«Adoro a los dioses, y por su favor soy adorado a su vez.» –Havastien el Hermoso

Para iniciar una Cruzada Negra, los herejes tienen que adquirir recursos sustanciales y uno muy importante son los seguidores. Pero existe una distinción entre las masas de soldados sin rostro, mercenarios y sirvientes que un hereje puede reunir y sus seguidores. Estos, como explica el libro básico de BLACK CRUSADE, son compañeros cercanos y de confianza —al menos todo lo fiables que pueden ser los siervos de los Dioses Oscuros. Los tres talentos de seguidores del Caos y las normas complementarias presentadas en el libro básico ofrecen muchas opciones, que permiten a los jugadores crear una asombrosa variedad de seguidores con diferentes niveles de poder. Las siguientes páginas presentan nuevas opciones y reglas, que dan una mayor versatilidad. También permiten seguidores más poderosos, como los que acompañan a los campeones del Caos, y los DJs deben considerar las opciones apropiadas para su campaña. Como siempre, el DJ debe dar la aprobación final para cualquier seguidor.

De todos los siervos del Caos, los dedicados a Slaanesh son los que tienen más posibilidades de rodearse de una corte de devotos servidores, bien para alimentar el ego del hereje o ayudarle en la búsqueda de los placeres libertinos del Vórtice Aullante. Como un discípulo del Príncipe del Exceso se acerca a la perfección, lo adecuado es que las criaturas menores que acuden a él se enganchen a su estrella en ascenso.

FECHA junio 10, 2013 11:26 am

PUBLICADO POR igest

  • Autor FFG, traducción Alvaro de Sande
  • Descargas 743
  • Tipo Ayuda de juego

Colabora con IGARol

Si quieres colaborar con esta comunidad puedes realizar una pequeña donación con la cual ayudarás a que podamos sufragar el mantenimiento de la web y trabajar en futuros proyectos.

A continuación encontrarás un botón para realizar la donación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.