Regresamos con una nueva entrada del desarrollador de Warhammer el Juego de Rol Dave Allen, donde se habla de los famosos muelles de Altdorf. Si te perdiste la primera parte sobre las monstruosidades mutatens de la capital, puedes encontrarla aquí. Y la versión original en ingles publicada por Cubicle 7 de esta entrada, la tenéis aquí.

Los famosos muelles de Altdorf

¿Qué diferencia a los Garfios de los Peces? Bien, seguro que has oído ‘los Garfios son grandes en el contrabando’, pero lo son aún más en la extorsión. Los Peces no se quedan atrás en lo que se refiere a la extorsión, pero destacan como contrabandistas. Esto es bastante preciso, pero, bien, es más probable que el Garfio promedio te haga daño, mientras que el Pez es más probable que mate a todos los que conoces, incluso a tus queridos ancianos. Mientras que el Pez admitirá estar infringiendo la ley mientras te mete ladrillos en el jubón y te arroja al Reik, el Garfio dirá que romperte cada hueso de tu cuerpo ‘es su deber como buen patriota Altdorfeño.’ 

 – Gunther Schmidt, chalán del Reikerbahn

Si estás buscando protección, hacer algún trato, o has perdido a alguien, has venido al lugar adecuado. No hagas preguntas y asegúrate que nadie te siga, o acabarás durmiendo con los peces antes siquiera de que lo sepas. Para saber de verdad lo que está sucediendo en el Imperio, deberías dejarte caer por los muelles de Altdorf, intentar pescar algo del día, pero no te quedes enganchado. 

Los visitantes nobles de Altdorf creen que la ciudad es poco más que un adjunto al poderoso Palacio Imperial, mientras que los peregrinos ven a Altdorf encarnada en la gran catedral de Sigmar. Pero la mayoría de la gente sabe que el verdadero corazón de Altdorf, y del Imperio en su conjunto, se encuentra en sus bulliciosos muelles.

La gente de todo el Viejo Mundo y más allá llega aquí, atendiendo sus cargamentos y tratando de hacer negocios lucrativos. Con su plata recién ganada se ven atraidos a los espectáculos de la calle de las Cien Tabernas, donde la cerveza buena, los teatrillos y una miríada de otras distracciones les esperan.

Aquí el crimen es endémico, y la guardia portuaria del Altdorf es reconocida por romper cabezas primero y hacer las preguntas después. No es una reputación injusta, puesto que la guardia está llena de corrupción y un enfoque sumario a la justicia haría sollozar a un litigante veterano.

La guardia portuaria de Altdorf trabajando – Ilustración de Sam Manley
La guardia portuaria trabajando – Ilustración de Sam Manley

Pese a todo, sin la guardia, los visitantes estarían a merced de las dos bandas en conflicto de Altdorf: los Peces y los Garfios.

Los Peces (llamados así por su habilidad por su capacidad para apropiarse de los objetos que “se caen de los barcos”) son absolutamente criminales orgullosos. Sus líderes, jefes autoproclamados, llevan tatuajes y atuendos extraños para mostrar su lealtad a la banda. Han abierto capítulos en las ciudades ribereñas del Imperio y Mariemburgo, una franquicia de contrabando y crimen organizado.

Los Garfios (llamados así por los afilados ganchos con los que ejercen su oficio), por su parte, insisten en que se han reformado. Bajo el liderazgo consolidado del jefe de guerra Willy ‘palillo’, se han alejado de sus operaciones más abiertamente criminales. Contribullen a la brigada de vigilancia conocida como el ‘Comité de vigilancia ciudadana’, y han ganado varios contratos de prestigio trabajando en los astilleros navales.

La mayoría de los habitantes de los muelles consideran esto una farsa – los Garfios son poco menos criminales que los Peces con quienes se disputan el territorio y el trabajo de extorsión.

Miembros de las bandas de los Garfios y los Peces enfrentándose en los muelles de Altdorf – Ilustración de Yugin Maffioli
Miembros de los Garfios y los Peces enfrentándose – Ilustración de Yugin Maffioli

Descubriréis más sobre la Guardia portuaria, las bandas de los Garfios y los Peces, y que visitar en los muelles de la capital del Imperio, en el suplemento Altdorf: La corona del Imperio. Se trata de una entretenida guía de la capital de la más grande nación del Viejo Mundo de 224 páginas.

La próxima semana, desde lo más bajo a lo más alto, compartiremos información sobre los habitantes del Palacio Imperial.

Dama de la Comandancia, Venerada embajadora de Weijin en el Palacio de Altdorf – Ilustración de Yugin Maffioli
Dama de la Comandancia, Venerada embajadora de Weijin – Ilustración de Yugin Maffioli

FECHA marzo 26, 2021 6:30 am

PUBLICADO POR igest

Otros artículos relacionados

Colabora con IGARol

Si quieres colaborar con esta comunidad puedes realizar una pequeña donación con la cual ayudarás a que podamos sufragar el mantenimiento de la web y trabajar en futuros proyectos.

A continuación encontrarás un botón para realizar la donación.

1 comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.