Conspiraciones de los poderes ruinosos: Nurgle

FECHA agosto 22, 2019 11:31 am

PUBLICADO POR igest

Tras haber comenzado con Khorne, hoy queremos seguir hablando sobre los poderes ruinosos y daros algunas ideas de como llevarlos a vuestras partidas de Warhammer Rol.

El pútrido ciclo de la vida

El Señor de la Pestilencia, el Gran Corruptor. Sea cual sea su nombre, queda claro que el Padre Nurgle es el más cercano de los poderes ruinosos al Viejo Mundo. Y es que, la muerte, la enfermedad, y la corrupción del cuerpo son una realidad demasiado presente en la vida de todos los habitantes de este mundo, y son como el alimento para este dios del Caos.

Al igual que una fruta se cae del árbol y se pudre en el suelo, los cuerpos de hombres y bestias acaban falleciendo (de forma más o menos violenta). Para Nurgle y sus seguidores, los cuerpos de los vivos son los cascarones de algo más. Cuando la putrefacción venga a visitar esos cuerpos, la alegría inundará las celebraciones de sus fieles. Pero no siempre necesitan esperar a que la muerte venga a visitar a sus víctimas, pues padre Nurgle también se complace llevándola a través de las muchas enfermedades y plagas que es capaz de engendrar.

A los fieles de Nurgle no les gustan los cambios, pues eso conlleva alterar el ciclo de la vida. Un ciclo, vida-muerte, en el que las criaturas engendradas pueden ser víctimas de sus enfermedades o simplemente mueren por el paso del tiempo, para luego alimentar con esos cuerpos en descomposición, el jardín de Nurgle. Por eso, no son extrañas las rivalidades de los cultistas de Nurgle, con los del señor del cambio y la transformación, Tzeentch.

Así que enfermedad, corrupción y muerte se juntan cuando de los hilos tira el Padre Nurgle. Por eso, quizás aunque cuando uno piensa en los camposantos del Viejo Mundo como lugar para introducir a los no muertos, quizás también haya ocasión para introducir alguna conspiración que tenga que ver con este poder ruinoso. Y quizás la situación sea más delicada, quizás todo un asentamiento esté siendo objeto de las maquinaciones de los cultistas de Nurgle. A continuación os dejamos dos pequeñas ideas para presentar las conspiraciones de este pútrido dios del Caos a vuestros jugadores.

Tierra removida en el cementerio

Cuando los aventureros son abordados por un joven noble, no saben todavía cuánto se pueden complicar las cosas cuando los hilos los mueve entre las sombras el padre Nurgle.

Éste les informa de un extraño detalle que pudo presenciar cuando visitó la víspera anterior la tumba de su mujer fallecida hace apenas tres meses. Le ha sorprendido encontrase la tierra de la tumba removida y le gustaría que los aventureros investiguen. Le resultaría aterrador pensar que alguién ha podido profanar el cuerpo de su mujer y más aún en la posibilidad de que algo de todo eso pueda tener con la nigromancia y esas cosas tan terribles. Eso sí, le gustaría que fueran discretos, no quiere levantar un escándalo en torno a este suceso y que algunos de sus competidores puedan sacar partido de la situación.

Cuando los aventureros acudan al cementerio, posiblemente aprovechando la oscuridad de la noche para pasar desapercibidos, podrían descubrir que no sólo está removida la tierra en torno a la tumba de la mujer del nobe. Quizás las primeras sospechas que asalten a los aventureros inviten a pensar en que efectivamente todo esto pueda girar en torno a la nigromancia. Si preguntan al enterrador encargado del cementerio, este se muestra sorprendido y esquivo por las indagaciones. Pero lo más peliagudo es que si los aventureros deciden llegar hasta el cuerpo de la mujer del noble, encontrarán que a éste le falta sólo una parte de su cuerpo, pero el resto sigue enterrado. De hecho, si investigan alguna de las otras tumbas donde la tierra también ha sido removida, se encontrarán la misma escena repetida. En todos los casos ha desaparecido únicamente un trozo de los cuerpos. En ningún caso faltan tampoco objetos de valor, algo que podrán comprobar rápidamente con el cuerpo de la mujer del noble que conservará todas las joyas con las que fue enterrada.

¿Pero que hay en todo esto? Un culto de nurgle, estaría pagando al enterrador por permitirles recuperar trozos de cuerpos de los muertos. El enterrador había aceptado, pensando que sólo un trozo no puede suponer problemas que tengan que ver con los no-muertos, así que esas monedas extras le vendrán muy bien. Cuando los aventureros meten las narices decide informar al culto, para acto seguido desaparecer. ¿Será obra del culto? ¿Quizás ha reunido el dinero recibido en este tiempo y ha decidido buscar suerte en otra parte? Y el culto de nurgle, ¿cómo reaccionará ante la intromisión de los aventureros en sus actividades ? ¿Acaso la extraña enfermedad y la nota de advertencía que ha recibido el noble son obra suya? Y ¿para qué quieren todos esos trozos de cuerpos? Puede que estén tratando de descubrir qué partes son más susceptibles de corromperse ante las muchas bendiciones que el padre Nurgle tiene reservadas para los hombres.

Los Hijos de la condenación en acción

¡Sigmar ha muerto! O así lo creen en esta sociedad secreta de sectarios, cuyo credo reza que el dios favorecido del imperio Sigmar, ha muerto y lo ha hecho asesinado a manos de los demás dioses. Y el cuerpo divino de este dios en descomposición sería el origen de las enfermedades… Con esta idea, su modus operandi habitual es el de establecerse en las sociedades mientras propagan la enfermedad para a continuación presentar a Nurgle como la figura capaz de aliviar el sufrimiento de esas enfermedades.

Caer en una comunidad donde esta secta haya conseguido establecerse y lleve algún tiempo operando, podría ser realmente peligroso. Especialmente si, su actividad parece estar dando sus frutos. Una aldea repleta de gente enferma y el resto de personas, creyendo encontrar la salvación en una falsa figura… podría ser una escena realmente complicada de manejar. Quizás sólo haya algunos signos de esa herejía, los aventureros podrían descubrir los primeros indicios, pero quizás la mancha de la corrupción haya enraizado ya demasiado. Y no sólo eso, también podrían encontrarse con una fuerte oposición no sólo por parte de los cultistas.

La situación, podría agravarse aún más, si el culto ha empezado a intentar favorecer el aislamiento de la comunidad como último paso para transformarla y ofrecerla al padre Nurgle como una ofrenda. Porque los que rechacen el futuro que les espera serán dejados como desperdicios para alimentar a los hombres bestia.

Otros artículos relacionados

Colabora con IGARol

Si quieres colaborar con esta comunidad puedes realizar una pequeña donación con la cual ayudarás a que podamos sufragar el mantenimiento de la web y trabajar en futuros proyectos.

A continuación encontrarás un botón para realizar la donación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.