Ha muerto Joe Dever

joe_dever_2016-jpg-gallery

El legendario autor de fantasía, del cual hablábamos hace apenas unos días atrás, ha muerto a la edad de 60.

Joe Dever, nacido en Chingford, al norte de Londres, fue ingresado en el hospital a finales de octubre pero murió esta mañana (miércoles).
El autor tenía previsto
asistir a una convención en Lucca, Italia, pero se vio obligado a cancelar la cita a causa de ciertas complicaciones en relación con la cirugía biliar a la que tuvo que someterse en agosto, en relación con su cáncer de riñón.

Su última entrada en Facebook, escrita el 22 de octubre, decía:

“He tenido unos cuantos meses difíciles en cuanto a salud, que han hecho imposible mantener mi habitual horario de trabajo.

Sólo puedo disculparme sinceramente por la inconveniencia que esta inevitable decisión causará a todos mis leales fans italianos, que han estado esperando reunirse y charlar conmigo durante próxima semana, durante el show.

Lucca es una gran parte de mi vida y me rompe el corazón no poder estar allí para disfrutar con vosotros este año”.

Dever fue el creador de las aventuras de Lobo Solitario, una serie de librojuegos para jóvenes adultos que vendió más de 11.5 millones de copias en todo el mundo.

Todos le debemos mucho a Joe Dever, y no sólo por Lobo Solitario, prácticamente una lectura obligada para cualquier gamers de los años 80, sino también por sus artículos de pintura anteriores a Eavy Metal.

Joe Dever’s Tabletop Heroes fue una columna mensual regular de dos páginas, en la revista White Dwarf entre los números 52 (abril de 1984) y 77 (mayo de 1986), de la edición británica. Las primeras 15 se acreditaban, además, como co-escritas con su inseparable ilustrador, Gary Chalk, y aunque esos artículos sean anteriores a muchos jugadores actuales, (especialmente si son españoles), todavía están llenas de interesantes fotografías, imaginativos paisajes y una riqueza e inspiración envidiables.

Diría que se va uno de los grandes, pero lo cierto es que es eterno, pues vive a través de sus obras, ¡larga vida a Joe Dever!

Publica una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *