warhammer-old-style-graeme-davis-localizaciones

Unas palabras de Graeme Davis sobre el diseño de localizaciones en Warhammer Rol 1ª edición

A continuación podéis ver la traducción de la contestación que ofreció uno de los autores de referencia en el mundo de Warhammer Rol: Graeme Davis a una pregunta sobre el diseño de localizaciones y encuentros. El artículo original se puede leer en ingles aquí desde la página de GitGames.

Mucha gente pregunta sobre las miniaturas de Citadel y Warhammer Batallas, pero yo estoy interesado en el aspecto de Warhammer Juego de Rol. ¿Cómo crear un mundo tan realista con ideas para encuentros? Sé que esta es una pregunta complicada, es por eso que te la hago a ti un diseñador con experiencia.

Me gustaría preguntarte por cómo crear un encuentro específico del estilo de Warhammer Juego de Rol 1ª edición. Ya sabes, del estilo de: “On the boil”, “Otton printers and Millenist” o localizaciones  como las de Middenheim y Mariemburg. Por supuesto leí las guías completas, artículos y módulos del juego de rol, pero me gustaría saber como diseñar buenos encuentros para Warhammer Rol, encuentros que intriguen a mis jugadores.


Pero, ¿quizás conocías algún truco? ¿Quizás tiempo atrás tenías una serie de directrices para crear las diferentes partes de Mariemburgo?

Se cuáles son los elementos básicos, pero estoy intentando hacer algo tan impresionante como lo que tu hiciste en los años 80 o los 90. ¿Qué se necesita para hacer localizaciones de ejemplo, y que debería evitarse?

Graeme Davis:
Me he tomado algún tiempo para considerar tu pregunta. No tiene una respuesta sencilla, puesto que mi estilo ha sido siempre el de escribir por instinto en lugar de seguir un método: “flying by the seat of the pants,” como dicen los pilotos americanos. Pero espero que lo que voy a decir a continuación pueda interesarte.

De tu pregunta, supongo que estás más interesado en la creación de encuentros breves y localizaciones como las que aparecen en Middenheim y Mariemburgo. Cuando escribía esas localizaciones, normalmente empezaba decidiendo sobre qué tipo de localización iba a escribir. El tono único de Warhammer Juego de Rol requería una mezcla equilibrada de lugares mágicos y mundanos (sobrecargar todo con localizaciones fantásticas nos llevaría demasiado dentro del territorio de D&D), y a los lectores siempre parecieron divertirles esas localizaciones con – digámoslo de esta forma – olores más fuertes y una escasa higiene. Así pues, esos eran los requisitos que se asentaban en mi inconsciente como parte del estilo de Warhammer Juego de Rol. ¡Por supuesto, es necesario evitar ir demasiado lejos y hacer que cada lugar estuviese cubierto por agua de las cloacas!

A menudo la naturaleza de una localización se veía sugerida por la de las localizaciones que podían rodearla. La Plaza de las Pociones en Mariemburgo, por ejemplo, estaba principalmente formada (aunque no del todo) por negocios con una conexión mágica o alquímica. Así que una tienda donde se venían hierbas era una idea muy natural para un punto como este. La curtiduría y la tienda de cueros estaban relacionadas (no puedo recordar cual llegó primero, pero una sugirió a la otra), y así con todo. A medida que escribes, una zona comenzará a desarrollar su propia personalidad, y comenzarás a sentir que tipo de localización en concreto podría encajar o no.

Una vez elegido acerca de lo que iba a escribir, confiaba en mis estudios universitarios de arqueología para ayudarme a dibujar el mapa. No solo por un estilo de construcción convincentemente medieval, sino también para saber qué clase de espacios y equipamientos eran necesarios por el negocio. Sabía algo sobre los materiales y tecnologías utilizados en épocas medievales, pero cuando era necesario también echaba un vistazo a la tecnología del siglo diecinueve, e imaginaba como esa misma labor podría haber sido llevada a cabo en un entorno pre-industrial.

Los personajes llegaban relativamente al final en el proceso. Comenzaba escribiendo la información básica: que carreras y habilidades serían necesarias para un personaje que trabajará en un negocio concreto, cuantos obreros adicionales serían necesarios, de que tipo… A medida que trabajaba en este, relativamente, proceso mecánico, mi mente ociosa comenzaba a proporcionar a los personajes personalidad, intereses, peculiaridades de sus caracteres, y las relaciones con otros personajes y localizaciones – y estas proporcionarían oportunidades para crear interesantes historias para aventuras. Nunca consideraba que una descripción de una localización estaba completa, a menos que esta tuviera al menos tres o cuatro ganchos para aventuras. Estos eran el último paso, y se basaban tanto en las personalidades de los personajes como en la naturaleza de las propias localizaciones.

Bueno, espero que esto te pueda ayudar. Como dije al principio, esto nunca era un proceso consciente o método, sino lo que recuerdo de hace 30 años de como solía hacer las cosas.

Publica una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *