrenamiento en Terra no había sido una péridad de tiempo y recursos. Parapetado tras uno de los bancos Johannes se asomó para fijar a uno de los enemigos, el guardia más cercano, a unos 30 metros le pareció el objetivo más factible. El entrenamiento con armas láser no era su fuerte, pero no estaba aquí por eso.

(Lanzo combustión espontánea con la media acción restante al guardia a 30 metros utilizando un factor psíquico de 2.)

Johannes se concentró y por unas fracciones de segundo su mente abandonó la capilla para situarse en el inmenso vacío de la disformidad. La mente de Johannes se vuelve un círculo de fuego que proyecta al interior de su enemigo, la adrenalina se dispara mientras comienza su bautizo de fuego.

(Tirada de voluntad conseguida, 41 sobre 65. Daño 8= 2+2x2)

Avatar de Usuario
igest
Portador de los dados
Portador de los dados
Mensajes: 5654
Registrado: 25 Sep 2006, 18:04
Ubicación: En lo más oscuro de la biblioteca secreta
Contactar:

Re: Capítulo I: Muerte desde el cielo

Mensaje por igest » 18 May 2019, 17:36

Tras parapetarse contra el banco más cercano Andrej ya tenía claro que debía intentar disparar rápidamente. Habían irrumpido y quizás no les esperaban así que tendrían que aprovechar ese primer instante para darles una buena lección o quién sabe si luego las cosas se podrían complicar. Así que tras recomponerse y apuntar rápidamente su rifle laser contra el servitor apretó el gatillo. No había tiempo para plegarias al emperador.... ni tampoco podía pararse a ver que sucedía con Johannes, aunque por el rabillo del ojo pudo ver como su compañero tampoco había aterrizado esperaba que lograse recomponerse rápidamente... de hecho, una extraña sensación procedente de donde estaba su compañero le dejaba claro a Andrej que cuanto menos aún parecía con facultades de usar sus "extraños" poderes.... un tipo raro ese Johannes,... Andrej recuperó el hilo de pensamientos mientras veía como su disparo contra el servitor le parecía que hacía blanco....

Andrej emplea su media acción restante en disparar con su rifle laser sobre el Servitor como ya comenté..... (Tirada d100 = 10).... lo dejo así por si hay penalizaciones, para que se pueda calcular el daño correspondiente y que nos digas como resulta :P No habrá tanta suerte de inutilizarlo a la primera de cambio :P

Avatar de Usuario
Phalan el nazi
Mutado
Mutado
Mensajes: 132
Registrado: 16 Oct 2017, 12:46

Re: Capítulo I: Muerte desde el cielo

Mensaje por Phalan el nazi » 24 May 2019, 13:12

Los dos guardias de seguridad aferraban sus escopetas con fuerza mientras sus miradas se movían bruscamente de un lado a otro según las detonaciones se escuchaban fuera en diferentes direcciones.

-"Joder, Vrextiel. En menuda nos ha metido el señor. Esto se ha convertido en una puta guerra"
-"Debimos sospechar cuando vimos que la paga era tan buena..."

Se vio interrumpido por un sonido mecánico a su derecha. Los dos hombres saltaron y vieron de frente a ellos a un servitor armado apuntándoles. El sistema de identificación funcionó y bajó el arma.
Imagen
Los guardias suspiraron aliviados. En ese momento un gran estruendo volvió a sobresaltarlos. El techo de cristal se deshacía en añicos cayendo sobre sus cabezas, inmediatamente después bajaron dos figuras con paracaídas gravitatorios. Su entrada en escena resultó impactante, a pesar de que al caer acabaron rodando por el suelo. Esto no les impidió incorporarse en un instante arrastrándose detrás de un banco.

El de la derecha de la capilla sacó lo justo la cabeza para disparar inmediatamente al servitor. El disparo fue superpreciso y el haz láser se enfocó directamente sobre su cabeza medio metálica, medio carne. El disparo desequilibró ligeramente al engendro mecánico que dio un paso atrás. El destrozo había sido considerable (Daño 12, 9+3 E), una parte de la placa metálica se hallaba ahora abierta y un cables chisporroteantes se mezclaban con la sangre.

En el otro lado de la bancada, el hombre se apoyó en el respaldo para sacar la cabeza, mientras con una mano hacia unos gestos pronunciaba unas palabras, una leve aura se iluminó alrededor de su cabeza de forma etérea. Al otro lado de la capilla los dos guardias, sin haber podido reaccionar por la sorpresa se quedaron mirando atónitos cuando, de repente, el más adelantado empezó a gritar y retorcerse, por el cuello de la chaqueta blindada azul salió humo e incluso unos pequeños grumos rojos. Tuvo que dar un par de pasos atrás y apoyarse en el altar, con cierta dificultad elevó la escopeta a su hombro para prepararse a disparar. A su lado, su compañero miraba atónito sin entender lo que estaba ocurriendo hasta que la decisión final de su compañero le llevó a tomar la misma determinación.

Los disparos y los gritos se unieron a los de fuera mientras la capilla se iluminaba con destellos y fogonazos sobre su tenue iluminación. Lo que daba un aspecto ligeramente fantasmagórico a la escena.

Finaliza el primer turno, debido a la sorpresa los defensores no han podido hacer nada este turno. Dejo más detalles en el post de Normas/reglas sobre el proceder pero podéis ir declarando vuestras acciones para el siguiente turno y usar el cyrnus para enviar las tiradas

Avatar de Usuario
igest
Portador de los dados
Portador de los dados
Mensajes: 5654
Registrado: 25 Sep 2006, 18:04
Ubicación: En lo más oscuro de la biblioteca secreta
Contactar:

Re: Capítulo I: Muerte desde el cielo

Mensaje por igest » 31 May 2019, 11:34

Andrej pudo ver como el disparo de su rifle impacto en el cráneo del servitor. Chispas y sangre una buena señal... pero aún seguía en pie. Solo durante un instante desvió la mirada hacia los dos hombres que había para Johannes. Vió como a uno de los dos le salía un extraño humo de la chaqueta... y ¿aquello rojo? ¿Que era? Por el Trono.... ¿que podía hacer su compañero? Se alegró de que ambos estuviesen en el mismo bando....

Pero no podía desconcentrarse, el servitor había dado un paso hacia atrás pero seguía en pie. Para Andrej era la prioridad así pues, sin moverse de detrás del banco en el que se había parapetado, volvió a asomarse y se preparó para apretar el gatillo.

Responder

Volver a “El Sepulcro Negro”