Segunda oportunidad

Somos señores del vacío, orquestamos el destino de mundos y pastoreamos hombres inferiores hasta el matadero.” –Comerciante independiente Hadarak Fel

Tras la destrucción de la torre del lamento y la implosión de la monolítica fortaleza Yu’vath, todo el sistema ha quedado libre de amenazas. Pese a la desaparición de los Yu’vath han quedado vestigios de la oscura civilización, restos de xenotecnología de gran poder que podrían reportar beneficios; además, los habitantes de la Luna Sin Nombre deben su libertad a los exploradores. En vez de trasladarlos a la penosa existencia del Paso, o a otros puertos de escala de la Expansión Koronus, existe otra posibilidad, convencerles de que iniciaran una nueva vida como súbditos del comerciante independiente. Formando una colonia habitable permanente; tal vez, como primer paso del dominio de todo el sistema. Después de todo, los personajes tienen derecho a reclamar como suyo el sistema, puesto que la ancestral Licencia de Comercio así lo dispone.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.